lopezFA

Fuera de carrera, sin fuerzas y lejos, muy lejos de las medallas. El primer examen del atletismo español ha terminado sin sobresaliente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en una de las pruebas en la que esperábamos una medalla: la marcha. En una prueba de 20 kilómetros marcha calificable de bizarra, el campeón europeo y mundial Miguel Ángel López ha sido undécimo y el extremeño Álvaro Martín vigésimo segundo.

Carrera asequible de ritmos constantes pero con muchos tirones. Después de alguna intentona del británico Bosworth, han sido los chinos los que han tomado la iniciativa cuando la prueba se dormía y se han hecho con las dos primeras plazas del podio. Zhen Wang se ha proclamado campeón olímpico con unos últimos cinco kilómetros formidables por delante de Cai y del australiano Bird Smith.

Por detrás, un mal día para una marcha española joven y renovada: nuestra estrella Miguel Angel López no estuvo en carrera en ningún momento y se quedó en una más que tímida undécima posición, mientras que el joven Álvaro Martín daba la cara pero se veía incapaz de responder al ataque de los chinos y quedaba el 22 pagando su valentía en el ecuador de la prueba.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.