beitia

Sin necesidad de ningún alarde, la cántabra Ruth Beitia se ha clasificado para la final de salto de altura del mundial de Pekín, donde es una de las favoritas a medalla. La discípula de Ramón Torralbo sólo ha necesitado saltar 1.92 metros (pedían 1.94) para estar en la final, mostrando mucha solidez y confianza y sin ningún error técnico.

En zona mixta, la cántabra ha asegurado que se ha sentido “fenomenal”, asegurando que “puedo estar luchando por las medallas, sería un sueño hecho realidad”. Una medalla que, según estima, estará por encima de los dos metros, y con la que le gustaría celebrar los 25 años que lleva entrenando con Ramón Torralbo, que le hacía indicaciones desde la grada: “Estaría muy bien”.

vlasic

Junto con ella, han entrado a la final todas las favoritas a pisar el pódium: las rusas Chicherova y Kuchina, además de la croata Blanca Vlasic y la polaca Licwinko.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.