Ruth Beitia sólo pudo ser séptima en la final de Pekín

La saltadora española, una de nuestras ilusiones de medalla en los pasados Juegos de Pekín, lamenta la final que tuvo que disputar en el Nido del Pájaro, donde tuvo que conformarse con la séptima plaza, al no poder superar la barrera del 1,99.

“No sé exactamente que me pudo pasar. Me quedé en el 1,99, cuando pensaba incluso la posibilidad de batir el récord de España, con 2,02. Pero no pudo ser, y se me escapó la oportunidad de mi vida en unos Juegos Olímpicos”. Ruth se lamentaba así ya que, la rusa Chicherova, fue bronce con 2,03, marca que ella consideraba como la que iba a conseguir en Pekín.

“Estaba al cien por cien y era mi oportunidad. Pero ya sólo hay que pensar en las próximas competiciones”. Ruth le queda cerrar la temporada con las reuniones de la Golden League y la final del Grand Prix si logra clasificarse entre las ocho primeras.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.