JMed_asenjoEn España le tenemos poco respeto a los récords nacionales femeninos en lanzamientos, siendo todos bastante recientes: el de peso de Irache Quintanal (18.20) en 2007, el de jabalina (64.07) de Mercedes Chilla en 2010 y el compartido de martillo (69.59) de Berta Castells (2012) y Laura Redondo (2013). Pero faltaba perderle el respeto al de disco, y gracias a Sabina Asenjo los aficionados en Castellón le hemos perdido el respeto a la barrera de los sesenta metros. Y a la de los sesenta y uno. La de Ponferrada ha desenroscado el brazo en Castellón y ha mandado el disco hasta 61.36 metros: récord de España (lo tenía ella desde hace 15 días), récord de los campeonatos y mínima para el mundial de Pekín.

Pero mínima mínima, no como cuando iba a un europeo con 57 metros pelados: mínima de 61 metros, algo que ninguna española soñó nunca con lanzar. La atleta del FC Barcelona ha empezado fuerte el concurso rozando los 60 metros y batiendo el récord de los campeonatos, y en su último lanzamiento se ha ido hasta esa marca que se ha coronado como una de las guindas del campeonato. Y ganando a la atleta chilena invitada, de esas que siempre impresionan y ganan el concurso pero no el campeonato, desvirtuando el oro.

El rugido de Sabina Asenjo ha constituido el único récord de España conseguido en estos campeonatos, aunque desde luego no ha tenido el récord de decibelios: la llegada de Caridad Jerez a meta, un suspiro por delante de Josephine Onyia en las vallas, ha levantado al estadio de sus asientos, que ha amenazado con no volver a sentarse en toda la tarde.

 

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.