Duro golpe el que ha recibido el equipo ruso de atletismo. La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha suspendido a seis de sus atletas, de las cuales cinco eran integrantes de la selección olímpica para Pekín y algunas claras candidatas a medalla. El motivo de la suspensión es la presunta falsificación de pruebas de dopaje en 2007, ya que el ADN de estas atletas no era el mismo en las pruebas pasadas en abril-mayo y en las de agosto-setiembre, durante los mundiales de Osaka.

Se realizaron unas terceras pruebas la semana pasada en Moscú que demostraron que los análisis de abril-mayo no se corresponden con el ADN real de las atletas. Este suceso provoca que las atletas que fueron seleccionadas para los Juegos Olímpicos no puedan competir en el evento.

Las seis atletas provisionalmente suspendidas son la actual plusmarquista mundial de 1.500 metros en pista cubierta Yelena Soboleva, la lanzadora de disco Daria Pischalnikova, la lanzadora de martillo Gulfiya Khanafeyeva, las también atletas de 1.500 metros Tatiana Tomashova y Yulia Fomenko, y por último Svetlana Cherkasova. Las cinco primeras eran las que tenían que disputar los Juegos en unos días.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.