Atletismo curioso (XIV)

Publicado por 24/09/13 - 19:51

Frase de la semana

“En veintidós años nuestro país sólo ha producido un buen fondista masculino, Yuriy Borzakovskiy, y el motivo es sencillo: genética. El proyecto deportivo que hoy presentamos es de naturaleza geopolítica, en colaboración con el Ministerio de Deporte y la República de Tartaristán. Estos son estudiantes, atletas serios con marcas al nivel de récord de Rusia”, Valentín Balájnichev, presidente de la Federación Rusa de Atletismo, el día que presentó a los 4 atletas keniatas que se han ido a estudiar y entrenar a Kazan (Rusia). La intención de su federación es que aprendan la cultura e idioma ruso. Para con posterioridad concederles la nacionalidad y puedan así representar a Rusia a nivel internacional.

Vídeo de la semana

http://www.youtube.com/watch?v=hobFjJVAGpg

Final de la Great North Run. Espectacular duelo de titanes entre Bekele y Farah.

Solonei da Silva, de recolector de basura a finalista en el Campeonato del Mundo

El equipo brasileño de atletismo, a falta de 3 años para la celebración de los JJOO de Río de Janeiro, no parece en disposición de dar muchas alegrías a la “torcida”. De Moscú se marcharon con 6 finalistas pero sin ninguna medalla. Sus esperanzas en la capital rusa estaban puestas en los pertiguistas, sobre todo Fabiana Murer, “Duda” da Silva en longitud y el 4×100 femenino. Al final Murer, al igual que Duda, era quinta y el 4×100 femenino se quedaba fuera de la lucha por las medallas debido a la caída del testigo. La eliminación del relevo no estuvo exenta de polémica, ya que la atleta a la que se le cayó el testigo, Vanda Gomes, achacó el fallo a la falta de preparación y esto le llevó a una apertura de expediente sancionador por parte de la federación.

José Antonio Fernandes, presidente de la CBAt (Federación Brasileña de Atletismo), se ha marcado el objetivo de alcanzar 12 finalistas en el Campeonato del Mundo de Pekín 2015. La cita previa a los JJ.OO. será una buena piedra de toque para ver el estado del atletismo carioca. De cara a sus JJOO tienen alguna opción con los atletas de Nélio Moura, entrenador de saltos horizontales que llevó a lo más alto a Irving Saladino y Higa Maggi. Tienen una buena pértiga con Fabiana Murer y un sobre todo un talentoso equipo masculino con Thiago Braz, Fabio Gomes da Silva y Augusto Dutra, que pasan mucho tiempo entrenando en Italia a las ordenes de Vitaly Petrov. La otra opción es el relevo 4×100 femenino. El equipo fuerte en relevos de Brasil, curiosamente, siempre había sido el masculino donde llegaron a ser medallistas olímpicos en dos JJOO consecutivos: Atlanta y Sídney. Ahora son la mujeres brasileñas las que tienen opciones de ser medallistas.

Fuera de las pruebas del estadio, la disciplina que más alegrías está dando a la “galera” brasileña es el maratón. Ronaldo da Costa lograba batir el récord del mundo en Berlín en 1998 al correr en 2h06:05. En los JJOO lograron la medalla de Vanderlei de Lima en Atenas, bronce que supo a poco ya que cuando lideraba la carrera en el kilómetro 36, fue empujado por un ex sacerdote irlandés, Cornelius Horan, que se abalanzó sobre él. Gracias a la ayuda del público pudo continuar en carrera y conseguir la medalla.

http://www.youtube.com/watch?v=TiA4JfOiLgY

Con posterioridad, el maratón brasileño ha tenido un referente en la figura de Marilson dos Santos, atleta que ha logrado vencer dos veces en la Maratón de Nueva York y que acababa en quinta posición en los JJOO de Londres. El gran hándicap de dos Santos es que llegará a Río con 39 años y con esa edad se hace complicado pensar que pueda estar al máximo nivel. Pero parece que el relevo generacional está funcionando en la maratón brasileña. Lograban colocar a sus 3 hombres entre los 13 primeros en Londres (dos Santos 5º, Paulo Roberto 8º y Almeida, que encabezó la prueba durante un buen rato, entró 13º). Y en Moscú lograban que Solonei da Silva entrara (6º) y Paulo Roberto (7º), llegando de la mano en 2h11:40.

http://www.youtube.com/watch?v=VVXTKzP0-WM

Sin duda la historia más extraordinaria de superación es la de Solonei da Silva que pasó en 4 años de estar recogiendo bolsas de basura a ser finalista en el campeonato del mundo. Es el ejemplo más claro del poder transformador del deporte. Su primera experiencia atlética fue una prueba de 3300 metros que corrió, por desconocimiento, con botas de fútbol. Ganó la carrera, pero los dolores musculares eran tan fuertes que le impidieron ir a trabajar al día siguiente, así que decidió dejar de correr.

solonei-da-silva

Solonei trabajaba en la recogida de basura y no fue hasta 2009, dos años más tarde de su primera incursión y a los 27 años de edad cuando se tomó en serio el entrenamiento. Se celebraba una prueba de 10 km en Penápolis, su ciudad, y Solonei no resistió la tentación y participó, esta vez con calzado adecuado, logrando entrar 3º y llevándose un premio de 100 reales (33 €). Esta prueba le abrió la curiosidad por el atletismo y empezó a participar en las carreras populares del interior de São Paulo, su estado. Necesitaba dinero para pagar el alquiler de su piso y creyó que el atletismo le podía reportar unos ingresos extra. El atleta brasileño narra con humor sus primeros pasos dentro del atletismo y cómo compaginaba entrenamientos con trabajo: “Incluso cuando trabajaba continuaba corriendo, si tocaba entrenar yo entrenaba, pero si trabajaba corriendo detrás de un camión de la basura, eso también era un entrenamiento”, bromeaba Solonei. El atleta brasileño narra cómo en repetidas veces tuvo que escapar corriendo de los perros que acechaban las escombreras de basura que estaban sobre el suelo ya que, en muchas zonas de recogida, las bolsas de basura estaban en el suelo.

Su preparación dejó de ser autodidacta cuando se puso en manos de un entrenador. “Después me pagué un entrenador que procedía de la gimnasia artística, que además era profesor de Educación Física y me empezó a orientar. Tenía cierta experiencia ya que había practicado la carrera a pie”, relataba Solonei.

Con escasamente un año de entrenamiento logró quedar tercero en la media maratón de Sao Paulo (65:29) y corrió en 29:17.8 un 10.000. En 2010 afrontaba su primera maratón, la de Porto Alegre, donde lograba vencer con un registro de 2h15:45. En octubre de 2010, y con poco más de un año en el mundo del atletismo, la Cámara Municipal (Ayuntamiento) de Penápolis lo condecoró con la medalla Ayrton Senna. A llegar los triunfos es cuando decide “profesionalizarse” y dejar de la lado su anterior profesión para centrarse exclusivamente en los entrenamientos.

Parte del éxito y de su progresión fue gracias a su nuevo entrenador, Clodoaldo Lopes do Carmo, antiguo obstaculista que lleva las riendas de, entre otros atletas, Kleberson Davide. El año 2011 lo inauguraba con su primer título internacional, al lograr el campeonato sudamericano de cross en Asunción (Paraguay) y lograba un nuevo tope personal en la maratón al correr 2h11.32 (4º Padua), lo que le permitía ganarse un puesto en la selección carioca que iba a participar en los Juegos Panamericanos de Guadalajara (México). Días antes de los Juegos más importantes del continente Americano, decidía hacerse profesional y centrar toda su preparación en una prueba que se presumía dura debido a las condiciones en que se iba a correr, sobre todo por la altitud de la ciudad mexicana (1500 metros sobre el nivel del mar). El maratoniano brasileño superaba el calor y la altitud y se colocaba en cabeza en el kilómetro 20 y no abandonaba esa posición hasta el final, para lograr vencer con un registro de 2h16:37. Entraba en meta con la bandera de Brasil en la mano y conseguía aventajar en 35 segundos al colombiano Diego Colorado. Era, además, la cuarta victoria consecutiva para un atleta brasileño en los Juegos Panamericanos, sucediendo en el palmarés a Valderlei de Lima y Franck de Almeida.

En 2012 intentó conseguir plaza en el equipo olímpico brasileño, pero su marca de 2h14:57 en la maratón de Londres lo dejaba fuera de toda opción, así que preparó la maratón de Sao Paulo. En la maratón más importante de su estado lograba vencer a los africanos consiguiendo un registro de 2h12:25. Con su victoria paulista lograba conjugar, en parte, la decepción que supuso su exclusión olímpica. A final de año tenía previsto acudir a la maratón de Nueva York, pero el huracán Sandy le impidió su participación, así que optó por la Maratón de Valencia aunque su resultado no fue satisfactorio al correr por encima de las 2h22.

El mayor desafío de este año era lograr clasificarse con su país para Moscú. Y el objetivo lo lograba en el maratón de Seúl, en concreto en la Seoul Internacional Marathon, ya que Seúl tiene dos maratones importantes al año. Su registro en la capital coreana fue de 2h12:48. La prueba se disputó a mediados de marzo, lo que le permitió preparar la maratón moscovita con tiempo. Su preparación fue metódica, guiada por Clodoaldo do Carmo, que cuenta con la ayuda del Laboratório de Bioquímica del Ejercicio (Labex). Sus entrenamientos se suelen realizar en Paipa en Colombia, a 2500 metros de altitud y en Moscú hizo lo que suele ser habitual en su preparación y se marchó a entrenar a tierras colombianas. Su resultado fue extraordinario y en un puesto muy cercano al del mejor brasileño en la historia de los Campeonatos de Mundo, el bronce Luiz Antonio dos Santos que consiguió en Gotenburgo en 1995. Su entrenador considera que su trabajo como recolector de basura le ha ayudado mucho a ser el corredor que es hoy en día: “Bien o mal, Solonei recorría 20 km día sí, día no. Y eso le dio mucha potencia aeróbica”, dice Clodoaldo. “Preciso dejarlo más rápido y más fuerte. Por eso paso muchos entrenamientos trabajando su velocidad y su técnica”.

Solonei opina igual que su entrenador: “El servicio era extenuante, ya que necesitas fuerza y resistencia. Muchas veces cargabas pesos desproporcionados en una mano o en otra. En Penápols (su ciudad) es un servicio que cubre cerca de 40 kilómetros cuadrados. Es lógico que existan paradas y en una recogida normal realizaba 20 km. Considero que ese trabajo me ayudó para convertirme en un atleta profesional”.

El sexto del mundo en la maratón del Campeonato del Mundo de Moscú se muestra feliz con los logros alcanzados y, desde su humildad y sin perder la sonrisa declaraba: “Sólo estar integrando la selección brasileña es un hecho que para muchas personas puede parecer común, pero es una gran victoria. Estoy orgulloso de haber sido recolector de basura. Antes recogía basura y ahora estoy con la selección de mi país. Mi sueño principal es el de estar en unos JJOO, claro, es el sueño de todo atleta. Pero yo ya me considero victorioso con los logros que he alcanzado”, afirmaba el atleta brasileño.

Su reto más importante será en los JJOO de Río de Janeiro en 2016. En Guadalajara y en Moscú demostró que es un atleta que compite bien en situaciones extremas. Los JJOO en su país serán una gran oportunidad inmejorable para que volver a brillar delante de sus compatriotas.

Leer más sobre:   Atletismo de éliteAtletismo nacionalMoscú 2013

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate