La extraordinaria saltadora rusa, Tatiana Lebedeva, desea seguir saltando. Sus dolores en el tendón de Aquiles (que arrastra desde 2005) han sido uno de los motivos que le han hecho plantearse su retirada. La rusa, además de extraordinaria deportista, está estudiando en la Academia Diplomática de Moscú. Hecho que le hace muy difícil en algunos momentos el compatibilizar su carrera deportiva con la estudiantil. Además es miembro del Parlamento en Volvogrado. Allí se encarga de los aspectos referidos al deporte y a la cultura.

Volviendo al plano atlético, probablemente, este 2010 la veamos competir más en la prueba de longitud que en la prueba de triple salto. Una prueba esta última mucho más agresiva para las articulaciones -y para los tendones- que la longitud. Su intención es competir en la recién creada Diamond League (que sustituye a la Golden League, y que ella misma ya ganó en 2005) y también tiene la mente puesta en el Europeo de Barcelona a finales de julio.

Si nos alegrábamos de la vuelta a las pistas de la campeona olímpica en salto de altura, la belga Tia Hellebaut, nos reconforta también saber que tenemos Lebedeva para un rato largo. Tan largo como sus saltos.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.