Hoy te presentamos otra forma de trabajar la zona abdominal y la zona lumbar.

Túmbate boca arriba, sobre el suelo o, para estar más cómodo, sobre una colchoneta. En este ejercicio es importante el punto de apoyo, así que colócate en un sitio en el que por detrás de la cabeza tengas un  punto para agarrarte (ya sea una barra, una farola o similar). En el caso de carecer de ese punto de apoyo, puedes colocar los brazos sobre la misma colchoneta y a los lados de las caderas (como en la imagen), aunque tendrás que poner especial atenión en no ayudarte con las manos. Que toda la fuerza salga de los abdominales.

Con las piernas juntas y rectas, levántalas flexionando las caderas y la cintura hasta hacer un giro de 180º, de modo que las piernas queden sobre tu cabeza. En esa posición, volver a la posición inicial sin que los pies lleguen a tocar el suelo de nuevo y repetir el movimiento. Haz varias series de entre 10 y 15 repeticiones.

Abdominales y lumbares en vídeo

Un post de Redolat Team y Foroatletismo.com.

Más en Foroatletismo | Fortalecimiento running: abdominales + lumbares.

2 Comentarios

  1. Hola, comprendo que para entrenarse para correr, es importante ejercitar los flexores de la cadera (grupo psoas ilíaco), pero creo que para evitar malentendidos, deberían distinguirse de los abdominales. En el ejercicio que aquí se muestra, desde mi forma de verlo, el recto abdominal trabaja en tensión isométrica, trabajando realmente los flexores de la cadera. No hay problema en realizarlo siempre que se sea consciente de esto y de que es necesario hacer ejercicios para la zona lumbar y unos adecuados estiramientos del psoas. El recto abdominal trabaja cuando se produce un acercamiento del esternón hacia la pelvis o viceversa.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.