Aprende a elegir tu objetivo perfecto

Publicado por 04/11/13 - 18:25

Cómo planificar objetivos temporada

Ir detrás de un reto es una manera de motivarte y de dar rienda suelta a todo tu potencial siempre que esté planificado a medida de tus capacidades y habilidades físicas y mentales. La clave reside en establecer metas que sean reales, alcanzables y lo suficientemente exigentes. No te vayas a poner un objetivo demasiado ambicioso porque correrás el riesgo de caer en la frustración e incluso podrías terminar lesionado.

¿Uno o varios objetivos?

Tener objetivos múltiples te ayudará a incrementar las posibilidades de lograr objetivos individuales más complejos, por ejemplo: entrenar para mejorar tu marca de 5K aumentará tu velocidad en una prueba de 10K o de medio maratón; correr para perder peso puede darte el suficiente kilometraje como para apuntarte a tu primera carrera y poder terminarla sin dificultades; hacer cuestas para fortalecer tus piernas puede ofrecerte la suficiente resistencia como para afrontar un maratón…

En este artículo se pretende que te hagas una idea aproximada de qué es lo que deberías hacer según la meta que quieras alcanzar, dependiendo del objetivo que tengas en mente. Si entrenas tres veces por semana (como mínimo) y quieres convertirte en un corredor más fuerte y seguro de sí mismo, dirige tus entrenamientos hacia los siguientes objetivos:

Perder esos kilos que te sobran

Cuanto más tiempo estás dando zancadas, más calorías quemas. Si normalmente trotas unos 20 minutos, añade varios segmentos más de un minuto trotando y otro caminando e incrementando el tiempo poco a poco hasta llegar a 45′ – 60′ en total.

Termina la sesión caminando durante diez minutos y, los días que no corras, anda alrededor de una hora.

Seguir un plan de entrenamiento

Planifícate cuatro entrenamientos en tu plan semanal. Por ejemplo, correr entre 30 y 45 minutos mediante cambios de ritmo, un rodaje corto de 30′ rodando 15′ a ritmo de competición, una tirada larga y un día de series largas.

Si te pierdes un entrenamiento, nunca te rindas, sólo asegúrate de que vas a cumplir con el próximo entrenamiento y no intentes recuperarlo quitándote tiempo de descanso.

Aumentar la distancia de la tirada larga

Las carreras largas aumentan la resistencia, hacen que las distancias cortas parezcan más fáciles y queman una mayor cantidad de grasa. Cada dos semanas, reduce la velocidad de tus rodajes habituales alrededor de 1’30” y aumenta la distancia unos 3 – 4 kilómetros. Por otro lado, en semanas alternas, reduce la distancia total de tu tirada larga a la mitad.

Competir por primera vez

Las carreras son una fuente de motivación. Una competición es una de las principales razones que debe dar sentido al entrenamiento. Prepárate aumentando la longitud de tu recorrido largo hasta que puedas cubrir la distancia de la carrera de forma cómoda.

Si te resulta alcanzable, intenta correr parte del recorrido de la carrera en tus rodajes cortos de entrenamiento, especialmente en aquellos tramos que te puedan resultar más intimidatorios como, por ejemplo, terrenos con muchos desniveles, superficies inestables o zonas técnicas.

Más en Foroatletismo | Márcate correctamente los objetivos.
Más en Foroatletismo | 4 objetivos para el corredor principiante.

Leer más sobre:   Entrenamiento

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate