Algunos corren para batir su propia marca personal, otros como vía de escape contra los problemas de la vida diaria o para mantener la forma física. Lo que es cierto es que, a día de hoy, el running forma parte de la vida de muchos deportistas ya que es una de las actividades más sencillas y completas al mismo tiempo, y es que sus beneficios lo convierten en uno de los deportes más practicados por hombres y mujeres en todo el mundo.

Correr tiene muchas ventajas: elimina grasas, tonifica, mejora la resistencia cardiorespiratoria, estimula la agilidad, mejora tu resistencia a la fatiga, mejora el equilibrio mental, te proporciona felicidad… Son muchos los beneficios de correr de forma regular:

Mejora la salud cardiovascular

Correr es la forma más sencilla y efectiva de obtener una adecuada salud cardiovascular. Bastan 30 minutos diarios y unos tres o cuatro días a la semana para mejorar tu capacidad cardiorespiratoria a corto plazo.

Te hace más feliz

Entre sus múltiples beneficios, destaca la sensación de bienestar que produce. Incluso una caminata a ritmo moderado puede liberarte del estrés al generar endorfinas (las hormonas de la felicidad), unas hormonas que actúan como neurotransmisores que logran inhibir la transmisión del dolor (lo que también te ayudará a reducir tu mal humor), liberar hormonas sexuales y regular el apetito.

Correr te permite pensar de forma relajada, te ayuda a aclarar las ideas y a despejar la mente, además, con la práctica notarás que esa pesadez en las piernas disminuye y la fatiga se va reduciendo a medida que vas realizando las siguientes salidas.

Es accesible

No necesitas inscribirte en un gimnasio, no necesitas contar con nadie, es fácil de aprender y no cuesta empezar ya que no es necesaria mucha información previa para poder realizar una carrera continua.

Se trata del deporte aeróbico más fácil de practicar, tan solo necesitarás calzarte unas buenas zapatillas y ropa deportiva cómoda para poder practicarlo. No importa dónde vivas, siempre podrás encontrar un lugar adecuado para mover tus piernas y ponerte a correr.

Te hace perder peso

Perder peso o ganar peso, puedes lograr cualquier objetivo que te propongas a través de la carrera. Si quieres fortalecer tus piernas bastarán unas cuestas, series, cambios de ritmo y entrenamientos a ritmo de competición; y si quieres perder peso, la carrera continua es la más indicada. Las tiradas largas de fin de semana deberían estar presentes en cualquier programa de control de peso.

En buena compañía

Se puede practicar con amigos, familiares o todos al mismo tiempo. Hay programas de entrenamiento para niños, para mayores de 50 años, en función de la distancia que quieras competir, por la playa, por la montaña, de noche, de día…

Correr promueve la amistad y la socialización en cualquier lugar, momento y hora del día.

Limpia los pulmones y las arterias

El ejercicio aeróbico realizado con regularidad es el más eficiente para limpiar las arterias de posibles impurezas. Si eres fumador y te estás planteando dejar de serlo, entrenando durante más de un par de años (cifra que puede variar en función de las cantidades que acostumbrabas a fumar y del tiempo en el que eras fumador activo) y dejando de lado los pitillos podrías llegar a limpiar tus pulmones totalmente.

Tonifica músculos y fortalece huesos

No solo se fortalecen los músculos del tren inferior, también se fortalece la espalda, el abdomen y los brazos, además de beneficiar a los huesos, mejorando su capacidad de refuerzo. Piensa que estás diseñado para andar y correr, y no hacerlo puede derivar en problemas físicos.

Más en Foroatletismo | Los beneficios de correr.
Más en Foroatletismo | Consigue los beneficios de correr rápido sin pisar una pista.
Más en Foroatletismo | Rodar “lento” es fundamental.

3 Comentarios

  1. Si, pero para enganchanser a esto, no deberás salir 1 día al mes, o empezar 4 días y esperar a sentirte mejor.
    Ponte un horario, se consciente que algún día no tendrás ganas de salir, pero aún así deberas hacerlo y llegará el día, que vuelvas de correr y veas que ¡no estás cansado!. Ahí empezará el disfrute y las ganas de repetir.
    Insisto, el engancharse y salir con ganas, no se consigue con la cabeza, sino con las piernas, corriendo suave con esfuerzo de salir a la calle y luego llegará.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.