24 horas antes del maratón

Seguro que, a 24 horas de correr un maratón, no quieres tirar al traste todo el entrenamiento por el que has pasado. Aunque es probable que no te pegues una noche de juerga ni te intoxiques con una comida en mal estado, en estos momentos incluso una situación poco importante se puede mostrar ante ti como un gran problema. El día previo a un maratón, anímate y esconde ese supersticioso que llevas dentro, en esta entrada te enumeramos algunos consejos para que no lo estropees durante las últimas 24 horas:

El día anterior

Hidrátate durante todo el día, lleva a mano una botella de agua para beber tres litros. Come frutas como kiwi, naranja y uvas, todo ello para mantener un buen estado de hidratación y evitar la ansiedad por los nervios pre-competición.

Después de comer, revisa tu plan de carrera, piensa en la estrategia a seguir y el ritmo que quieres seguir en todo momento. Utiliza imágenes mentales donde te imagines corriendo fuerte y acabando rápido la carrera. Después de esta visualización, no vuelvas a pensar y hablar sobre el tema, es importante no obsesionarse ya que podrías sobreactivar el sistema nervioso simpático y tener problemas por la noche mientras duermes, dificultando el sueño.

La cena de la víspera

Tu misión será la de recargar combustible suficiente. No debes pegarte el atracón, la cena debe ser ligera.

Elige comidas con hidratos de carbono complejos como la pasta o el arroz para recargar las reservas de glucógeno y facilitar el sueño. Incorpora algo de proteínas suaves como pescado a la plancha y toma yogur de postre.

A la hora de dormir

Es vital comprobar el equipo para estar tranquilo. Deja tu ropa de carrera preparada en una silla, coloca el dorsal en la camiseta con los imperdibles, el chip en las zapatillas, la vaselina a mano, los geles, etc.

Procura ponerte dos alarmas para despertarte a tiempo, puedes confiar todo lo que quieras con tu biorritmo pero más vale prevenir en esta fecha tan especial. No hay nada peor que despertarse cada dos horas a mirar el reloj para vigilar en cada momento si es la hora de levantarse.

La mañana de la carrera

Tómate una ducha calentita y termina con agua templada-fría, te despertará de forma suave y te ayudará a calentar los músculos y mejorar la flexibilidad de los mismos. Después, ve a por el desayuno. Tras 8 horas de sueño, el azúcar en sangre está por los suelos, por eso debes desayunar (procurando que sea entre 2 y 3 horas antes de la carrera). Sé prudente y no te llenes el estómago, deja un ‘hueco’.

Un desayuno de maratoniano consistiría en un zumo de naranja natural, un yogur con pasas y cereales, terminando con un té verde (o un café) y un plátano.

Justo antes de la carrera

Mientras estás esperando la salida, relaja tus músculos y libera tensiones. Piensa que no vas a esprintar y no tienes necesidad de contraer toda tu musculatura, relájate porque tienes 42 kilómetros por delante.

Por otro lado, elimina esos pensamientos negativos tales como: ‘hace mal tiempo’, ‘debería haberme puesto mi camiseta de la suerte’, ‘he dormido mal’, ‘me ha sentado mal algo’, ‘me noto algo raro’, etc. Piensa solo en todo el esfuerzo que te ha llevado a pisar la línea de salida y, sobre todo, ¡en cómo pasarás triunfante la línea de meta!

Más en Foroatletismo | Termina el maratón sin darte con el “muro”
Más en Foroatletismo | 9 consejos para afrontar la semana previa al maratón

1 Comentario

  1. Estoy realizando entrenos para mi primera maraton con un plan de esta web (excelente por lo demás)y he tenido un problema las veces que llevo mas de 20 kms, bueno me cuesta un poco decirlo pero ahora me hice el valiente, resulta que se me produce un ardor en la zona de los genitales que no se como eliminar, al rato tengo que detenerme y volver a mi casa caminando con las piernas abiertas, es bastante incomodo. ¿Que se puede hacer?

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.