Descansa andando

Correr no lo es todo, el descanso es tan bueno como jugar al tenis, nadar, ir en bici, etc.; hay muchas formas de descansar y entrenar al mismo tiempo. Por ejemplo, si cambias correr por andar, tu estructura ósea te lo agradecerá con creces, no es lo mismo depositar que impactar con tu peso en los pies.

Andar no significa que no estás haciendo ningún esfuerzo. Precisamente por hacerlo todos los días, apenas se le da importancia, pero andar tiene numerosos beneficios y puede ser una excelente opción cómo parte de tu periodo de descanso. Si te pones a andar durante una hora al día, los beneficios que puedes obtener pueden ser bastante significativos.

¿Estamos diseñados para correr?

Para que correr fuera un movimiento natural, necesitaríamos otros dos puntos de apoyo y un centro de gravedad más bajo. Solamente con dos apoyos, nuestra estructura vertical tiene los desplazamientos condicionados y, aunque somos rápidos (pregúntale a Usain Bolt), la velocidad del ser humano es insignificante comparada con la del mundo animal.

Por otro lado, el hombre ha llegado a correr hasta 200 kilómetros seguidos, y eso no hay ser vivo capaz de igualarlo, si bien es verdad que hoy en día contamos con equipamiento (zapatillas, mochilas, textil…) que permite hacer tan extremas hazañas.

Correr es malo, andar no

Seamos realistas: correr es malo, es negativo para tus articulaciones, columna y músculos. De hecho, correr provoca lesiones deportivas, y andar no.

En un maratón puedes dar cerca de 30.000 zancadas, lo que suponen 15.000 impactos de cada pie contra el suelo. En cada paso, el pie tiene que soportar tu propio peso y, si hicieras números, contarías toneladas de peso soportadas durante un maratón.

Por muy bien que esté diseñado el pie, la carga recibida es brutal, y las repercusiones de las zancadas que empiezan en el pie se derivan a las piernas hasta que, poco a poco, se van extendiendo a las caderas, columna vertebral y sistema nervioso.

Cómo descansar andando

¿Qué efectos tiene andar en los periodos de descanso? De vez en cuando, es necesario parar y recuperar el organismo, biomecánicamente hablando. Ten en cuenta que andando liberas a tus músculos y tendones de las tensiones sufridas, además de afrontar con un mayor rendimiento los posteriores entrenamientos.

Andando una hora al día podrás mantener el peso y el tono muscular y todas esas molestias, inflamaciones y dolores que aparecen en carrera, terminarán desapareciendo. Se puede decir que el entrenamiento continúa pero de manera mucho menos agresiva. La manera correcta de descansar andando es haciéndolo a un ritmo medio/alto, pero tampoco llevándolo a una situación extrema. Si eres capaz de andar a 8 km/h, quédate en 7 km/h.

Más en Foroatletismo | Termina el maratón sin darte con el “muro”.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.