Los entrenamientos de velocidad están muy demonizados, pues exigen gran fortaleza física y no son la devoción de muchos corredores populares. Aunque es cierto que son muy sufridos y analíticos, pueden llegar a ser muy divertidos. Los entrenamientos de calidad no tienen porqué ser monótonos ni aburridos, en absoluto.

En los entrenamientos de velocidad encontrarás una buena forma de dar un impulso a tu forma física, pasarás a otro nivel ya que aprenderás a manejar ritmos más vivos y conseguirás correr más rápido de lo habitual. Para que tus entrenamientos de velocidad no se conviertan en un trabajo muy aburrido, el secreto es hacer los ejercicios muy amenos y creativos, así que te dejamos unos cuantos “juegos” de velocidad:

El clásico “gato y ratón”

Te hará falta un compañero. Primero, corred ambos despacio a ritmo conversacional y durante unos 5 minutos para calentar. Posteriormente, y sin previo aviso, el líder cambiará el ritmo según lo desee, mientras que el que le persigue intentará permanecer lo más cerca posible.

Después de un intervalo de entre tres y cinco minutos, recupera durante un par de minutos a través de trote suave, cambia los roles y repite el ejercicio tantas veces como queráis.

Adelantamientos “sorpresa”

Es una variante del anterior solo que, en esta ocasión, el perseguidor puede pillar al líder por sorpresa y atacarle con un inesperado cambio de ritmo. El perseguidor correrá rápido (nunca al máximo) para pasar al líder y mantener un ritmo durante 20 segundos. El líder intentará estar siempre cerca, al finalizar, te tomarás un minuto de descanso e intercambiarás roles, es decir, el líder ahora será el perseguidor. Repite el ejercicio tantas veces como te permitan tus piernas.

Ponte en cabeza

Tras un buen calentamiento, y en grupos de tres o más corredores, sal a correr en línea a un ritmo fácil de mantener y que resulte, a todos, fácil de llevar durante un minuto.

Posteriormente, el último corredor pasa a la primera posición de la fila y mantiene la cabeza de grupo durante un minuto. Tras una pequeña pausa para recuperar el aliento (30”), se reanuda la marcha y se repite de nuevo el ciclo (el último pasa a ser el primero) y, así, sucesivamente, hasta que todos los miembros del grupo hayan sido cabeza de grupo.

Progresivos

Corre mediante trote suave durante unos diez a modo de calentamiento, después, incrementa el ritmo en carrera durante 10 pasos y mantén esa velocidad unos 20 pasos más. Por último, frena y anda durante un minuto. Repite la misma secuencia entre 3 y 5 veces.

Es una buena manera de terminar tus rodajes suaves. Cada semana, y a medida que te vayas sintiendo cómodo, añade más aceleración o más pasos a tus progresivos.

¿Por qué hacer entrenamientos de velocidad?

No va a pasarte nada si no incluyes entrenamientos de velocidad en tus sesiones de entrenamiento. Aunque el trabajo de velocidad te hace más fuerte, hay muchos corredores que nunca salen de su zona de confort, y tal decisión es perfectamente respetable.

Los entrenamientos de calidad están concebidos para corredores que busquen alcanzar su mejor forma física y lograr marca personal. Por otra parte, si pretendes jugar, no deberías correr todo lo rápido que puedas en este tipo de entrenamientos-juegos, piensa que la fatiga deteriorá tu técnica de carrera y correr al límite puede incrementar significativamente el riesgo de lesión.

Más en Foroatletismo | Métodos para entrenar la velocidad
Más en Foroatletismo | 11 trucos que te harán correr más rápido

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.