La frecuencia cardíaca (FC) expresada en pulsaciones por minuto (ppm) es el indicador más habitual que se utiliza para interpretar la intensidad de los entrenamientos en un ejercicio cardiovascular.

Sin embargo, algunas veces se utiliza de forma incorrecta, no se entienden las fluctuaciones o no se le saca todo el partido, por eso en este artículo verás cuáles son los factores de influencia en la medición de la FC y, en base a ellos, sabrás cómo interpretar la información que te da el pulsómetro de una manera eficaz para sacarle el máximo provecho.

Género

El tamaño del corazón en la mujer es menor, de un 85% – 90% respecto al del hombre, sobre todo por el menor tamaño de las estructuras corporales. Si se expresa en relación al peso corporal, el resultado es inferior también.

Al tener un corazón de menor tamaño, el volumen sistólico y la cantidad de sangre que se bombea también se reducen, por ello el corazón de la mujer se ve obligado a trabajar más. De ahí que las mujeres, en igualdad de condiciones, tengan frecuencias cardíacas algo superiores que los hombres (entre 5 y 9 ppm más, aproximadamente).

Posición del cuerpo

Cuando estás en posición de pie, la fuerza de la gravedad dificulta el retorno venoso, lo que representa un esfuerzo considerable para el corazón, que actúa aumentando su frecuencia de contracción. Por otro lado, el trabajo realizado por encima de los hombros (trabajo de pesas en sala de musculación) también incrementa considerablemente las pulsaciones.

Sin embargo, en posiciones horizontales (natación) o sentados (ciclismo), la fuerza de la gravedad afecta mucho menos a la sangre que circula por las venas y arterias. Por esta razón, las personas que se inician en el cardio, antes de empezar a correr deberían empezar por ejercicios aeróbicos en posición sentada, como es el caso del remo o el ciclismo.

Estimulación del sistema nervioso

La sobreactivación del sistema nervioso a nivel simpático varía según el momento, tipo de actividad, hora del día, etc.  Seguro que has notado alguna fluctuación en tu FC de un día para otro realizando la misma actividad, estas variaciones son producidas, en gran medida, por las alteraciones del sistema nervioso.

Edad

La frecuencia cardiaca en reposo (FCR) va descendiendo con la edad y la frecuencia cardiaca máxima (FCMáx) se alcanza entre los 8 y 10 años. La diferencia entre FCR y FCMáx es mayor después de la pubertad y va descendiendo a medida que cumples años.

Hora del día

Las variables temporales también afectan al número de pulsaciones por minuto, por ejemplo: por la mañana tendrás más pulsaciones que por la tarde; después de comer (mientras haces la digestión) -y en función del tipo y cantidad de comida que hayas ingerido- puedes llegar a tener entre un 10% y un 30% más de FCR; y el cansancio o el sueño disminuyen las pulsaciones (por eso, cuando duermes, se alcanzan los picos más bajos).

Temperatura y altura

Cuanto más calor, más altas serán las pulsaciones, de la misma manera cuanto más frío, menos pulsaciones.

Además, cuanta mayor sea la altura en la que estés, menos oxígeno tendrás en el aire y habrá más dificultad para respirar, por lo que el corazón tendrá que bombear más para obtener la misma cantidad de oxígeno y aumentará tu FC.

Factores psicológicos

El estrés, estados de ansiedad, miedo, excitación sexual… todos estos factores (y muchos más) aumentan la FC, en algunos casos pudiendo aumentarla de manera importante y sin realizar actividad física al mismo tiempo.

Sin embargo, la concentración, calma, satisfacción o técnicas de relajación pueden ayudarte a rebajar las pulsaciones a través de un buen control del ritmo cardíaco.

Somatotipo

La composición corporal también influye en la FC, de manera que las personas más altas y delgadas tendrán menor FC que los más bajos y con sobrepeso. Por otra parte, los mesomorfos (personas musculadas) tendrán mayor FC que los ectomorfos o endomorfos.

Más en Foroatletismo | Entrena conociendo tu índice de recuperación cardíaca.
Más en Foroatletismo | ¿Entrenas de manera eficaz? Tu corazón te lo dice.
Más en Foroatletismo | Cómo bajar las pulsaciones.

1 Comentario

  1. A mi lo que me sube peligrosamente las pulsaciones cuando entreno es cruzarme con una morenaza, ja, ja, ja. Super interesante el artículo. Supongo que la alimentación también influye en una mayor frecuencia cardíaca, como por ejemplo una dieta rica en grasas y sal, por la formación de ateromas o placas que engrosan las arterias, repercutiendo en un sobre esfuerzo para nuestro corazón.
    Saludos!

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.