Los ejercicios de movilidad articular son parte importante del calentamiento porque te sirven para aumentar la frecuencia cardíaca, prevenir lesiones (como desgarros de tendones), favorecer la amplitud de la zancada y los movimientos que hagas posteriormente entrenando.

Realiza cinco minutos de movilidad articular antes de correr y pondrás a punto a tu cuerpo para una buena sesión de running, para correr con seguridad y con buena amplitud de movimientos. Ten en cuenta que, para desempeñar correctamente estos ejercicios, debes completarlos sin tirones ni movimientos bruscos. Si los realizas de la manera correcta, notarás cómo aparece un calor localizado en la articulación que estés trabajando:

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.