Bursitis

La bursitis supone la inflamación de la zona sinovial que rodea las dos prominencias óseas que forman la parte de la articulación de la cadera. También puede afectar a la parte inferior de la pierna.

Síntomas: es probable que haya dolor y sensibilidad, aunque a menudo no se aprecia una lesión muy evidente. Suele producir una ligera molestia cuando se está en reposo, aunque en los casos más graves lo que hay es un fuerte dolor al correr. Es muy probable que los movimientos de la cadera se vean limitados.

Causas: una vez más, la sobrecarga, aunque puede agravarse con una contusión o enfermedades como una infección o una artritis.

Tratamiento: pese a que recurrir al reposo y al hielo puede ayudar, las lesiones crónicas necesitan un examen médico completo, antiinflamatorios y, posiblemente, una inyección de cortisona.

Prevención: un calentamiento adecuado y una rutina de estiramientos limitará el esguince que suele producir la bursitis.


Esguince

Este impreciso término puede suponer la lesión de los músculos, los ligamentos o los tendones que rodean la articulación de la cadera con la cabeza del fémur.

Síntomas: suele aparecr dolor al realizar un movimiento determinado, aunque también puede haber sensibilidad o espasmos musculares.

Causas: sobrecarga de la articulación de la cadera, a pesar de que no poder realizar todos los movimientos con ella aumenta la posibilidad de lesión.

Tratamiento: reposo, aplicar hielo y un masaje de hielo servirán de ayuda. En etapas más avanzadas puede emplearse fisioterapia, estiramientos y calor para apoyar la recuperación.

Prevención: estiramientos y un entrenamiento sensato.


Esguince de ingle

Se trata de una denominación que abarca muchos tipos de lesión de la zona de la ingle, como hernia, osteítis de pubis (inflamación de la articulación de los huesos del pubis), desgarro del músculo aductor (que une los muslos entre sí) o lesiones de los músculos de la parte anterior de la cadera.

Síntomas: puede sentirse dolor en las ingles, el abdomen o los muslos al mover la cadera.

Causas: una cadera mal entrenada, con falta de movimiento completo, aunque las hernias aparecen cuando se les antoja.

Tratamiento: si descansar, aplicar hielo, hacer estiramientos y la fisioterapia no producen un pronto alivio, hay que hacerse un examen médico. Las lesiones crónicas tardan más en curarse. En caso de necesitar cirugía para una hernia, hay que operarse cuanto antes.

Prevención: como en todas las lesiones de esta zona, un amplio abanico de movimientos limitará la probabilidad de lesión.

Volver al foro
Volver a la página principal