Una buena idea antes de irte de vacaciones consistiría en deshacerte del estrés y de todos sus efectos negativos. Un buen masaje a tiempo te podría ayudar a mejorar el aspecto y a reequilibrar tu mente. Si estás buscando deshacerte del estés, recuperar la buena cara, eliminar toxinas, o simplemente disfrutar, te decimos cuál sería tu tratamiento ideal:

Eliminar el estrés

Necesitas un tratamiento que te ayude a desconectar de tu rutina y de todos tus problemas. Elige aquellas terapias en las que los movimientos aplicados sobre tus músculos sean suaves y no produzcan mucha presión muscular.

Claros ejemplos de masajes relajantes pueden ser el masaje relajante coreano (a través del cual te realizarán ligeras tracciones para estirar la musculatura) y el masaje californiano (en el que también se incorporan estiramientos suaves acompañados por balanceos y movimientos circulares y envolventes).

Eliminar la fatiga

Puedes optar por cualquier tratamiento que se adapte a tu tipo de piel y que, además de eliminar los rastros del cansancio, trate de subsanar los problemas cutáneos cotidianos más habituales tales como las irritaciones o los granitos, gracias a aceites esenciales y cremas eleboradas con rosa mosqueta, barro blanco, etc.

Por ejemplo, para eliminar los síntomas del cansancio vendrían bien tratamientos faciales con algas marinas o plantas con propiedades medicinales, reflexología facial o acupuntura.

Eliminar toxinas

Necesitas un tratamiento que favorezca el drenaje de los líquidos que tienden a acumularse en diferentes zonas del cuerpo, muy especialmente en el bajo vientre.

Existen tratamientos con chocolate, masajes aromáticos con diferentes fragancias, envoltura con algas, baños de lodo e incluso de café… consisten en una envoltura corporal que calma el estrés y estimula los sentidos (en el caso del café, gracias a su intenso y agradable aroma).

Si te decides por la envoltura con algas, tras un peeling exfoliante te aplican baños de contraste para aumentar el metabolismo y sudar, lo que contribuirá a eliminar toxinas.

Tonificar los músculos

En este caso se requiere de un tratamiento enérgico que complemente tus sesiones de gimnasio y que profundice en tu musculatura.

Ten en cuenta que este tipo de tratamiento puede hacer “pupita” al principio, los movimientos son potentes y se trabaja ejerciendo mucha presión muscular, así que la sesión puede resultar un poco molesta. Un claro ejemplo para activar la circulación y reconfortar los tejidos consistiría en la aplicación de un masaje deportivo.

Disfrutar

Elige varias técnicas cuya finalidad tengan proporcionar el máximo relax y bienestar, pero pon un poco de tu parte: relájate y desconecta para garantizar el éxito del tratamiento. Personalmente, he probado el tratamiento con piedras volcánicas y, no es que haya conseguido llegar al Nirvana, pero sí que es posible que mente y cuerpo lleguen a alcanzar un punto de equilibrio casi perfecto.

La efectividad de cualquiera de los tratamientos citados dependerá en gran parte de las técnicas utilizadas, de los materiales empleados y, sobre todo, de la pericia del profesional.

Más en Foroatletismo | Evita lesiones con el masaje de descarga.
Más en Foroatletismo | Las claves para darte un buen masaje deportivo.
Más en Foroatletismo | Los 9 pasos para recuperarte de una carrera.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.