El golpe de calor no debe ser pasado por alto por los corredores, sobre todo cuando se recorren largas distancias, aunque también es frecuente entre ciclistas y futbolistas, por lo que todos ellos tendrán que cuidar el aumento de la temperatura corporal.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes cuando se produce un golpe de calor es la confusión y el delirio, aunque también se pueden presentar convulsiones y en el caso más avanzado, entrar en coma.

Un claro síntoma es el aumento de la temperatura central a 41 ó 42 grados centígrados. Además, la piel está seca porque se corta la sudoración.

Si no se trata a tiempo el golpe de calor puede derivar hacia complicaciones varias, como ictericia, insuficiencia renal, hipotensión, colapso del sistema circulatorio, diarrea acuosa o incluso lesión cerebral o arritmias.

Prevención

La prevención de las lesiones por calor es muy importante. Lo principal es usar el sentido común y no hacer esfuerzos a altas temperaturas, además de evitar en la medida de lo posible las horas en las que el sol pega más fuerte. Ingerir líquidos es lo más importante para evitar la deshidratación, y si es necesario hidratarse incluso durante el entrenamiento.

Tratamiento

Hay que enfriar al corredor que esté experimentando un golpe de calor, lo mejor es usar agua tibia y movimientos de aire. En cuanto sea posible, llevar al lesionado al hospital para que el personal cualificado siga con el enfriamiento y el equilibrio hidroelectrolítico.

Más en Foroatletismo | Consejos básicos para correr en verano.

1 Comentario

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.