El músculo psoas ilíaco es el flexor más fuerte de la articulación de la cadera. Tiene su origen en las vértebras lumbares y en la cara interna del hueso de la cadera y la inflamación en él puede aparecer por un entrenamiento de fuerza con pesos y flexión de las rodillas, por correr en cuestas, andar por nieve, chutar el balón en el fútbol, carreras de vallas, carreras de obstáculos o remo, principalmente.

Síntomas

  • Dolor en la inserción del tendón en el fémur, aunque es difícil de demostrar esta sensación dolorosa en un músculo individual.
  • Dolor en la ingle al flexionar la cadera contra resistencia.
  • Sensación de tensión y tumefacción en la ingle cuando se inflama la bolsa y el tendón del músculo.
  • Posible “ciclo de dolor”.

Tratamiento

El atleta debe reposar hasta que el dolor desaparezca. Para la recuperación se puede ayudar de un calentador y aplicar calor local en la fase aguda.

El médico puede prescribir antiinflamatorios y es recomendable acudir al fisio para la planificación de un entrenamiento estático. Además, esta lesión se suele tratar con la administración de infiltración esteroidea en su inseción muscular, previa quince días de reposo.

Para evitar entrar en el ciclo del dolor, pues esta es una de las lesiones que “invitan” a ello, es de prima necesidad reposar inmediatamente (en cuanto se noten signos de inflamación en los músculos de la ingle), pues de lo contrario el proceso de curación puede prolongarse hasta llegar al punto de convertirse en una lesión crónica.

5 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.