Aprende a leer las etiquetas de los alimentos

Publicado por 12/02/13 - 21:04

Aprende a leer las etiquetas de los alimentos

Tomarte unos minutos para leer las etiquetas de los alimentos que vas a comprar, te permitirá seleccionar de forma adecuada los más sanos y quizá te lleves alguna que otra sorpresa viendo la composición de los alimentos, descubriendo que ese alimento que pensabas que era sano, resulta ser todo lo contrario. Además, leer las etiquetas te ayudará a hacerte una idea aproximada sobre la relación calidad/precio del producto.

¿QUÉ INFORMACIÓN LEER?

Por norma general, en el etiquetado debe aparecer, por una parte, y de forma clara y concisa, la información general (características esenciales del producto): el nombre del producto, las características, composición, modo de fabricación, cualidades y cantidad de nutrientes del producto.

Por otra parte, también debe aparecer la información nutricional que pone a tu disposición la información sobre las características nutritivas del alimento, los nutrientes que contiene, las calorías que aporta cada uno, la cantidad de fibra, vitaminas, minerales, sales minerales, proteínas, carbohidratos, etc. De forma breve, deberías de fijarte en los siguientes aspectos:

– Observaciones o datos de interés: alimentos que puedan ser intolerables o alérgicos para algún tipo de personas.

– Estado de conservación: cómo cocinar el alimento y en qué lugar mantenerlo, teniendo en cuenta su humedad y temperatura. Mirar la forma de conservación resulta fundamental para evitar estados de contaminación, porque hay determinados productos que, una vez abiertos, deben permanecer un tiempo prudencial en la nevera, o fuera a determinada temperatura.

– Ingredientes: la composición nutritiva del alimento, los porcentajes de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales (aquí te puedes fijar en los ingredientes poco saludables que pueda contener el alimento). Normalmente se organizan de forma descendente y, generalmente, cuantos menos ingredientes tenga el alimento, más sano será.

– Fecha de caducidad: importantísima para tu salud y seguridad es la fecha de vencimiento de todos los alimentos que vayas a comprar.

– %VD: se trata de la cantidad diaria recomendada y se representa en la etiqueta del producto a través de un porcentaje en la porción de cada nutriente. El %VD se basa en las recomendaciones para una dieta de 2000 Kcal. Es decir, a diario, se aconseja a un adulto que requiere 2000 Kcal, consumir determinada cantidad de nutrientes. Por ejemplo, si un producto refleja un 25%VD, posee gran cantidad de calorías, pues solamente el consumo de este alimento cubre el 25% de las calorías que necesitarías durante el día.

– Información nutricional: con este apartado de la etiqueta podrás saber la cantidad de calorías que posee el alimento (expresadas en Kcal). Si un producto tiene más de 200 Kcal en 100 gramos, estará concentrado en energía, lo que favorecerá una dieta hipercalórica. Por otro lado, si un producto posee menos de 100 Kcal en 100 gramos, tendrá una energía que favorecerá una dieta hipocalórica.

Por último, comentar que en la información nutricional también se hace referencia al tamaño de la porción, con sus respectivas proporciones de carbohidratos, fibra, azúcares simples, proteínas, grasas (cuáles saturadas, mono y poliinsaturadas, cuáles transgénicas y cuáles insaturadas), vitaminas y minerales. De esta manera, podrás elegir el alimento en función de tus preferencias. Para organizar tu consumo por cantidades, por ejemplo, si la porción viene definida en una porción de 100 gramos pero vas a consumir sólo la mitad, divide toda la información nutricional por dos.

CONSEJOS PARA ELEGIR EL PRODUCTO

Lleva cuidado con el colesterol y con el sodio, su exceso en tu organismo puede incrementar las posibilidades de sufrir alguna alteración cardiovascular, de forma que deberías reducir su ingesta.

Vigila la información nutricional de los alimentos que prometen tener grasa reducida (o que son light, bajos en grasas), ya que puede ser que sean bajos en grasa pero que no sean necesariamente saludables. Siempre es recomendable que el producto no supere el 30% de grasa. Además, si deseas mantener una dieta baja en grasas deberías seleccionar ingredientes con menos de 15 gramos de grasas por cada 100 gramos de porción de alimento.

Respecto a los hidratos de carbono, es conveniente que el producto no supere el 10% de contenido en azúcares.

En cuanto a la fibra, es importante consumir diariamente unos 30 gramos de fibra. Un producto con una buena proporción de fibra podría contener unos 10-12 gramos de fibra por cada 100 g.

Más en Foroatletismo | La lista de la compra del corredor.
Más en Foroatletismo | Aprender a comprar en el supermercado.

Leer más sobre:   Nutrición

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate