226ERS Productos - Polvos

Terminamos el repaso a los productos de 226ERS haciendo un análisis de las tres bebidas que tienen: Recovery Drink, Energy Drink, Isotonic Drink que, junto con las Salts y las Barritas y Geles que ya hemos ido presentándoos, configuran un catálogo que cubre las principales necesidades que tenemos la mayoría de los que practicamos deportes de resistencia.

Como el resto de productos de la marca, son productos elaborados con materias primas de la mayor calidad, que cuidan muchísimo temas como el sabor y la digestibilidad, que no contienen gluten y tienen azúcares sólo en el caso de que sea imprescindible (ninguno de estos tres contiene azúcares) y que siempre intentan buscarle una vuelta de tuerca que les permita tener un factor diferencial respecto al resto de productos similares.

Por ejemplo, el Isotonic Drink contiene beta alanina para inhibir el ácido láctico, el Energy Drink contiene l-carnitina y taurina para estimular el metabolismo de grasas y producir una vasodilatación que ayude a mejorar la oxigenación muscular… pero, bueno, no adelantemos acontecimientos y vayamos viéndolos uno a uno en detalle.

Recovery Drink

20121109 - 226ERS Productos - Recovery Vainilla Web

Tan importante o más que el machaque al que hayamos sometido al cuerpo (entrenamiento o competición) es el hacer una adecuada recuperación y, aunque ésta la podemos hacer de mil maneras y recurriendo a muchos medios, cada día tenemos más opciones para poder realizarla de una forma rápida, sencilla y equilibrada, simplemente recurriendo a algunos de los preparados de recuperación “todo en uno” que nos aportan de una tacada casi todo lo que necesitamos para la mayoría de los casos.

Sin embargo, aunque la mayoría de ellos puede hacernos un buen apaño, no está de más prestarle un poco de atención a lo que necesitamos porque no todos son iguales, ya no sólo en cuanto a su mejor o peor calidad, sino en cuanto al objetivo que buscan unos u otros.

Hay miles de teorías relacionadas con la recuperación y, como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo y en 226ERS han decidido darle un enfoque un tanto diferente al que le dan el resto de marcas y han apostado por una proporción de hidratos de carbono y proteínas 1:1 frente a los 3:1 ó incluso 4:1 de otros preparados similares.

La proporción de ambos nutrientes es muy elevada, con un 45,80% de HC de amilopectinas de última generación y 44,60% de proteínas ultrafiltradas y de rápida absorción. La razón de esta proporción está en el hecho de que, tras el ejercicio, lo más probable es que sigamos ingiriendo alimentos con mayor presencia de hidratos de carbono, con lo que la proporción de proteínas en relación con ellos va disminuyendo progresivamente, por lo que es conveniente realizar un primer aporte elevado de proteínas de rápida asimilación.

Cada toma se prepara mezclando 50 gramos de polvo (cuatro cazos) en 250 mililitros de agua o leche desnatada y nos aporta (teniendo en cuenta únicamente los polvos): 22’90 gramos de proteínas, 22’30 gramos de hidratos de carbono (ninguno en forma de azúcares) y 3’50 gramos de grasas.

A esto hay que añadir un aminograma bastante completo que también incluye una buena dosis de aminoácidos ramificados (BCAA’s) en la proporción clásica 2:1:1 (l-leucina, l-isoleucina, l-valina) y, además, cierta cantidad de l-glutamina y de l-arginina.

20121109 - 226ERS Productos - Recovery Detrás Composición

Se disuelve con mucha facilidad (incluso en agua o leche del tiempo) aunque es aún mejor si está templado, y con café con leche está riquísimo aunque, si se va a hacer con algo caliente, hay que llevar un poco de cuidado si se mete dentro de un mezclador porque gana algo de presión y al abrirlo puede darnos un sustillo y salpicar.

Queda con una textura intermedia, aunque tirando más bien a líquida (no queda tan densa como algunos batidos de proteínas) y la digestibilidad es perfecta o, al menos, yo no he tenido ningún problema al utilizarla, ni siquiera en los días en los que he tenido que engullirla como un pavo a toda prisa después de entrenar o alguna vez en la que no he tenido el estómago muy allá.

Para las pruebas, hemos “degustado” el de vainilla y la verdad es que, aun marcando claramente el sabor, es bastante equilibrado y lo marca sin llegar a saturar, incluso contando con la influencia del resto de “potingues” que lleva (la presencia de BCAAs a veces extraña a los que no están habituados a este tipo de bebidas porque le da un olor y sabor bastante característico). También está disponible en fresa y chocolate.

Su uso básico, como os podéis imaginar es el de después del machaque pero, por su composición, textura y demás, también puede utilizarse para el “durante” cuando son esfuerzos prolongados si se quiere aplicar una estrategia de ir reponiendo proteínas e hidratos de carbono (esto no he podido comprobarlo en mis carnes porque no meto tantas horas de machaque pero me fío completamente de la fuente que me ha dicho que lo utiliza de este modo con cierta asiduidad).

Por supuesto, también puede ser utilizado antes del ejercicio porque en apenas 250 mililitros (poco más de un cuarto de quilo si consideramos los cincuenta gramos que añadimos de polvo) estamos metiendo un aporte muy completo de nutrientes, aminoácidos, l-glutamina, l-arginina, etc., y, como hemos comentado, partimos de una carga de proteínas bastante alta que nos facilitará la estrategia de reposición durante el ejercicio ya que nos podremos concentrar, en la mayoría de los casos, en aportar únicamente HCs, sales y líquido.

Conclusión: El Recovery Drink es un preparado “todo en uno” con un aminograma muy completo, que incluye BCAAs, l-glutamina y l-arginina y que nos permite realizar un aporte rápido de hidratos de carbono y proteínas tras el ejercicio pero que destaca sobre los demás por poseer una proporción 1:1 entre hidratos de carbono (amilopectinas de última generación) y proteínas (de alta calidad y rápida absorción). Gracias a su composición, textura y digestibilidad da juego para utilizar en cualquier momento: antes, durante o después del ejercicio.

Precio: 23€ (bote 500 gramos).

Energy Drink

20121109 - 226ERS Productos - Energy Mandarina Web

Para poder “merecernos” el Recovery Drink del que acabamos de hablar, primero hay que darle machaque al cuerpo y para eso necesitaremos echar combustible así que, ¿por qué no seguir dentro de la familia y tirar del Energy Drink?

Es una bebida eminentemente energética que contiene principalmente amilopectinas de última generación, lo que hace que se pueda disponer rápidamente de la energía que proporciona ya que su paso por el estómago es muy rápido y no produce picos de insulina ya que carece de azúcares.

También tiene una pequeña cantidad de l-carnitina y de taurina que ayudan a estimular el metabolismo de las grasas y a producir cierta vasodilatación que mejoran, en cierta medida, la oxigenación muscular. Hay que tener en cuenta la presencia de estos dos componentes por si acaso, tanto por la suma de efectos que se puedan producir con otras cosas que tomemos como por el hecho de que a algunas personas parece que no le termina de ir muy allá la taurina.

Además, aunque contiene una buena cantidad de vitaminas, la cantidad de sales que incluye no es tan alta como otras bebidas energéticas (es una bebida hipónica) para evitar posibles efectos “saturadores” al tomar otro tipo de productos que ya puedan contenerlas.

Es decir, está enfocado para situaciones en las que tenemos una alta demanda de energía durante la práctica de alguna actividad deportiva pero se centra, sobre todo, en esa faceta energética, dejándonos libertad para complementarla con otras bebidas, (por ejemplo, el Isotonic Drink que veremos a continuación), pastillas de sales (por ejemplo, las Salts, que ya hemos analizado anteriormente) o similares que nos aporten los iones que necesitemos.

La concentración de sales de este Energy Drink está pensada para que la absorción de sus nutrientes sea lo más rápida posible y para que no se sature nuestro organismo, ni con la propia bebida, ni por la posible interacción con otros productos que podamos ingerir que, en caso de que incluyeran sales en su composición (la mayoría de barritas, geles y bebidas los incluyen), podrían llegar a producir problemas gástricos (asimilación más lenta o incluso gastroenteritis).

Como os podéis imaginar, su uso principal es para el “durante”, especialmente en actividades con alta demanda energética y, aunque su uso viene muy determinado por la actividad, condiciones exteriores, nuestra capacidad para asimilarla, etc., la recomendación general (tal como nos indican desde 226ERS y en la etiqueta del bote) es la de tomar entre 500 ml y 800 ml cada hora en tomas de 150 ml – 200 ml cada 15-20 minutos. Es decir, teóricamente, la pauta más o menos estándar que siempre se menciona cuando se habla de bebidas energéticas y que luego debemos ir adaptando en función del prueba-error que hayamos ido realizando cada uno de nosotros.

20121109 - 226ERS Productos - Energy Composición

No obstante, otro uso muy importante que tiene es el de servir para realizar una buena carga de hidratos previa a la realización de ejercicios de larga duración porque nos permite realizarla sabiendo que el riesgo de picos de insulina es menor que con otros productos y que, gracias a la taurina y a la l-carnitina, vamos a ir “animando” al organismo para que estimule el metabolismo de las grasas, algo de lo que probablemente acabemos tirando si es una actividad de larga duración.

Está en sabores limón, frutos rojos y mandarina y el que nos ha tocado “degustar” ha sido este último. El sabor es muy bueno, marca lo justo, ni empalagoso, ni quedándose corto como si fuera un zumo rebajado (agua a la que se le han echado unas gotas de algo sólo para darle un ligero sabor).

Lo he intentado probar en varias situaciones y tanto recientito y a temperatura ideal como después de llevar hecho unas cuantas horas y a una temperatura algo calentura, se deja tomar muy bien (esto último es algo a tener en cuenta ya que es como seguramente nos va a tocar tomarlo muchas veces y algunas bebidas se vuelven un suplicio bien porque les cambia mucho el sabor, porque se amargan, porque se quedan en el fondo del bidón los polvos y pierde el sabor, etc.).

Se prepara diluyendo 50 gramos del producto en 500 mililitros de agua y, como hay que echar cuatro cazos como el que viene dentro del bote, hay que utilizar un bidón con algo más de capacidad porque, si no, hay que andar con bastante cuidado para que no rebose (es mejor usar un bidón de los de 700 ml que son los que normalmente usamos casi todos en vez de uno chiquinín de 500 ml – 600 ml).

Lo que me ha llamado la atención respecto a otras bebidas energéticas es que espesa ligeramente el agua una vez que lo has disuelto. Ojo, es muy sutil y apenas llega a ser como algunos zumos, pero me ha parecido curioso porque no pasa con todas.

Sin duda, un “must” para los aficionados a las grandes “cabalgadas” (léase tiradas largas a pie, en bici, etc.) o para los que gusten de hacer carga energética previa a esas tiradas o en las competiciones tirando en ambos casos básicamente de bebidas líquidas.

Conclusión: El Energy Drink es una bebida energética hipotónica que nos ofrece, por cada 500 ml de bebida preparada, unas 200 Kcal de energía obtenida a partir de amilopectinas, con una baja carga de sales minerales y una pequeña presencia de l-carnitina y taurina, con lo que estamos ante una gran bebida para utilizar en actividades físicas de media-larga duración en las que vayamos a generar una alta demanda energética. También muy útil para realizar cargas energéticas previas a la actividad física.

Precio: 19€ (bote 500 gramos)

Isotonic Drink

20121109 - 226ERS Productos - Isotonic Frutos Rojos Web

Por último, para completar la terna de polvos de 226ERS, no podía faltar la bebida isotónica pero, como en el resto de productos de la marca, no se han limitado a sacar un producto cualquiera o “como los demás” sino que le han dado su toque personal que, en este caso significa que, a pesar de ser isotónico, la carga energética que contiene es significativamente menor que la que tienen otras bebidas similares.

Si el Energy Drink está pensado como una bebida eminentemente energética con una baja cantidad de sales, el Isotonic Drink está pensado prácticamente en el sentido opuesto: baja carga energética y alta carga de sales.

Ojo, no me refiero a que sea lo opuesto ya que a nivel de sales no es hipertónica sino isotónica y a nivel energético, no es una de esas bebida de “solo sales” sino que contiene cierta cantidad de hidratos de carbono (más o menos la mitad de carga calórica que el Energy Drink).

En su composición también se ha utilizado amilopectinas de última generación, con lo que se sigue manteniendo el principio de rápido vaciado gástrico, asimilación rápida de energía, menor riesgo de picos de insulina, etc.

En cuanto a la proporción de sales, ésta es de las que tiene sodio y potasio en proporciones similares, una cuarta parte de magnesio y un ligero toque de zinc. Además, incluye cierta cantidad de beta alanina que actúa como inhibidor del ácido láctico, lo que contribuye en parte a retrasar la fatiga.

Es decir, es una bebida ideal para esfuerzos con una duración suficiente como para tener que recurrir a reponer líquidos pero que realizamos a una alta intensidad, con lo que necesitamos inyectarnos en vena tanto la energía como las sales minerales (al ser isotónico, no necesitamos añadir sales desde ninguna otra fuente).

La pauta de uso vuelve a ser la “estándar” de 150 ml – 200 ml cada 15-20 minutos de manera que tomemos 500 ml – 800 ml de bebida preparada cada hora (siempre dependiendo del resto de factores: intensidad, temperatura, humedad, etc.).

Puede sernos de mucha utilidad en actividades de larga duración si lo combinamos con otras fuentes energéticas que no contengan muchas sales y, de hecho, una de las mejores formas de complementarlo es junto con el Energy Drink y, la he estado probando en la bici llevando un bidón de cada y tomando sorbos alternativamente de uno y de otro sin tirar de ninguna otra cosa en todo el entrenamiento y la verdad es que parece que funciona bastante bien.

Está en dos sabores (limón y frutos rojos), se prepara disolviendo 20 gramos de polvo en 500 mililitros de agua y se disuelve bastante bien salvo que el agua esté muy fría, en cuyo caso es posible que quede algún que otro grumo (ojo, esto sólo me ha pasado al prepararlo en un vaso removiéndolo con cuchara porque si se hace en un bidón y se le pegan unos buenos meneos, no pasa apenas).

El sabor es muy agradable: fresco, suave, marcando el sabor pero sin empalagar ni saturar y, de hecho, destacaría sobre todo esa sensación de frescura, que ayuda a quitar la sed (algo que no todas las bebidas consiguen) porque, si no, al final dejas de beberlo porque te empalaga.

Y lo bueno es que ese sabor se mantiene incluso en condiciones paupérrimas (léase hecha poco menos que hecha sopa, calentuja a rabiar).

No tengo posibilidad de medir la capacidad de absorción pero juraría que se digiere rápido y muy bien (seguramente gracias a la baja cantidad de hidratos de carbono, que hace que sea poco más que agua con las sales) incluso cuando tienes que tomarla yendo a tope, casi sin poder respirar.

Mencionar que también es de mucha utilidad como bebida para tomar al terminar la actividad física ya que nos ayuda a reponer rápidamente las sales que hayamos podido perder y no nos satura el estómago con grandes cantidades de hidratos, con lo que podemos seguir suplementando con la fuente de carbohidratos y/o proteínas que mejor nos funcione.

Esto último es de especial interés también en épocas de mucho calor ya que llega un momento en el que ya no podemos seguir tomando bebidas isotónicas estándar porque nos estaríamos metiendo demasiados HCs en el cuerpo (mal por la gran cantidad de Kcal que metemos y porque acabamos saturando el estómago) y, sin embargo, con ésta podemos rellenar los depósitos de sales sin llegar a saturarnos de esa manera.

Conclusión: El Isotonic Drink es una bebida isotónica que nos aporta las sales minerales que necesitamos (teóricamente no es necesario recurrir a otras fuentes) pero con un bajo aporte energético proveniente de amilopectinas, con lo que estamos hablando de una bebida especialmente indicada para tomar en esfuerzos de alta intensidad en los que necesitamos que tanto energía como sales pasen a estar disponibles en el organismo a mucha velocidad. Muy útil también para utilizarlas en situaciones en las que la temperatura es muy alta ya que se digiere muy bien incluso estando calentuja y porque al tener poca carga energética, no se satura el estómago aun tomando mucha cantidad.

Precio: 17€ (bote 500 gramos)

15 Comentarios

  1. p3dry47, depende de lo que busques en cuanto a la concentración de energía y sales.

    Si quieres algo con sales y pocos HC, Isotonic Drink de 226ERS… si quieres algo con sales y algo más de HC (la cantidad que suelen tener, que ronda las 150kCal por 500 ml), el Hydrate de Isostar.

    A mí me gusta más que la bebida de sales vaya cortita de energía porque eso ya lo meto vía geles u otras cosas así que el Isotonic Drink me gusta mucho.

  2. willfredo, como te he puesto en la prueba de las sales, pregunta en el formulario de contacto que tienen en la web de la marca porque parece que en la web nueva no tienen enlazado aún esa sección de puntos de venta.

  3. Perdona willfredo, que me he dado cuenta de que no puse ningún ejemplo :-S

    No soy de la zona pero, en principio, tienes seguro en : evaSion Running, Trienjoy, Newbody, Distance, … tienen bastante representación en BCN.

  4. Yo tomo el recovery de vainilla pero después de leer el artículo voy a probar también el energy a ver que tal me va. Yo vivo en un pueblo algo perdido de la mano de Dios así que por super comodidad lo pillo en internet en http://www.nutriendurance.com. Además alguna vez les he llamado para hacerles consultas sobre nutrición y se ve que los tíos controlan.

  5. A mi Isostar no me gusta. Demasiado comercial, usan colorantes,… y el sabor deja mucho que desear. Igual no soy muy objetivo. Prefiero Infisport, 226ers y keepgoing

  6. asturballer, el Recovery Drink de fresa no lo he probado pero me imagino que estará rico.

    El Isotonic Drink de frutos rojos es el que está descrito en esta prueba.
    A mí es el que más me ha gustado porque se sale del típico naranja o limón y no es nada empalagoso o dulzón como otros de frutos rojos, que parecen golosinas.
    Es decir, marca sabor claramente, bastante conseguido y no empalaga.

  7. Buenas Morath,

    De cara a hacer carga de carbohidratos los días previos a una maratón (jueves, viernes y sábado) entiendo que el energy es una buena solución para tomar por ejemplo entre comidas, no? Lo recomendarías también para beberlo justo antes de empezar la prueba?

    Muchas gracias y saludos.

    • Milito, para la carga de HCs, teóricamente el Energy, que es que es puramente energético y lo combinaría con el de las natillas de noche. Para tomarlo antes, prefiero el Isotonic drink, para no saturar pero, si no, el SUB 9 Energy Drink porque así metes también la sales y algo de proteínas.

        • Milito, todo eso depende de cada uno, del tipo de prueba, de la estrategia que se quiera seguir, de cómo se combine con otras cosas…
          Por ejemplo: yo no hago nunca carga de hidratos y por la mañana / tarde del día de la competición, antes de la carrera, me gusta llevar un bidón / botella preparado con Isotonic Drink e ir bebiendo, pero no suelo acabármela, voy combinando con agua según la sensación de hambre. Pero no busco alimentarme en ese rato sino simplemente mantener un poquito despierto al sistema digestivo, levantarle un pelín la insulina.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.