Seguimos analizando a fondo la gran variedad de opciones que ofrecen desde 3Action Sport y, en esta segunda pasada, vamos a darle un repaso a tres productos que podríamos encuadrar dentro de los destinados a servir como fuente rápida de energía instantánea, para poder tomarlos cuando se va con la maquinaria a toda pastilla.

Tenemos la opción del gel energético (Energy Gel), una bebida energética que ya viene preparada y que se toma directamente del envase (Energy Drink) y unas gominolas que estarían a mitad de camino entre las barritas energéticas y los geles energéticos (Carbofruit).

Como ya os anduvimos presentando a la empresa en la prueba de las barritas energéticas, vamos directamente a la prueba de estos tres productos.

Energy Gel

3Action Sports Productos - Energy Gel

En la presentación general de 3Action Sports comentamos que se han esmerado mucho en poder ofrecer unas buenas alternativas para los productos más demandados y de mayor uso en los deportes de resistencia (como comprobamos en la prueba a fondo de las barritas energéticas) y, como os podéis imaginar, con esa filosofía no podían hacer menos en la parte de los geles energéticos.

Por la pinta que tienen y, tras tenerlos en la mano, uno se espera un gel más bien líquido (por el tamaño, por cómo se mueve lo de dentro al menearlo cerrado…) pero al ir a tomarlo resulta que no lo es tanto. No sé bien cómo describir la textura porque tampoco es que sea espeso (como, por ejemplo, los de cierta marca de referencia que seguramente nos viene a todos a la mente cuando hablamos de geles espesos), umm… quizá lo más aproximado sería decir que es una especie de sirope muy rebajado, casi líquido.

El sabor es de fresa y grosellas, eso está claro, aunque no es muy natural y me recuerda a algunas mermeladas light de esos dos sabores (más bien a las de grosellas, que suele ser un sabor más indefinido que el de las de fresa) pero, ojo, que no es que tenga mal sabor, ni mucho menos, sino simplemente es que tiene ese gusto y lo que sí es muy bueno es que se puede tomar aunque esté calentujo porque no se nota nada ácido así que tienes la garantía de que no repite si tienes reflujo (he tenido la suerte de tener un eructo de esos que van con regalo y no me ha quedado el picor en la garganta), no da mucha sed al tomarlo, no empalaga nada, no se hace empalagoso…

Es decir, digamos que de cara al sabor está más enfocado a ser práctico que a ser sabroso como hacen otros geles que parece que buscan más cautivarte por el sabor que por otra cosa (a los que sean golosones o gusten de sabores muy marcados, seguramente no les entusiasme y lo noten algo falto de fuerza).

Cada 100 gramos aportarían unas 299 kcal provenientes de 74’6 g de hidratos de carbono (16’2 g de azúcares), sin nada de proteínas ni grasas y con una pequeña fuente de potasio, sodio, fósforo y calcio y, como cada gel tiene 25 mililitros, podemos echar la cuenta rápidamente dividiendo entre cuatro esas cantidades, lo que nos da unas 75 kcal y 18’65 g de HC de los que 4 g son de azúcares.

Es decir, son unos geles energéticos con un tamaño ideal para tomar de una tacada porque son cantidades que se asimilan perfectamente en una única toma y sabemos que nos va a dar energía rápida gracias a la glucosa y la maltodextrina pero que también va a ser una fuente continuada y que va a durar cierto tiempo gracias a la propia maltodextrina y la palatinosa.

Al romper el envase (es fácil porque tiene un buen cacho para morder) queda adecuadamente roto y, al no ser demasiado líquido ni venir lleno a tope, no hay riesgo de que se te vierta encima, de hecho, hay que estrujarlo con lo que puedes controlar cuánto tomas y da para darle un par de chupetones por si quieres parar a echar un trago entre medias (viene bien si hace mucho calor) o si quieres tomar sólo medio.

Para correr a saco, me gustan algo más líquidos pero si hay tiempo para tomarlos (por ejemplo en pruebas largas, ritmos medios o para antes de empezar) está muy bien y, como tiene una asimilación controlada, libras el típico pico de azúcares.

Y pensando en pruebas como la maratón o en pruebas de larga duración o para gente con estómagos delicados, el hecho de que tenga ese saborcillo tan poco ácido se me antoja muy interesante de cara a cuidar el estómago y de cara a que no acabe cansando.

Resumen: gel energético de sabor a fresa y grosella, de textura semilíquida, en envases de 25 mililitros que aportan unas 75 kcal que provienen de 18’65 g de HC (4 g de ellos azúcares) y que las aporta de una manera rápida a la vez que continuada gracias a la mezcla de glucosa, maltodextrina y palatinosa. Al tener un sabor bastante neutro, poco ácido y relativamente líquido y quedar perfectamente comestible aunque haga mucho calor, es buena opción para pruebas de larga duración en las que vayamos a tener que tomar varios geles o para la gente que no sea muy amiga de geles con demasiado sabor.

Precio: 9€ (6 geles).

Energy Drink

3Action Sports Productos - Energy Drink

Parece que en el mundillo del running ya se ha estandarizado el uso de geles energéticos (nunca entenderé cómo se puede seguir negando su utilidad porque, aunque no sean imprescindibles, negar que vienen de lujo para muchos casos es negar una evidencia) y poco a poco se ve a más corredores que se atreven a experimentar con diferentes formatos, tipos, etc. (el primer paso fue conseguir que se dieran cuenta de que hacían falta y el segundo convencerles de que hay más que las típicas ampollas de glucosa que se usaban hace muchos años y que son un peligro por el pedazo de pico de azúcar que producen si no se usan con mucho cuidado).

Aun así, queda mucho camino por recorrer y sigue habiendo productos que cuesta hacerles ver como útiles como podría ser el caso de esta Energy Drink que no es sino una bebida energética que ya viene preparada para tomar directamente del envase con unas proporciones teóricamente ideales para que pase a las calderas en un periquete, prácticamente desde el momento que entra en la boca (obviamente, controlando los temas de la velocidad de asimilación y demás porque, si no, estaríamos cayendo en el mismo error que las ampollas de glucosa que comentaba antes).

Groso modo, para que todos la podamos ubicar rápidamente, podríamos decir que es una bebida puramente energética, es decir, energía pura y dura, sólo hidratos de carbono, sin nada más, ni siquiera sales como suelen tener la mayoría de las bebidas energéticas que se suelen utilizar.

Cada envase de 100 mililitros aporta unas 160 kcal provenientes de 40 g de hidratos de carbono (33,3 g de azúcares y 4 de palatinosa), sin nada de proteínas, ni grasas, ni sales añadidas, es decir, una fuente de energía instantánea, pura y dura bomba energética.

Es bastante líquido pero no completamente acuoso, tiene cierta consistencia, lo justo para que no sea inmanejable y se nos derrame encima al abrir la boquilla del envase. Se puede abrir, beber y cerrar con la boca con un poco de práctica y, si no, se hace el abre-cierra con las manos y así lo podemos usar de dos (incluso tres) veces porque la verdad es que para enchufarse del tirón 40 gramos de hidratos de carbono con tanto porcentaje de ellos de rápida asimilación hay que tenerlo muy controlado para no pasarse de rosca.

Teóricamente no necesita agua para tomarlo pero yo soy partidario de acompañarlo siempre con un poco de agua o, en este caso, con alguna bebida que sea de sólo sales y que tenga una concentración hipotónica.

Pueden pasar hasta 24 horas después de haberlo abierto así que podría incluso servir para dos sesiones de entrenamiento.

Es genial para cuando hace mucho calor porque no reseca, se traga muy bien y el sabor tiene un puntín ácido pero que no llega a notarse en exceso.

Para llevarlo corriendo puede parecer un poco engorroso por el tamaño y la verdad es que si la salida no es demasiado larga, puede ser así aunque hay que tener en cuenta que, como requiere poquito líquido adicional para tomarlo, ahí salimos ganando ya que no vamos a depender tanto de que podamos aportarle el agua que podría hacer falta si, por ejemplo, fuera un gel (o incluso dos porque hablamos de 160 kcal y 40 g de HC).

Resumen: bebida energética de muy rápida asimilación que viene preparada en envases de 100 mililitros que se toman directamente y que contienen únicamente hidratos de carbono (40 gramos), sin sales añadidas por lo que hay que tenerlo en cuenta de cara a la estrategia nutricional que vayamos a seguir durante el entrenamiento o la competición. Muy útil para quien quiera separa la ingesta de hidratos de carbono y sales para controlarlas de manera independiente y, también, dada su rápida asimilación, muy útil como “bomba energética”, tanto de cara a tirar en momentos puntuales como para utilizarla en momentos en los que estás con una pájara brutal y ya no te queda otro remedio que tirar de algo que te intente hacer volver a la vida.

Precio: 12,50€ (6 envases).

Carbofruit

3Action Sports Productos - Carbofruit

La sabiduría popular reza eso de que “a nadie le amarga un dulce” y, en el fondo, todos conservamos dentro de nosotros cierta parte de cuando éramos niños y que hace que nos atraigan las golosinas así que, ¿alguien puede resistirse a una barrita que es como una gominola?

Las Carbofruit son eso, literalmente, ni más ni menos, tres gominolas de 12’5 gramos que vienen en un paquetito de tres y que por cada 100 gramos aportarían unas 345 kcal provenientes de 86 g de hidratos de carbono, 0’2 gramos de proteínas y sin presencias de grasas.

Aunque están diseñadas para que no generen fácilmente el temido pico de glucosa (para eso se recurre a cosas como la palatinosa que usa 3Action Sports como fuente hidrato de carbono), son de asimilación muy rápida, casi como si nos estuviéramos metiendo un gel energético, de ahí que hayamos decidido incluir las Carbofruit en esta prueba de productos destinados a darnos “energía instantánea” en lugar de incluirlas en la prueba de las barritas energéticas que ya estuvimos analizando.

A eso ayuda también que casi no hay ni que masticarlas ya que en cuanto las metes en la boca y las presionas ligeramente, empiezan a deshacerse así que pasan muy rápido.

He probado otros tipos de barritas como éstas y posiblemente sean de las más blanditas y que menos sed dan porque uno de los problemas que tienen a veces es que el azúcar que llevan en el exterior puede dejarte más sed de la cuenta y, aunque es bueno porque te obliga a echar el trago de rigor, también puede hacer que le cojas un poco de asco si ya vas muy saturado de dulce o que acabes bebiendo más de la cuenta.

Son perfectas para quien quiera aplicar estrategias de ir ingiriendo energía en pequeñas dosis y cada no demasiado rato y que no quiera estar todo el rato tirando de bebida y geles ya que cada porción son tal sólo 43 kcal y 10’75 g de HC, es decir, menos incluso que muchos de los geles de 20-25 mililitros por lo que podemos tener un control casi milimétrico de la cantidad de energía que ingerimos.

3Action Sports Productos - Carbofruit Abierto

Se tragan y digieren mucho más rápido que las barritas habituales y, sin embargo tienen más cuerpo que los geles así que son una gran opción intermedia entre ambos mundos.

En cuanto al sabor, tirando a fresa con un puntín ácido muy leve, para que no se hagan empalagosas.

En definitiva, perfectas para no sobrecargarnos ni de cara al masticado y tragado ni de cara a la digestión y asimilación cuando vamos exprimiéndonos a tope, algo que puede hacernos desechar, a veces, la posibilidad de pensar en una estrategia de nutrición mediante alimentación sólida (léase barritas).

Y de cara a poder usarlas en unas u otras temperaturas, total libertad porque en invierno no se van a endurecer (he probado a meterlas en la nevera y no se hacen bloque como algunas gominolas) y tampoco se deshacen si las sacamos a pasear con sol.

Resumen: barritas energéticas en formato gominolas de sabor fresa que vienen en paquetitos de tres porciones de 12’5 g que aportan unas 43 kcal y 10’25 g de hidratos de carbono para poder tener una fuente de energía de rápida disponibilidad en un formato intermedio entre los geles y las barritas habituales. Perfectas para aplicar estrategias de ingesta energética en las que queremos ir metiendo un bocadito más o menos sólido cada poco tiempo.

Precio: 9€ (6 envases de tres gominolas).

1 Comentario

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.