Té Rooibos

El té rooibos proviene de un arbusto de origen sudafricano, concretamente, de las ramas fermentadas del Apalathus Linearis, tiene un color rojizo y un sabor afrutado y dulce.

El té rooibos es una infusión que posee numerosas propiedades (antioxidante, isotónica, hidratante, antialérgica y remineralizante), entre ellas, las más interesantes consisten en la mejora de los problemas digestivos y en su capacidad para ayudarte a perder peso. A diferencia de otros tés no tiene cafeína y puede emular algunos de los efectos que proporciona el té rojo, convirtiéndose en uno de los mejores sustitutivos.

Sus beneficios

El té rooibos tiene un efecto antioxidante y elimina los radicales libres del organismo, te ayuda a fortalecer los huesos y los dientes (elimina bacterias colaborando en la salud bucal), es remineralizante (aporta flúor, manganeso, magnesio, sodio, zinc, vitamina C y P, potasio, calcio), tiene propiedades antidepresivas y antiespasmódicas (evita los calambres musculares), es bueno para mejorar los trastornos intestinales y digestivos (diarrea y estreñimiento), contiene ácidos fenólicos con propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivíricas, protege el sistema inmunológico y disminuye la reacción alérgica, previene la anemia por falta de hierro, es un diurético suave, aporta quercetina (un flavonoide que regula el nivel de azúcar en sangre), es un sedante suave, a pesar de sus casi 100 aceites esenciales es apto para diabéticos (no necesita azúcar), mantiene el equilibrio en el sistema nervioso y no tiene cafeína (puede ser consumido por hipertensos).

¿Por qué tomar té rooibos?

Es una bebida casera, refrescante e hidratante que sirve para afrontar los días calurosos. Además, combina el agradable sabor del té con la frescura de la menta y los cítricos.

Como ya habrás podido observar, posee multitud de beneficios, así que tenlo siempre a mano en la nevera para tomarlo frío, tanto antes como durante y después del entrenamiento. Te ayudará a perder kilos, a hidratarte y a reducir la inflamación del impacto producido en tus músculos por la carga de entrenamiento.

Receta Rooibos helado

El té rooibos helado se puede preparar en todo momento. Puede ser tomado a cualquier hora del día y puede ser consumido a cualquier edad. Resulta ideal en días calurosos puesto que es muy refrescante y se puede beber frío sin problemas.

Su preparación es tan simple como depositar unas tres cucharadas de hebras de rooibos en una tetera y verter 1 litro de agua hasta hervir. Tras hacer reposar el té unos 5 minutos, introduce el contenido en una jarra y llévalo directamente a la nevera.

Ahora solamente te queda servirlo, puedes acompañarlo con menta, zumo de frutas, cítricos, canela, chocolate, vino tinto, gazpacho, limón, etc.

Ingredientes para 1 litro de té

  • Un litro de agua (valor energético de 116 calorías / litro).
  • Media lima.
  • Una hoja de menta.
  • Zumo de un limón.
  • 3 cucharadas de infusión rooibos.

Más en Foroatletismo | Desayunos para corredores: muesli casero.
Más en Foroatletismo | La cocina de los atletas etíopes.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.