Sabes perfectamente cuál es la función de cada macronutriente (proteínas, carbohidratos y grasas) pero, ¿qué hay de los micronutrientes, esas sustancias tan indispensables que intervienen en los procesos metabólicos del organismo?

Las vitaminas son, a grandes rasgos, unas sustancias necesarias para el buen funcionamiento de tu cuerpo, hay distintos tipos de vitaminas y algunas de ellas no las puede producir tu propio organismo, por lo que su carencia en la alimentación podría alterar tu metabolismo corporal.

Tipos de vitaminas

Se pueden dividir en dos grupos dependiendo de la forma por la que el organismo las absorbe: hidrosolubles o liposolubles. De las 13 vitaminas esenciales, 9 son hidrosolubles y 4 hidrosolubles.

  • Vitaminas hidrosolubles: se disuelven en agua. El lavado y la cocción de los alimentos producen la pérdida de las vitaminas, siendo inferior la cantidad que se ingiere si se sigue un estándar o cualquier etiqueta asociada a un determinado alimento. Suelen aparecer en verduras, frutas, panes, huevos, pescados, carnes, vísceras, lácteos y cereales. Son vitaminas hidrosolubles las siguientes: C, B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12.
  • Vitaminas liposolubles: se disuelven en aceites y grasas. Se almacenan en los tejidos adiposos del cuerpo y en el hígado, y se suelen encontrar en aquellos alimentos más grasos. Suelen parecer en vísceras, derivados de la soja, mantequillas, aceites, verduras, lácteos grasos, chocolate y cereales grasos. Son vitaminas liposolubles la A, D, E y K.

Vitamina A

La Vitamina A es necesaria para la formación y mantenimiento de los dientes, tejidos óseos y piel. Interviene en el sistema inmune y reproductivo, además, es un antioxidante que previene el envejecimiento celular.

Vitamina C

La Vitamina C (ácido ascórbico) mantiene los huesos, encías, dientes y vasos sanguíneos. Es un antioxidante que previene infecciones y favorece la absorción del hierro.

Vitamina D

La puede producir el propio cuerpo gracias a la exposición al sol. Interviene en la absorción de calcio y fósforo en el intestino, y su carencia puede provocar enfermedades como diabetes, psoriasis, tuberculosis o cáncer de colon.

Vitamina E

Es un antioxidante que se encarga de la formación de glóbulos rojos, asimismo previene la formación de moléculas tóxicas como las que penetran en el organismo por las vías bucales o respiratorias.

Vitamina K

Interviene en el mantenimiento del sistema de coagulación sanguínea, previniendo la aparición de hemorragias.

Vitamina B1

La Vitamina B1 (tiamina) participa en el metabolismo de los carbohidratos, siendo esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso, además, contribuye al crecimiento y mantenimiento de la piel.

Vitamina B2

La Vitamina B2 (riboflavina) interviene en la producción de glóbulos rojos y en la síntesis de ácidos grasos, favoreciendo el buen estado de la piel y mucosas.

Vitamina B3

La Vitamina B3 (niacina) participa en el metabolismo de las proteínas, hidratos de carbono, grasas, sistema respiratorio y circulación sanguínea. Su carencia provoca fatiga y trastornos digestivos.

Vitamina B5

La Vitamina B5 (ácido pantoténico) interviene en el metabolismo de los alimentos, participando en la producción de hormonas, colesterol, hemoglobina y ayudando al sistema inmunitario contra las agresiones externas.

Vitamina B6

La Vitamina B6 (piridoxina) mantiene la función cerebral, participa en la síntesis de proteínas, grasas y carbohidratos e interviene en la formación de glóbulos rojos. Por otro lado, mantiene el equilibrio del sodio y el potasio en tu organismo.

Vitamina B8

Interviene en la formación de la dermis.

Vitamina B9

Permite la multiplicación celular, por lo que ayuda en el mantenimiento del Sistema Nervioso Central (SNC).

Vitamina B12

La Vitamina B12 (cobalamina) colabora en el mantenimiento del SNC, siendo necesaria para el metabolismo del ácido fólico y para la transformación de los ácidos grasos en energía.

Más en Foroatletismo | Minerales y vitaminas que protegen tus articulaciones.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.