Podríamos decir que el Curarti Forte es el “producto de base” de Plameca para quien quiera cuidar sus articulaciones utilizando la cúrcuma, elemento que está cobrando mucha importancia últimamente por sus propiedades antiinflamatorias.

Posiblemente, muchos asociéis la cúrcuma a la cocina y, tranquilos, porque no vais desencaminados ya que su origen está ahí, como una especia que se utiliza en la india desde hace mucho tiempo. Pero sus propiedades no se reducen a ser un condimento culinario sino que también la utilizaban en la medicina tradicional para multitud de patologías. Pero, ojo, que sus propiedades y efectos están estudiados y demostrados científicamente, de ahí la importancia que está cobrando últimamente, porque parece que no es un mero bluf o algo “de brujas” sino que la cúrcuma realmente funciona, al menos en su vertiente antiinflamatoria.

Hace unas semanas os estuvimos presentando el último producto que Plameca ha lanzado al mercado el Curarti Attack que podríamos ver como el “tratamiento de choque”, para las fases iniciales o agudas y este Curarti Forte para los tratamientos de mantenimiento o continuados.

plameca-curarti-forte-curarti-ambos

La esencia de ambos productos es análoga así que no os vamos a dar mucho la brasa con cosas comunes (si queréis ampliar información, en el artículo del Curarti Attack tenéis toda la información que deseéis) sino que vamos a centrarnos en las diferencias y en aquello que justifica la existencia de ambos.

El Plameca Curarti Forte al detalle

El Curarti Forte es un complemento alimenticio que contiene una dosis considerable de curcumina gracias a que está elaborado con extracto de planta seco que permite mayores concentraciones y, además, controlar a la perfección la dosis y nivel de calidad de lo que incluye.

plameca-curarti-forte-textos

Como la asimilación de la curcumina es muy baja, hay que tomarla en altas cantidades para conseguir llegar a las dosis necesarias para producir efectos en el organismo pero en Plameca han desarrollado un tipo de curcumina que permite unas altísimas concentraciones y una mejor asimilación con lo que solucionan este problema.

Lo denominan Curcumina Complexada Curarti y en los 78 miligramos que contiene cada comprimido de Curarti Forte es como si estuviéramos ingiriendo 4.800 miligramos de curcumina convencional que equivalen a su vez a 120.000 miligramos de polvo de raíz de Cúrcuma Longa. ¡Sí, sí, en 78 miligramos estaríamos ingiriendo el principio activo equivalente a 120 gramos!

plameca-curarti-forte-equivalencias

En el comprimido se ha incluido además vitamina C, uno de los participantes en la formación de colágeno (uno de los que nos ayudan a que funcionen bien las articulaciones, cartílagos, etc.) y molibdeno (oligoelemento que actúa como cofactor en determinados procesos metabólicos y que, con la cantidad incluida ya dejaría cubierta la necesidad diaria recomendada).

plameca-curarti-forte-informacion-nutricional

Se comercializa en cajas con 30 comprimidos y la dosis recomendada es de uno al día con lo que estaríamos hablando de que en una caja hay para un mes. Nota: Si echamos cuentas y nos limitamos a la cantidad de cúrcuma incluida, un comprimido de Curarti Attack equivaldría a dos comprimidos de Curarti Forte.

plameca-curarti-forte-comprimidos

Las dosis de cúrcuma recomendadas en los estudios publicados varían mucho dependiendo del caso particular, objetivos, patologías, etc. Pero la idea de ingerir esos 4’8 gramos diarios de curcumina durante períodos prolongados parece bastante coherente. Vendría a ser la mitad de lo que se propone como tratamiento de choque (8’4 gramos por día), cantidad que se ha demostrado que puede ser ingerida sin problemas hasta 3  meses con lo que podemos tomar el Curarti Forte sin miedo. No obstante, como siempre, antes de empezar a tomar estas cosas (llámese cúrcuma o lo que sea), conviene asesorarse y que un especialista nos lo paute con precisión.

Mi experiencia con el Curarti Forte ha sido buena (ha sido mi primera vez, no lo había tomado nunca hasta la realización de esta prueba) y, aunque, como era de esperar, los efectos son difíciles de medir con los medios que tengo, diría que sí que va bien. Siempre remarco que este tipo de productos no son mágicos y que sus efectos es imposible notarlos de manera clara y directa, entre otras cosas, porque requieren un tiempo tomándolos, pero sí creo que ayuda a que las articulaciones vayan algo más “finas” y que es un buen complemento a los cuidados que podamos aplicar, no sólo tomando “cosas” (por ejemplo, condroitina, glucosamina, MSM…) sino también tratando de no destrozarlas prematuramente con los entrenamientos.

De todas formas, para mí, el principal beneficio que tiene respecto a otros principios activos antiinflamatorios es que su incidencia sobre el aparato digestivo es nula, no notas ningún tipo de efecto secundario, algo que suele ser un quebradero de cabeza al tomar antiinflamatorios, sobre todo si son AINEs (ibuprofeno, diclofenaco, ketoprofeno…).

plameca-curarti-forte-producto-web

Usos recomendados

Por lo tanto, si quieres echarle un cablecillo a tus articulaciones (algo más que recomendable si quieres llegar a los 100 años corriendo como queremos hacer algunos), échale un vistazo al Curarti Forte porque puede serte de mucha utilidad para tomarlo en períodos de mayor exigencia (por ejemplo, el mes previo a una ultra o una maratón), cuando le has exigido un sobresfuerzo (el mes posterior a una competición larga tras una primera semana con el Curarti Attack) o, simplemente, como tratamiento periódico y continuado si eres de los que sufre habitualmente problemas articulares.

Más en Foroatletismo | Plameca Curarti Attack: cúrcuma en alta dosis.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.