Correr cuando hace calor puede ser agotador y los helados pueden ser una solución agradable para el problema de fatiga y deshidratación. Por si fuera poco, unos helados caseros y refrescantes pueden aportar carbohidratos, proteínas y vitaminas.

Recupera la energía consumida en tus entrenamientos e hidrátate con refrescantes postres caseros, además, en esta entrada te queremos recomendar unas recetas muy singulares ya que están elaborados a base de alcohol. Tú pones el límite, se pueden hacer helados de sangría, limón granizado con vino, fresas con vino monastrel dulce, etc. Te dejamos unas cuantas ideas para que pongas a prueba tu paladar:

Helado de cerveza negra

¿Quién no ha terminado una carrera y ha sentido la necesidad de beberse un tanque de cerveza? Esta receta te convertirá en un auténtico Master Chef, te animamos a probarla porque lo tiene prácticamente todo: un ingrediente que sorprende, una textura un poco diferente y la certeza de que estará muy rico, ya que es uno de los postres elaborados en el mejor restaurante del mundo (El Bulli).

  • Ingredientes: 15 gramos de leche en polvo, 100 ml de nata líquida, 300 ml de leche, 50 g de azúcar, 90 g de glucosa aromatizada, 120 ml de cerveza negra, 2 yemas de huevo y 2 g de estabilizante para el helado.
  • Receta: primero, blanquea las yemas con el azúcar y el estabilizante. Después, mezcla la leche, la nata, la glucosa aromatizada y la leche en polvo en un cazo, llevándolo al punto de ebullición. Acto seguido, retíralo del fuego, escalda las yemas y caliéntalo de nuevo hasta que empiece a hervir. Retira la mezcla del fuego por última vez y tapa el cazo con papel film, guardándolo en la nevera durante 7 – 8 horas. Por último, mezcla el helado con una licuadora y añade la cerveza negra a la mezcla, ya estará listo para servir.

Helado de vodka

Conseguirás darle un delicioso y suave sabor al helado agregándole un chorrito de vodka, la clave reside en dejar que se mezcle todo el contenido de manera uniforme. Y por si fuera poco podrás probar siempre nuevos sabores de helado gracias a la variedad de tipos de vodka que se pueden encontrar en el mercado: de moras, de uvas, vodka negro, espumoso, etc.

  • Ingredientes: 60 ml de vodka (aprox.), 500 ml de helado de vainilla y coco rallado.
  • Receta: coloca el helado de vainilla y el vodka en una licuadora. Enciende la licuadora y dale marcha hasta que quede todo completamente mezclado, obteniendo una mezcla uniforme y homogénea. Ahora vierte la mezcla en un recipiente de plástico y colócala en el frigorífico durante alrededor de unas 7 horas (nunca menos). Una vez retirada la mezcla del congelador, sírvela en una copa de helado y añade por encima el coco rallado.

Helado de vino dulce

Tras una buena comilona hay a quien le apetece una copita de licor, o un sorbete bien frío, así que te vamos a proponer una mezcla con las dos opciones: el helado de vino dulce.

  • Ingredientes: 350 ml de nata, 350 ml de leche, 100 gramos de azúcar y moscatel al gusto.
  • Receta: hierve en una cazuela 350 ml de leche, 350 ml de nata y 100 gramos de azúcar. Una vez se haya enfriado la mezcla, añade el vino dulce y bátelo hasta que adopte una textura esponjosa, momento en el cual lo deberás introducir en el congelador (no olvides batirlo todo bien). El vino elegido queda a la elección de tu paladar, aunque personalmente prefiero un moscatel.

Más en Foroatletismo | Los helados más sanos para corredores.
Más en Foroatletismo | Helados para correr.

2 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.