“El objetivo de todo deportista es entrenar para ser más rápido, más fuerte y cada vez mejor en su especialidad, pero no podemos olvidarnos de entrenar nuestra mente ya que los mejores puestos siempre los ocupan los mejor preparados física y mentalmente”

AP.

El atletismo es un gran desafío, un deporte que requiere de una excelente condición física, organización, constancia y sobre todo mucho tiempo y una alimentación muy específica. Un entrenador experto en este campo puede facilitarte mucho el trabajo. Un profesional que te organice los entrenamientos, que te corrija y que te diga qué comer en cada momento te puede ayudar a optimizar tu tiempo y esfuerzo.

No se trata de cuánto entrenas, sino de cómo entrenas. La destreza es esencial para el éxito del deportista, cuanto mas perfecta es la técnica que se emplea más energía se ahorra por lo que podrás correr más rápido y durante más tiempo. Mide siempre tus progresos, así tendrás más facilidad para llegar a tu objetivo ya que tendrás una referencia que te ayudará a determinar si tu entrenamiento te ayuda o no a mejorar. Obviamente tu objetivo tiene que ser claro y si hay algo que se interpone entre ti y tu objetivo deberás solucionarlo de inmediato o no solo empeorará tu condición física sino también tu condición mental.

Cuando salgas a entrenar tienes que estar física y mentalmente preparado. Notar alguna molestia física, no haber descansado bien o no haber realizado bien la digestión de alguna comida, son motivos suficientes como para no entrenar. No intentes forzar la máquina, no te interesa. No dejes que tu ego te impulse a un sobreentrenamiento, una lesión o un mal entrenamiento que en lugar de aportarte energía positiva, te deprima y empeore tu condición física.

Cuida mucho tu alimentación. Come carne, cereales, frutas y verduras. Evita los excesos y haz igual que con tu entrenamiento, planifícalo todo.

La mente es una de las principales partes del cuerpo que hay que entrenar

Los que consiguen las mejores marcas no siempre son los mejor preparados físicamente pero sí mentalmente. Céntrate en ti mismo, tu mayor motivación eres tú. No te compares con tus compañeros o adversarios simplemente, concéntrate en tu objetivo. Programa y planifica cómo llegar a él, sé constante y piensa que todo esfuerzo habrá valido la pena cuando lo hayas conseguido.

El fabricante de automóviles Henry Ford dijo una frase en la que creo profundamente: “Tanto si piensas que puedes como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.

Más en Foroatletismo | ¿Necesitas motivación? Establece unas metas.
En la imagen | Zoot Ultra 4.0

Compartir
Líderes en preparaciones físicas, nutricionales y terapias físico-mentales, el equipo de Athletic Performance, ofrece programas personalizados a profesionales, aficionados, opositores, jóvenes deportistas y demás personas interesadas en lograr sus metas a través del mundo del deporte.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.