Si hoy fuera mi último día corriendo pensaría que no, que ni de coña; que correr no es lo más importante del mundo, faltaría más, ni el universo gira alrededor de mi zancada, pero van muchos años calzándome las zapatillas y acomodando mis horarios en torno al running; décadas enteras yendo y regresando en ese tiempo particular que mide mi cronómetro, evadiéndome desde el segundo cero hasta la frontera de mi fatiga en una singladura que me serena y me restablece; que, en cierta forma, me reconcilia con el mundo…

Un vídeo basado en el artículo original de Juanma Botella “Si hoy fuera mi último día corriendo”.

2 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.