Algo que no debe faltar cuando practicamos alguna actividad es la motivación. Es verdad que a veces nos cuesta motivarnos, pero existen métodos que nos pueden servir para incrementarla. Está claro que para convertir una acción en un hábito te tiene que gustar lo que estás haciendo, puedes hacer billones de abdominales a lo largo de la semana y luego olvidarte, o también puedes ser constante y realizarlos en tu día a día con dedicación y compromiso, convenciéndote de los beneficios que te van a aportar los ejercicios que vayas a realizar.

Tener la motivación, el deseo de conseguir reducir barriga y marcar abdominales, y sobre todo, lograr hacer el primer entrenamiento, es el primer paso y el más importante. ¡Pero no te quedes en la parálisis del análisis, hazlo!

Puedes encontrar la manera de hacer los abdominales de una forma que te resulte atractiva, por ejemplo:

Márcate objetivos

Aunque tengas objetivos a largo plazo como adelgazar, definir, fortalecer o mejorar tu salud, debes plantearte varios objetivos sencillos a corto plazo ya que al ir cumpliéndolos te sentirás mejor. Por ejemplo: terminar todas las partes de la sesión, aprender a hacer una técnica correctamente, bajar esos centímetros de más, etc.

Ponte música

Entrenar los abdominales escuchando una música que te guste y que te marque el ritmo.

Hazlos con compañía

Conseguir un compañero de entrenamiento también ayudarña a entrenar y a animarte a seguir haciendo más abdominales. Sin embargo, no hay que crear competencia, el que tiene que competir eres tú contigo mismo.

Cambia tu rutina

Evitar la monotonía variando la intensidad, la duración y los tipos de ejercicios, ¡para trabajar los abdominales hay infinidad de ejercicios! Tipo crunch, rotación del tronco con barra,  flexión lateral del tronco con mancuerna… y utilizando diferente material, como gomas o fit-ball. Realiza ejercicios diferentes o incorpora nuevos a los que ya tienes.

Oblígate

Al terminar cada entrenamiento intenta realizar al menos tres ejercicios de abdominales (de 15 a 25 repeticiones en cada uno), sin olvidar tampoco los lumbares. Este debe ser como tu ‘Padre Nuestro’ cada vez que termines tu rutina.

Visualízate

Visualízate con los abdominales marcados y bien merecidos después de tantas sesiones de entrenamiento y sacrificio, sintiéndote complacido contigo mismo.

En definitiva…

Mantén el entusiasmo por hacer abdominales, infórmate en el foro de cómo realizarlos de forma correcta, colócate una fotografía de algún referente con buenos abdominales en tu tablón, cuenta tus experiencias a tu alrededor… siempre debes de estar enfocado hacia el logro.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.