Zona de confort

El corredor vive de emociones, estímulos, sentimientos… la motivación es clave, sin ella, un corredor vive abordado al fracaso. ¿Por qué? Porque sin sueños el corredor muere (atléticamente hablando, claro).

Desde pequeños nos enseñan multitud de conocimientos, pero no nos enseñan a creer en nosotros mismos. Creer en ti y tener claro lo que tienes, ¿prepotencia? No lo creo… si trabajas duro y te sacrificas.

Muchos dicen que soñar despierto es una pérdida de tiempo, ¿acaso lo crees? Curiosa fábula que usa la gente para que los demás dejen de soñar. Sueña con lo que quieres, pon fecha de caducidad a tu sueño y trabaja duro para conseguirlo. Lo primero que tenemos que hacer es tomar conciencia de algunos sencillos conceptos, entenderlos y ponerlos en práctica. Empecemos:

1. Zona de confort:

La zona de confort es la zona que dominas, todo resulta sencillo y cómodo, sea agradable o no. Por ejemplo: estar en un atasco es tu zona de confort, porque es lo que conoces, y también que tu jefe te machaque es zona de confort.

2. Zona de aprendizaje:

La de aprendizaje es la zona que está alrededor de tu zona de confort, aquella a la que sales para tener una nueva visión del mundo. Cuando conoces gente nueva, tienes nuevas experiencias, sensaciones, viajas, aprendes algo nuevo… muchas gente considera que salir de tu zona de confort es un peligro.

Más allá de la zona de aprendizaje muchos te dirán que es la zona de pánico, de peligro, donde te puede salir las cosas mal, ¿y si salen bien?

3. Zona mágica:

La zona mágica es la que está más allá de la zona de aprendizaje, la de los grandes retos, lo que no conoces porque nunca has estado allí.

Mucha gente cree que si accedes más allá de la zona de confort pierdes lo que tenías, pero no es cierto. Si sales de la zona de confort, amplías esa zona, y lo que ocurre es que el cambio se convierte en desarrollo.

En muchas ocasiones, el perseguir esos sueños, el salir a conseguir aquello que queremos, el luchar por algo nuevo, algo que nunca hemos hecho pede dar vértigo, nos puede dar respeto e incluso miedo. Como hablamos en coaching, se está “muy a gusto” en la zona de confort, en aquel lugar que dominas, que te sientes cómodo y que nadie te molesta, pero también en aquel lugar que nada ocurre, que nada pasa, ahí no están las oportunidades, ahí no se cumplen los sueños, hay que salir a buscarlos.

Muchas veces se tiene miedo a perder lo que tienes, miedo a perder lo que somos. Pero ésto no ocurre. Aquí empezará una lucha entre tu motivación frente a tus miedos.

¿Qué miedos provoca el salir fuera de la zona de confort?

  • Miedo al qué dirán.
  • Miedo a fallar.
  • Miedo al ridículo.
  • Miedo a la vergüenza.

Deberás enfrentarte a ellos, ¿cómo? Cree en ti, tú eres el protagonista de tu vida. No dejes que otros decidan por ti. Lucha, pelea, consigue tu sueño. ¡Sal de tu zona de confort y empieza a vivir!

 

El atleta de élite y entrenador Víctor García ha desarrollado un método para trasladar todos los conocimientos del mundo del atletismo a los corredores populares, y lo lleva a cabo desde vgrunning.com.

2 Comentarios

  1. Hola Víctor

    Tienes mucha razón, la zona de confort esta bien pero vivir en la zona mágica es una experiencia espectacular cada día.

    Salgamos de la zona de confort

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.