Desde que Adidas inventó esta zapatilla, hace relativamente poco tiempo, se puede afirmar que la Adidas Supernova Sequence 3 es la mejor edición que ha lanzado la marca alemana hasta ahora.

La gama Supernova está sólo por debajo de la Adistar, esta última la más avanzada de la marca. La ventaja de las Supernova es que es una gama que ofrece muy buenas zapatillas para el corredor popular avanzado a precios bastante competentes. Los cambios, aunque no muy notables, sí que han tenido lugar. En primer lugar, se le ha añadido ago más de amortiguación, con una mediasuela ligera -CMEVA- más ancha, sobre todo por el lado interno, y gracias a esto también cuenta con una corrección más firme.

En cuanto metes el pie en la zapatilla se nota que te envuelve la comodidad, la suavidad. El talón, por supuesto desacoplado con su Formotion, permite esa peculiar construcción de manera que añade una articulación más a nuestro pie, permite un aterrizaje más armónico, más conectividad con el suelo.

A parte, algo que en Adidas ha mejorado y se sigue manteniendo es en su horma, apta para pies anchos, algo que hace unos años era impensable: si eras corredor de pie ancho te tenías que olvidar de poder calzarte las Adidas.

En resumen, la Adidas Supernova Sequence 3 te invita a rodarla kilómetros y kilómetros sin parar, a seguir en el asfalto con una estabilidad tremenda en todo tipo de terrenos. Su usuario tipo pasa, para rodarla a ritmos tranquilos, desde el pronador leve o moderado de arco medio y 80 kg o menos, hasta incluso corredores de poco peso -alrededor de 65 kg- si tienen una pronación más fuerte.

Como extra, hay disponible un color adicional -azul- sólo a la venta en los Running Center.

Peso de la zapatilla: 340 gramos.
PVP: 122 €.

1 Comentario

  1. Bien bien, Adidas está haciendo las zapas muy bonitas últimamente, aunque para mi gusto las Sequence aún son bastante clásicas, el color de Running Center es muy estiloso, me gustan!

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.