Las Wave Inspire 8 son las primeras Mizuno para mujer que desgranamos en Foroatletismo. Todo un compendio de tecnologías y materiales que la convierten en una zapatilla con un equilibrio perfecto entre amortiguación y respuesta.

Mizuno fue fundada en 1906 en Osaka por Rihachi Mizuno, vinculado desde siempre al mundo del deporte en general, destacando en golf, beisbol, softbol, voleibol y atletismo. Desde siempre ha sido una de las marcas de referencia, aunque tuvieron cierto “decaimiento” hace unos años, desde el año pasado han vuelto con fuerza al introducir mejoras y novedades para relanzar sus zapatillas.

Las Mizuno wave Inspire 8 como os decía, destacan por combinar en un equilibrio cuasi perfecto amortiguación y respuesta. Un dúo difícil de equilibrar en una zapatilla de entrenamiento como es ésta. Y es que la sensación de ligereza y de impulsión “tipo muelle” contrasta con una mediasuela de excelente amortiguación.

Así que, con los dientes ya largos, paso a destriparos las zapas.

AMORTIGUACIÓN

Para aquellas que aún no conozcáis Mizuno, contaros que el sistema de amortiguación típico de la casa es el Wave (lo que viene a ser el ProGrid en Saucony, la cámara de aire en Nike, el Gel en Asics, el Adiprene en Adidas…).

El Wave es una pieza en forma de abanico (vista de perfil, vamos, con “onditas”, para que nos entendamos). En realidad es un doble abanico fabricado de PEBAX RNEW (es un material elaborado a partir de aceites vegetales; ecológicamente sostenible al emitir menos CO2 en su proceso de fabricación, conservando todas sus propiedades tecnológicas).

Lo más importante es que este sistema, que va desde el talón al mediopié, nos proporciona una increíble respuesta y excelente amortiguación al impactar. Dispersa la energía de impacto fuera del pie y proporciona una estabilidad progresiva que notaremos en las tres fases de la pisada.

El Wave lleva insertado en el talón VS-1, que proporciona una excelente absorción de impactos y amortiguación. Además, presenta una gran resistencia a la compresión, contribuyendo a alargar la vida de la zapatilla, aunque recupera fácilmente su forma original.

MEDIASUELA

Aquí viene todo el “intríngulis” de las Inspire…

Digamos que el material estrella con el que Mizuno volvió a relanzar su marca es el AP+, el material amortiguador más ligero con el que Mizuno ha trabajado y que básicamente está formado por diferentes tipos de polímeros. Va en toda la longitud de la mediasuela, proporcionándonos una mayor amortiguación, más confort y durabilidad y conservando sus propiedades según hacemos kilómetros y kilómetros.

En dinámico os lo volveré a contar pero es un material que nos facilita enormemente la recepción en el talón a la vez que nos da un plus de impulsión.

Otra de las tecnologías a destacar es el SMOOTHRIDE, que podríamos definir como la red de ranuras y ranurillas específicamente diseñadas y colocadas que pretenden minimizar las aceleraciones y desaceleraciones bruscas que se producen en las tres fases de la pisada: impacto del talón, apoyo de la planta y propulsión, consiguiendo una carrera mucho más suave y una transición más fluida entre las tres fases. Se reducen así las vibraciones (que suelen ocasionarnos molestas tibilales) y se mejora la flexibilidad de la zapatilla.

En la mediasuela, el Wave de las Inspire adopta la configuración de “Parallel Wave”. Esto depende del tipo de zapatilla y perfil del corredor, como ya os contó Morath en su artículo de las Elixir. Con esto se pretende incrementar la rigidez torsional, no olvidemos que es una zapa con cierto control de pronación.

Aquí os dejo un esquema-resumen con los diferentes tipos de Wave de Mizuno, según el tipo de zapatilla:

Además, la mediasuela incorpora su propio sistema de ventilación, un conjunto de agujeritos que ayudan a reducir la temperatura del pie expulsando el exceso de aire caliente: es el sistema Intercool.

Es de destacar que Mizumo emplee lo que han denominado Gender Engineering, por el que diseñan y fabrican suelas y mediasuelas en función de las diferencias biomecánicas entre hombres y mujeres. En este caso, para las mujeres, las hormas son más estrechas y contamos con ranuras adicionales de flexión.

UPPER

Además de muy llamativa esta edición especial por el Maratón de Osaka 2011, es también todo un ardid de buenas intenciones.

Todo el upper de la zapa es de Airmesh, un material elástico para mejor adaptabilidad (con Flex Controller) y que nos aporta un alto nivel de transpirabilidad, manteniéndonos el pie fresco y seco por más tiempo.

También encontramos el sistema Dynamotion Fit permitiéndonos que la parte superior o corte de la zapatilla interactúe con el movimiento del pie mediante un ajuste óptimo. Esto disminuye las tensiones que causan la deformación del corte y por tanto la zapatilla se ajusta perfectamente al pie durante las tres fases de la pisada.

El interior de la zapa es de Ortholite, un material antimicrobiano.

En cuanto a los refuerzos, lo que enseguida me llamó la atención es que es como las zapas de toda la vida. Muy reforzada en la puntera y con dos tirantes laterales a cada lado en la zona de delante.

La lengüeta para mi gusto demasiado ancha y alta, llegando a tocar la zona del astrágalo cuando te las abrochas, pudiendo llegar a rozarnos en las primeras salidas.

Los cordones son de algodón, muy suaves aunque quizás algo cortos, aun así ejercen su función correctamente.

SUELA

El principal material a destacar es el X-10, un compuesto de caucho sólido que al situarse en las zonas del pie que más impactan sobre el suelo, contribuyen a alargar la vida de la zapatilla, así como a mejorar la tracción.

El talón tiene forma de herradura (marca de la casa) lo que nos proporciona estabilidad adicional en esta zona trasera. Y con la parte interior del misma desacoplada para una mejor distribución de la fuerza de impacto.

En la zona del antepié observamos una ranura longitudinal principal y otra secundaria, menos pronunciada de la mitad al interior y varias transversales de diferentes grosores y longitudes para dar cierto grado de flexibilidad a la zapatilla limitada en parte porque el Wave llega más arriba del mediopié.

También observamos el “Smooth Ride”, una especie de bisagras que aumentan aun más la flexibilidad de la zapatilla confiriéndonos un puntito adicional de potencia en la fase de despegue.

Y, ¿COMO CORREN…?

…que se las pelan, como diría mi primo pequeño.

Lo primero que quería contaros es lo del Drop, el perfil de la zapatilla. Sí, eso de lo que tanto hablan Jonatan y Morath en sus reviews como si fuera el concepto más normal y habitual, jejeje.

Os cuento brevemente para que lo entendamos. El Drop es la diferencia de altura talón-punta. Del nivel suelo al talón tienen una medida y del suelo a la punta otra. Cuanto menor sea este número en una zapatilla viene a indicar que están más orientadas a aquellos que corren de mediopié o antepié. El drop estándar es 12mm.

En las Inspire 8, la altura al talón es 32mm y a la punta son 19mm. Vamosssss, echad la cuenta: 13mm. Es superior al estándar, y bastante alto para tratarse de una zapatilla que pide caña, pero os aseguro que no se nota en absoluto si tienes pisada de medio o antepié

Las Inspire 8 son básicamente unas perfectas zapatillas de entreno, para que nos entendamos, que podremos aprovechar en prácticamente todo tipo de situaciones aunque piden caña a gritos. Importante destacaros su más que liviano peso para ser una zapatilla de entreno. Es bastante menor que otras zapas de este tipo. Para un 8 USA, 273 gramitos.

La transición de la pisada es increíble, muy rápida y con una flexión muy buena.

El trabajo del sistema de amortiguación del que os hablaba al principio, el Wave Plate, muy equilibrado en cuanto a rigidez y flexibilidad, que unido a ese drop ciertamente alto, facilitan enormemente la fase en la que despegamos el pie del suelo y lo lanzamos hacia delante.

Destacar la gran respuesta que dan y piden ritmos altitos aunque sin pasarnos. Son muy adaptables porque van perfectamente al ir a ritmos modestos permitiéndonos ciertas alegrías (este comportamiento es muy característico de la mayoría de las Mizuno).

En cuanto a la corrección, no son 100% correctoras, sino que llevan un control moderado; es decir que tienden a guiar la pisada de forma correcta tras el impacto inicial.

Son unas zapatillas que clasificaría dentro de las ruteras, pero tengo que reconoceros que en pista, en hierba, en tierra van de maravilla.

USUARIA TIPO

A priori os diría que son para aquellas corredoras que requieran cierto control de pisada (no 100% correctoras de pronación) y que las quieran explotar en rodajes diarios. Sin embargo, aguantan perfectamente ritmos altos y, de hecho, suelen pedírtelos ellas mismas, por su gran respuesta.

Recomendable para corredoras de hasta 65-70 kg. Y para chicas con más peso, podrían utilizarlas como zapas mixtas, para entrenos a ritmos “sufridos”.

Ideales como zapatillas de competición para media-larga distancia, por su bajo peso y gran respuesta y mejor amortiguación.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.