N1123M-3

Las New Balance 1123 son el buque insignia de la marca en cuanto a zapatillas de control de movimiento se refiere. Aúnan todas las tecnologías de NB en busca del mayor control y comodidad para el usuario.

Si bien estéticamente el modelo no lo describiríamos como llamativo o atractivo, el rendimiento de la zapatilla es bastante alto y se coloca como una de las zapatillas a valorar en este segmento. Sin duda alguna estamos ante una zapatilla bastante particular y con un público muy definido. Son zapatillas ideales para gente con problemas físicos ya sean por configuraciones óseas particulares, posturas incorrectas, pies planos con fascitis, etc. Las 1123 son ideales para muchas personas con problemas que suelen acudir a podólogos en busca de soluciones; muchos de ellos combinan sus plantillas con las 1123 con grandes resultados.

La zapatilla es bastante ancha y también talla bastante largo a causa del chasis (SL2) que ha usado New Balance, por lo que yo personalmente recomiendo que se compre de media a una talla menos de lo habitual. Con respecto a su predecesora, la 1122, ha perdido un poco de apoyo en la zona del arco (aunque sigue siendo alto), aunque ahora cuenta con un soporte lateral impresionante y una flexibilidad bastante conseguida teniendo en cuenta el tipo de zapatilla ante el que estamos.

La zapatilla aúna un excepcional control, una buena durabilidad, y una notable amortiguación. Es una gran zapatilla para los usuarios que busquen el mayor control, con un ajuste y flexibilidad decentes y una buena amortiguación no sólo para correr. El usuario tipo, como hemos comentado, serían corredores de arcos bajos o planos que busquen el máximo control para su pie y que tengan un peso elevado (+80kg), tambien son aptas para gente que quiera andar y necesite una zapatilla específica para mantener una correcta postura al hacerlo.

Peso de las zapatillas: 411 gramos
Precio aproximado: 135 euros

 

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.