La New Balance 850 es de utilidad a aquellos corredores bastante ocasionales, comparte segmento con la New Balance 730, aunque la 850 cuenta con menos amortiguación -la cual la mayor parte se localiza en su talón- y es más básica. Tiene un perfil bajo y el corredor que la use notará una zapatilla con un buen ajuste, cómoda y con más respuesta que absorción.

Así pues, supinadores o neutros siempre por debajo de 70 kg y que sean corredores ocasionales o se compren su primera zapatilla de correr, encontrarán en la New Balance 850 una buena zapatilla.

Peso de la zapatilla: 297 gramos.
PVP: 70 €.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.