Aunque lleva algo más de un año en el mercado no podíamos dejar de comentar la New Balance 905. Esta última zapatilla de la serie 900 de New Balance puede presumir de ser una mixta excelente, aunque quizá no tan conocida como sus competidoras. Su ajuste es de diez con el sistema N-lock en el upper que tan buen resultados ha dado siempre, de manera que tirando del cordón envolvemos el pie con una sujeción casi hecha a medida y eliminando de raíz posibles fricción dentro de la zapatilla.

Cuenta con el sistema TS2 que proporciona soporte a los corredores neutros que tienden a pronar cuando afecta el cansancio o que también puede ser muy útil a aquellos pronadores leves que estén buscando una mixta con un poco de control.

Además, cuenta con un habitáculo muy seco y bien ventilado, a tener en cuenta aquellos pies que tienden a sufrir más en este aspecto.

En definitiva, usuarios de hasta unos 60 kg podrían usar esta zapatilla incluso para entrenar, y compitiendo se tendrán que poner rápidos para que empiecen a buscar algo más ligero. Usuarios de 60 a 75 kg le podrán dar un buen uso en entrenamientos rápidos o tiradas cortas y por supuesto, en carreras de hasta maratón. Corredores de mayor peso la podrán considerar si quieren una zapatilla de uso exclusivo en competición.

Peso de la zapatilla: 269 gramos.
PVP: 115 euros.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.