triax11

Ya son muchos años los que llevan la Structure Triax dando guerra en el segmento de pronadores medios, y una vez más Nike ha retocado su modelo de estabilidad más conocido para volver a ofrecer una buena dosis de amortiguación y de estabilidad.

La Triax se clasifica en un segmento duro dentro de las zapatillas de running, haciendo frente a rivales como las Omni, las Adrenaline, Asics 2130… pero como ha venido haciendo todos estos años ofrece un “algo” diferente que la hace competir cara a cara con sus rivales.

Nike ha mejorado el modelo anterior, rebajando la altura de la zapatilla respecto al suelo, reduciendo su perfil, esto hace una mejora notable de la Triax, ya que en modelos anteriores nos encontrábamos con un perfil de mediasuela muy grande que limita la estabilidad y las sensaciones del corredor. En esta ocasión su perfil se ve reducido y esto se deja notar en el rendimiento, sobre todo en el apartado de la estabilidad.

El perfil del Phylite trasero que es el encargado de absorber el impacto es notablemente menos grueso que en años anteriores y unido a la cámara de aire Zoom aporta mucha amortiguación de carácter bastante blando, por lo que a pesar del menor perfil la amortiguación sigue estando a un nivel muy elevado.

En el antepié el grosor es algo mayor para mejorar la amortiguación de esta parte de la zapatilla, que alcanza unas cotas muy alta, esta característica provoca que la Structure Triax 11 sea una zapatilla muy recomendada para gente de peso alto y que corra por terrenos duros habitualmente (hormigón, aceras, asfalto, etc) ya que no les faltará amortiguación y como casi todas las Nike, el terreno duro es donde mejor se desenvuelven.

La Structure Triax 11 se une a la moda del Nike+ y para ello se habilita un espacio debajo de la plantilla para alojar el sensor del Nike+. Es un sistema que para todos aquellos que gusten de correr con su Ipod les puede ayudar mucho en sus entrenamientos haciéndoselos mas llevaderos y más eficientes gracias a los datos que nos proporciona.

La estabilidad es bastante buena, no es muy agresiva (los materiales de Nike son muy confortables y rara vez corrigen mucho), cuenta con una doble densidad amplia y tiene un diseño algo más reforzado en la zona del arco. Esto es importante porque el propio diseño del chasis deja un poco vendida esta zona en cuanto a apoyo y la doble densidad junto con la pieza de TPU del arco intentan corregir esto. La Triax 11 es algo mejor que otras versiones precedentes en cuanto a estabilidad, lo cual es buena noticia para los amantes de Nike.

El ajuste es bastante decente, en general es una zapatilla estrecha, sobre todo en la parte del antepié, generalmente los usuarios de este tipo de zapatillas tienen un pie medio-ancho ya sea por su peso o morfología y muchos notarán que son zapatillas algo estrechas. Nike debería seguir aplicando la construcción del talón como lo ha hecho en otros modelos como las Equalon o las Vomero, con piezas de TPU dando forma a este, dado que es fundamental un buen ajuste del talón en zapatillas para pronadores.

Cuenta con el diseño Waffle de la suela para un gran agarre, una buena flexibilidad, algo importante en su categoría y junto con su rebaja de peso del 10% respecto a anteriores versiones (gracias a la reducción de perfil) la hacen muy competitiva en estos aspectos.

La versión femenina es algo diferente, sobre todo en la doble densidad y tambien en la altura del talón para adecuarlas mejor a las características intrínsecas de la mujer.

337 gramos de peso, cifra muy contenida con respecto a sus rivales de categoría, su usuario tipo es el de un corredor pronador de más de 70 kg con arcos medios o bajos que quiera la máxima amortiguación para sus entrenamientos (preferiblemente por asfalto) y que busque una buena estabilidad.

Peso de las zapatillas: 337 gramos
Precio aproximado: 112 euros

2 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.