Muy diferente puede ver un corredor de otro la nueva Saucony Grid Flex. Por una parte se encuentra el corredor convencional y que tiene unos ritmos rápidos que busca una zapatilla acorde a sus ritmos, de perfil bajo, flexible pero sin escatimar demasiado en amortiguación, y depende en qué casos para darle un uso mixto: entrenamientos rápidos y competición; en cuyo caso la Saucony Grid Flex respondería bastante a sus necesidades. Sería competidora directa de la Brooks Launch, por ejemplo.

Por otra parte, tenemos el corredor de la nueva tendencia que está pegando fuerte -y así han respondido algunas marcas, sacando varios modelos al mercado-, el corredor minimalista o “barefoot” que simula correr descalzo. Para los iniciados en esta nueva tendencia la Saucony Grid Flex puede ser una opción ya que aún tiene bastante amortiguación y puede ser un buen calzado para hacer la transición de un estilo al otro, no como las minimalistas puras y duras que apenas tienen una fina capa entre el pie y la calzada, como la Vivobarefoot Neo.

En definitiva, la Saucony Grid Flex ha salido de la fábrica para el corredor neutro -o supinador- y de peso ligero, por debajo de 70 kg, que corra a unos ritmos rápidos -como poco a 4 min/km- y que busque una zapatilla rápida, muy flexible y que también combine una mínima amortiguación dentro de lo que cabe; para darle buen uso en entrenamientos de calidad como series o rectas y en carreras como mucho de hasta media maratón.

Peso de la zapatilla: 253 gramos.
PVP: 80 €.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.