La fondista catalana Judith Plá ha elegido el año olímpico para volver por sus fueros, y ha sentado un esperanzador comienzo en la decimocuarta edición de la Cursa Bombers, imponiéndose sobre los diez kilómetros con un tipo de 32:43 minutos. La carrera, una de las más laureadas del asfalto de Barcelona, reunió a más de veinte mil corredores  y tuvo como ganador de la prueba masculina a Ayad Lamdassem, quien se impuso sin problemas a Roger Roca rompiendo la barrera de los veintinueve minutos.

La Cursa Bombers pasa por ser una de las carreras de diez kilómetros de más nivel de la geografía española, y no defraudó en absoluto en su decimocuarta edición al presentar no sólo un gran nivel de marcas a nivel de los atletas de élite sino una gran capacidad de convocatoria popular. Más de veinte mil corredores llegaron a meta tras solventar los diez kilómetros de un trazado que recorrió lugares tan emblemáticos de la capital catalana como el Paseo de Colón, la Avenida del Paralel o la Gran Vía de las Cortes Catalanas, para cruzar la meta a los pies del Parque de la Ciudadela. Brilló con especial intensidad la fondista Judith Plá, que tras un tiempo alejada de la competición volvió a saborear las mieles del triunfo siendo claramente superior a sus rivales y marcando un buen tiempo de 32:43 minutos, de largo su mejor marca personal de la distancia y nuevo récord de la prueba. Plá, especialista de los cinco kilómetros de pista, retorna poco a poco a su mejor versión precisamente a cien días escasos de la cíta olímpica de Londres, posiblemente con la vista puesta en los cinco o diez kilómetros. Detrás de Plá llegó Lidia Rodríguez, una recién llegada a la élite nacional del fondo que a punto quedó de bajar de los treinta y tres minutos, con una clara ventaja sobre la tercera clasificada Ángela Castello.

Quien también entonó su particular canto de ave fénix fue Ayad Lamdassem, que regaló a los aficionados una auténtica exhibición en la Cursa Bombers dejando atrás los fantasmas de su debut en maratón. Lamdassem, quien parece decidido a probar suerte en los diez kilómetros de cara a las Olimpiadas de Londres, marcó rápidamente las diferencias con el resto de corredores y llegó a meta como indiscutible vencedor con 28:54 minutos. Comodísima ventaja la que le separó del segundo clasificado, Roger Roca,  lo que demuestra el buen estado de forma del fondista tras su reaparición en la Great Ireland Run.

1 Comentario

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.