La fondista catalana Judith Plá ha elegido el año olímpico para volver por sus fueros, y ha sentado un esperanzador comienzo en la decimocuarta edición de la Cursa Bombers, imponiéndose sobre los diez kilómetros con un tipo de 32:43 minutos. La carrera, una de las más laureadas del asfalto de Barcelona, reunió a más de veinte mil corredores  y tuvo como ganador de la prueba masculina a Ayad Lamdassem, quien se impuso sin problemas a Roger Roca rompiendo la barrera de los veintinueve minutos.

La Cursa Bombers pasa por ser una de las carreras de diez kilómetros de más nivel de la geografía española, y no defraudó en absoluto en su decimocuarta edición al presentar no sólo un gran nivel de marcas a nivel de los atletas de élite sino una gran capacidad de convocatoria popular. Más de veinte mil corredores llegaron a meta tras solventar los diez kilómetros de un trazado que recorrió lugares tan emblemáticos de la capital catalana como el Paseo de Colón, la Avenida del Paralel o la Gran Vía de las Cortes Catalanas, para cruzar la meta a los pies del Parque de la Ciudadela. Brilló con especial intensidad la fondista Judith Plá, que tras un tiempo alejada de la competición volvió a saborear las mieles del triunfo siendo claramente superior a sus rivales y marcando un buen tiempo de 32:43 minutos, de largo su mejor marca personal de la distancia y nuevo récord de la prueba. Plá, especialista de los cinco kilómetros de pista, retorna poco a poco a su mejor versión precisamente a cien días escasos de la cíta olímpica de Londres, posiblemente con la vista puesta en los cinco o diez kilómetros. Detrás de Plá llegó Lidia Rodríguez, una recién llegada a la élite nacional del fondo que a punto quedó de bajar de los treinta y tres minutos, con una clara ventaja sobre la tercera clasificada Ángela Castello.

Quien también entonó su particular canto de ave fénix fue Ayad Lamdassem, que regaló a los aficionados una auténtica exhibición en la Cursa Bombers dejando atrás los fantasmas de su debut en maratón. Lamdassem, quien parece decidido a probar suerte en los diez kilómetros de cara a las Olimpiadas de Londres, marcó rápidamente las diferencias con el resto de corredores y llegó a meta como indiscutible vencedor con 28:54 minutos. Comodísima ventaja la que le separó del segundo clasificado, Roger Roca,  lo que demuestra el buen estado de forma del fondista tras su reaparición en la Great Ireland Run.

1 Comentario

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.