Atletismo
Mostrando resultados del 1 al 1 de 1

Sandra Ruales

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Sep 2007
    Localización
    Asturias
    Mensajes
    1.390

    Sandra Ruales

    «Pekín 2008 supone para mí un nuevo reto y una gran ilusión»

    Sandra Ruales llegó a España hace ocho años para cuidar niños, pero la casualidad hizo que decidiera darle una nueva oportunidad al atletismo.

    Sandra Ruales es un ejemplo de superación y tenacidad para muchos. Corre desde que tenía 12 años y, aunque afirma que el atletismo le ha dado muchas satisfacciones, a veces piensa que «la recompensa no está a la altura del sacrificio».

    Ha abandonado el deporte en dos ocasiones, pero siempre encuentra algo en lo que apoyarse para volver a correr. «Ha sido una lucha tenaz contra todo y contra todos», dice a SÍ.

    Ahora, a poco más de cinco meses de los Juegos Olímpicos de Pekín, esta atleta hispano-ecuatoriana tiene dos grandes deseos: clasificarse entre las 20 primeras en la prueba de maratón –«no sería real desear ganar el oro»– y poder vivir del deporte, encontrar algún auspiciador que le permita dedicarse «cien por cien al atletismo», sin tener que acostarse pensando en «cómo pagar la renta», explica a SÍ durante una entrevista.

    La de Ruales es una historia común a muchos inmigrantes. Llegó a España con su hija pequeña en 1999, huyendo de un Ecuador en el que «las cosas iban de mal en peor» y en busca de «un proyecto de futuro».

    Tomó la decisión de emigrar más de un año después de haber cambiado las zapatillas de atleta por las de profesora de educación física en un instituto, debido a la «falta de apoyo» de su país al deporte. Pese a haber sido pentacampeona sudamericana júnior de 10.000 metros, creyó que nunca volvería a la elite del atletismo.

    Una nueva oportunidad

    Comenzó trabajando como interna en casa de una familia mientras a su hija de tres años la cuidaba un familiar. Al poco tiempo, «con los papeles en regla» y su esposo ya en España, logró ahorrar lo suficiente para alquilar un pequeño apartamento vacío donde empezar su nueva vida como cuidadora de niños. Sin embargo, la casualidad y el apoyo de Washington Latta (su esposo y entrenador) lograron que Ruales le diera una nueva oportunidad al atletismo.

    «Un día, cerca de la pista de atletismo de la Fuente de la Niña, en Guadalajara, mi esposo se topó con Antonio Silio, un compañero argentino con el que había coincidido en varios Mundiales», recuerda Ruales.

    «Él fue quien me regaló mis primeras zapatillas y ropa para entrenar», explica, y también fue él quién le invitó a participar en unas prácticas que la devolvieron al mundo del atletismo. Ocho años después, Ruales se encuentra entre las mejores maratonianas de España, y en breve partirá rumbo a China para representar a Ecuador en los Juegos Olímpicos de Pekín.

    Antes de su regreso al atletismo, Ruales era experta en 10.000 metros (ostenta, entre otros, cinco campeonatos panamericanos). Ahora es el maratón donde se encuentra más cómoda. «Es una prueba que se adapta a mí. Es la cúspide del atletismo; después, sólo se puede ir para abajo», dice.

    Madrid, Beatriz Gurdiel, 25 marzo
    Fuente: Sí, se puede
    Úlima edición por gijonés fecha: 25-03-2008 a las 17:51