"Del atletismo no se vive si no eres campeón mundial"



La velocista Pilar Cortacero, fiel a su carácter, es prudente con la temporada que se avecina. No se marca objetivos, pero apuesta por reeditar los éxitos de la campaña pasada. "Me sentí muy bien, fue un buen año. Logré el bronce en el Nacional de pista cubierta en Valencia y batí mis marcas en los 60, 100 y 200 metros".

Desde este punto de partida, la del Cueva de Nerja-UMA se entrena para realizar un buen curso, aunque sin lanzar las campanas al vuelo: "Por mucho que tenga opciones, no me pongo metas. No soy de las que venden la piel del oso antes de cazarlo".

Sin embargo, la granadina, que milita desde hace 11 años en el club malagueño, tiene bastantes esperanzas puestas en el próximo Campeonato de España en pista cubierta que se celebra en Sevilla y para el que se está preparando. "Hace poco que empecé a entrenar y ya he superado las típicas molestias que aparecen en pretemporada. Me prepararé bien para estar allí y hacer un buen papel. Yo daré lo máximo como siempre", señala, y anticipa lo que hará tras la cita nacional: "Descansar, un campeonato español exige mucho".

Cortacero, por otra parte, se encuentra muy a gusto en el Nerja, donde "me retiraré seguramente". "Aquí siempre me han valorado muchísimo, por eso llevo tanto tiempo en el club", afirma. No dice lo mismo de su tierra natal, Granada, "porque allí no me han ayudado en nada. Lo que tengo es gracias a mi trabajo y al Nerja, que me ha permitido llevarlo a cabo".

Y es que, según la corredora, el atletismo es un deporte difícil de practicar. "Hay mucha diferencia si nos comparamos con otros deportes, como el fútbol o el baloncesto. No se nos valora igual que otra gente y el esfuerzo que hacemos es mucho mayor", asegura. Además, añade: "A nivel económico también existe una diferencia enorme. Del atletismo no se puede vivir si no eres campeón mundial. Te tienes que buscar la vida por otros sitos".

Para Cortacero, la disparidad se alimenta también desde los medios: "La televisión tiene que ver, porque no muestran muchas de las cosas que hacemos". Sobre todo, la atleta nota distinciones a la hora de informar sobre los éxitos masculinos y femeninos. "Lo que logra un hombre siempre ocupa más espacio que lo conseguido por una mujer. No lo entiendo, porque realizamos el mismo sacrificio", sostiene.

La nerjeña no es optimista con que esta situación cambie en un futuro cercano: "Dudo que haya evolución en este aspecto. Las federaciones deberían impulsar a los grupos femeninos desde abajo, pero no lo hacen. Incluso nos pagan menos en ciertas carreras, cosa que no sé por qué es así, pero por ahora convivimos con eso".

Las quejas se tornan en elogios cuando Cortacero habla de sus compañeros. "Los chicos que compiten en nuestras pruebas nos tratan de igual a igual. La relación con ellos es muy correcta", dice. De los aficionados, indica lo mismo: "El público que nos viene a ver nos apoya a muerte, no nos mira de forma diferente. Tendría que venir más gente a vernos, pero los que van a los estadios son muy fieles".

Ismael Touat / Málaga
Fuente: Málaga Hoy (Fotografía: Ocho Calles Blogspot)