Sara Cardona también se retira

La ibicenca es la tercera promesa del atletismo insular que abandona la competición en menos de tres años, después del adiós de López Serra y Tissei. El CA Pitiús achaca la situación a la falta de motivación y, en parte, a las escasas ayudas al deporte individual



La atleta Sara Cardona informó la semana pasada a la dirección del Club de Atletisme Pitiús su intención de dejar el atletismo, por falta de motivación para acudir a los entrenamientos y por razones personales.

El adiós de Sara Cardona es el tercero en tres años que sufre el Club Atletisme Pitiús, después del abandono prematuro de José Antonio López Serra en 2007 y de Mohamed Tissei en 2008.

Cardona, que es una de las atletas surgidas de la promoción del atletismo en los centros escolares desde la Escuela Municipal de Atletismo de Eivissa, muy pronto desveló sus cualidades para el medio fondo y el fondo. Nunca tuvo rival en cada carrera de campo a través siempre que la deportista estuvo en plenas facultades.

Hace dos años emigró al centro de alto rendimiento de la Residencia Joaquín Blume en Madrid, para estudiar y trabajar por integrarse en la disciplina de la selección promesa femenina de atletismo. Sin embargo, la aventura no fue bien y dejó por un tiempo de entrenar.

Retomó el trabajo con Toni Roig después de medio año de parón para volver a competir en 2007-08. Ahora, de nuevo por razones personales, abandona la disciplina deportiva en la que ha brillado desde la categoría de iniciación hasta alcanzar la sub 23.

El entrenador y presidente del Club Atletisme Pitiús, Toni Roig, confirmó la noticia. «Nos informó la semana pasada sobre su intención de dejarlo por falta de motivación, lo que entiendo perfectamente pues totalmente respetable, aunque le doy margen por si desea volver».

Roig indicó que «se notaba que su motivación no era la misma». El técnico no cierra la puerta al regreso de Sara Cardona a la competición. La ibicenca ha destacado nacionales en categorías inferiores, además de haber ganado en los autonómicos de cross, 1.500, 3.000 y 3.000 obstáculos en pista absolutos, incluso siendo juvenil y júnior.

«Si cobraran una cantidad simbólica sería otra cosa»

Toni Roig, quien también es director técnico de la Federación balear de atletismo, afirmó que existe «preocupación» en el seno del club porque en tres años se han ido tres de sus mejores exponentes, aunque agregó que «es algo que no es nuevo en Eivissa, ya nos pasó con Marina Mesquida, Marina García y Toni Tugores. Es lo que hay», se lamentó, para acto seguido argumentar que «nos preocupa, sí, pero es que tienen que trabajar y comer. Esto no es fútbol o baloncesto. O estudian o trabajan o se profesionalizan sin saber qué futuro les espera en ese camino».

Además, indicó sobre la falta de motivación a la que aludió sobre las razones de Sara Cardona para dejar el atletismo de competición, que «si todos estos chavales que tienen que dejarlo por motivos personales, pudieran cobrar una cantidad simbólica, sería otra cuestión». En este sentido, puso el ejemplo de Khadija Rahmouni. «Ella está corriendo por Castilla La Mancha, donde se ha empadronado, y de la comunidad autónoma recibe una beca de 12.000 euros, mientras que su club, el Scorpio, le da 8.000», explicó. Según Roig, no es que el dinero sea lo principal «sino que es una motivación añadida porque los entrenamientos afectan a la vida personal y en Eivissa, un atleta sin ayudas nacionales como son las de la Federación, lo tiene muy complicado».

Roig también quiso recalcar que «afortunadamente, vienen por detrás críos con calidad para despuntar y ese es nuestro trabajo».

Eivissa / Susana M. Campoy
Fuente: Diario de Ibiza