Magnolia hace realidad el sueño de toda una vida



A sus 29 años la lanzadora de peso de Laviana, Magnolia Iglesias Álvarez, cumplió en Sevilla el sueño de ser campeona de España absoluta en pista cubierta y después de varios años de intentos baldíos vencer por fin a Martina de La Puente, Irache Quintanal y Ursula Ruiz, sus grandes rivales y las atletas que hasta ahora la habían privado de alcanzar la gloria. Por este motivo el oro conquistado en tierras andaluzas lleno de felicidad a Magnolia Iglesias quien a su regreso a casa confesó que «esta era una medalla que tenía pendiente de ganar y que ansiaba conseguir desde hacia mucho tiempo».

La atleta lavianesa llevaba nada más y nada menos que 17 años esperando por este momento, pues desde los 12 años en que comenzó a practicar atletismo y lanzar el peso todos sus esfuerzos y sacrificios en los entrenamientos que realizó en las instalaciones deportivas de Las Tolvas iban encaminados a lograr ser un día la mejor de España a nivel absoluto. Tras dominar el peso nacional en categorías juvenil, junior, y promesa, además de en el plano universitario, se le resistía el título nacional senior, pero ese día llegó el fin de semana pasado y cuando Magnolia Iglesias se vio en lo más alto del podio, como señala, «la alegría fue muy grande y al principio no me lo creía. Luego pasaron por mi cabeza todos los años que llevaba intentando ser campeona de España de peso».

Pero la lanzadora de Laviana, que en la actualidad compite con el equipo Valencia Terra i Mar, pero sigue con su entrenador de siempre José Antonio Presas, logró el metal más preciado con una excelente marca de 16 metros y 11 centímetros. Magnolia Iglesias, cuyo récord personal, conseguido hace cuatro años, está en 16 metros y 56 centímetros, explicó que «esta vez llegue muy bien y con confianza al torneo, siendo consciente de que si todo salía bien tenía posibilidades de lograr el oro y tuve la fortuna de hacer un buen lanzamiento y lograr esa marca, que en una final por la ansiedad y los nervios que acumulan siempre es complicado». Ahora a la lavianesa le quedan otros sueños por cumplir, como ser campeona de España absoluta al aire libre y hacer un buen papel en unos Juegos Mediterráneos, pero sobre todo poder disfrutar antes de su retirada del modulo de atletismo proyectado para Laviana y por el que lleva esperando toda una vida.

Fuente: La Nueva España