Siguiendo el proceso, y como continuación de los dos artículos anteriores, ahora llegamos a la rodilla, un articulación importantísima, y foco de muchas lesiones, sobre todo en el corredor. Así que prestemos mucha atención.

PASO 1: ENVOLVER LOS LADOS DE LA RODILLA

Desde la posición anterior ( último paso de la pantorrilla), mientras deslizamos la mano izquierda hacia el lado interno de la rodilla, adoptaremos la posición adelantada frente a la rodilla del receptor. Mantendremos el deslizamiento hasta alcanzar la parte posterior de la rodilla. Luego haremos lo mismo con la mano derecha, pero por la parte externa de la rodilla. Cuando los dedos de ambas manos se toquen en la corva, realizaremos una presión suave con los dedos hacia delante, mientras desplazamos las manos hasta justo por encima de la rodilla. Luego giraremos las manos y las deslizaremos hacia nosotros, para así envolver los lados de la rodilla en un movimiento circular fluido y contínuo.
Precauciones: Debemos cuidar de no hacer los movimientos de la rodilla bruscamente, ya que ésta es una articulación. Tan poderosa como sensible.
Realizaremos el movimiento 5 veces.

PASO 2: FRICCIÓN CON LOS PULGARES

Desde la posición anterior, colocaremos los pulgares en la rodilla, como describe la foto. Desde la parte superior de la rótula los deslizaremos hacia abajo contorneándola, presionando suavemente hasta llegar a la parte inferior, donde cruzaremos los pulgares en un movimiento suave. Luego regresaremos lentamente hacia la parte superior de la rótula y repetiremos la fricción allí.
Realizaremos el movimiento completo 6 veces

PASO 3: AMASADO CON LOS PULGARES

Enlazaremos con el movimiento anterior colocando los pulgares en la parte baja de la rodilla, con la punta hacia delante y uno al lado del otro. Primero con un pulgar y después con el otro, ejerceremos una presión suave seguida de un movimiento circular hacia fuera. Dirigiremos la presión hacia arriba y la liberaremos después de completar el círculo. Iremos rodeando la rótula en sentido ascendente, hasta alcanzar su parte superior. Luego volveremos a bajar realizando el mismo pase, pero en sentido descendente.

PASO 4: APERTURA PALMAR

Ahora nos colocaremos frente al receptor. Colocando las manos como se muestra en la foto pequeña, con los pulgares en la parte exterior de la pierna y los otros dedos por el interior, con las palmas descansando sobre el muslo y la pierna, justo por encima y por debajo de la rodilla. Desde ahí deslizaremos ambas manos en sentido contrario, la izquierda hacia el pie y la derecha hacia la cadera a través del muslo. Lo haremos lentamente, con suavidad, sincronizando las manos de forma que lleguen a la vez al pie y la cadera.
PINCHA AQUÍ PARA VER LAS IMÁGENES:
http://www.planificatuentrenamiento....en-la-rodilla/