Como entrenador Personal, muchas veces también tengo que hacer labores psicológicas, porqué realmente el trabajo físico es muy importante, pero la capacidad de motivación y de resistencia psicológica es tan importante cómo la capacidad física.
Yo lo llamo Juegos Mentales, Pepe o Xavi le llaman Motivación o ayuda Psicológica. Carles sabe muy bien de que hablo, ha pasado dos semanas muy malas, en las cuales la falta de motivación le han impedido entrenar. Ellos (atletas de planificatuentrenamiento) saben lo que significa el factor mental en nuestro rendimiento.
“La mente lo es todo; los músculos, trozos de goma. Todo lo que soy se lo debo a mi mente”. Eso decía Paavo Nurmi, el finlandés que ganó nueve medallas de oro olímpico en diversas distancias de fondo y medio fondo, desde los 1500m hasta los 10.000m. Aunque no fuese maratoniano, Nurmi conocía la necesidad de tener fuerza psicológica, sobre todo en las pruebas de fondo. Aunque lo podemos aplicar a cualquier especialidad deportiva.
Muchas veces en la planificación de los entrenamientos hablamos de capacidad anaeróbica, trabajo en umbral láctico, trabajo de musculación, etc. Y bueno cuando acabamos esa planificación podría decir en que marca más o menos va a acabar una prueba. Todos son datos empíricos que podemos medir, monitorizar, con la frecuencia cardíaca con el Vo2 máx,etc.
Pero lo que no podemos medir ni predecir tan fácilmente sería cual de esos atletas o deportistas cual de esos atletas se aproximará más a su potencial fisiológico. Ahí es donde entra en juego la mente. Igual que existen amplias variaciones entre corredores en atributos tales como el porcentaje de fibras de contracción lenta, también existen grandes rangos en la materia menos cuantificable de lo que llamaremos, por falta de un término mejor, “tenacidad”. Todos conocemos a corredores del montón que tienen fama de dejarse la piel en las pruebas, yo podría dar innumerable nombres.; al mismo tiempo, la mayoría de seguidores de este deporte podrían nombrar a unos cuantos corredores de élite que a menudo parecen venirse abajo cuando las cosas se ponen feas.
A pesar de no ser mensurable en sentido científico, la tenacidad mental puede mejorarse. De hecho, es uno de los pocos determinantes del rendimiento en maratón o ultrafondo que pueden seguir mejorándose incluso después de llevar corriendo 20 años o más. La madurez, los años de entrenamiento y algunos refuerzos positivos a lo largo del camino pueden hacer prosperar armas tan necesarias en el arsenal del deportista ó atleta como la perseverancia y la buena disposición a sufrir a corto plazo para cosechar beneficios a la larga.
Nurmi también decía: “El éxito deportivo, como en casi todo, proviene de la dedicación. El atleta debe convertir en devoción su especialidad”. Disponer de un objetivo exigente, pero razonable. Una preparación exhaustiva para esa meta te proporciona la confianza para acometerlo. Si se hace el entrenamiento correcto, se beneficiará tanto el cuerpo como la mente.
Va dedicado a todos los atletas de planificatuentrenamiento que tanto me enseñan día a día de lo que significan palabras cómo dedicación, sacrificio, perseverancia, sufrimiento. Sois muy grande