Relajar el cuerpo.
La relajación muscular progresiva no favorece solamente la relajación, sino que educa también su percepción. Cuando su cuerpo sea más ligero y más permeable, no sólo resultará más fácil percibirlo, sino que además le divertirá.
- Colóquese de aquí en adelante en la posición descrita anteriormente (Capítulo 1).
- Al respirar, suba las manos juntas por encima de la cabeza y gire las palmas de las manos hacia fuera.(Ilustración 1).
- Abra la boca y bostece con ganas, mientras vuelve a bajar los brazos hacia los lados.(Ilustración 2).
- Repita este ejercicio unas tres veces.
- Deje que su cuerpo ascienda y descienda, alce los talones a unos centímetros del suelo y vuélvalos a apoyar otra vez firmemente sobre el suelo al moverse hacia abajo.
- Repita este ejercicio varias veces hasta que tenga la sensación de que su cuerpo está relajado.
- Permanezca un tiempo en pie, y perciba su cuerpo. ¿Nota alguna diferencia con la sensación de su cuerpo antes del ejercicio?.
¿Cómo tumbarse y estar tumbado correctamente?.
También podemos aprender a tumbarnos y estar tumbados con la espalda recta. De esta manera, eliminaremos las molestias.
- Prepare dos toallas enrolladas o dos pequeños cojines.
- Dé un paso grande por encima de su colchoneta y arrodíllese con la pierna trasera mientras su torso permanece erguido. (Ilustración 3).
- Colóquese a 4 patas, poniendo la pierna delantera al lado de la trasera. Siéntese de costado,( Ilustración 4), y lentamente túmbese de lado y gírese hasta tocar la espalda con el suelo.
- Relájese y permanezca en posición lo más recta posible.( Ilustración 5). Deje caer los pies hacia los lados, los brazos deben permanecer paralelos al cuerpo y las palmas de las manos mirando hacia el suelo. ¿Qué posición ha adoptado la zona lumbar? Debería tocar el suelo. Compruébelo mientras intenta colocar una mano debajo de la zona lumbar. Incline la pelvis hacia delante y la zona lumbar de la columna vertebral debería tocar el suelo.
- Si es necesario, apoye también la zona cervical de la columna vertebral.

Con este artículo ya conocemos las dos maneras de prepararnos para realizar los ejercicios básicos. En el siguiente capítulo ya vamos a empezar con la descripción de los ejercicios que van a formar la rutina de relajación muscular progresiva. Un saludo.

PINCHA AQUI PARA VER ILUSTRACIONES:

www.planificatuentrenamiento.es/entrenador-personal-relajacion-muscular-capitulo-2/