PROBLEMA:

La mayoría de nosotros hacemos algunas tiradas de más de una hora, cuando no más largas si encima hacemos trail. Evidentemente, solemos llevar un teléfono móvil si vamos al monte y según quién como y motivos, puede que también lo llevemos si corremos por la ciudad. Pero la mayoría de nosotros tenemos un teléfono táctil moderno "grande", que además de ser un incordio para llevarlo, hay que cuidarlo por el tema de sudor, caídas y tal. Y que valen dinero.

SOLUCIÓN.
Muchos de nosotros, cada vez que salimos a correr lo que hacemos es sacar la tarjeta SIM y montarla en algún viejo móvil no táctil, de esos pequeños que todavía tenemos por casa. Mucho más pequeños y duros que los actuales. Pero claro, es un puto incordio sacar el SIM cinco veces por semana, aparte que acabas cascando los finos plásticos de los actuales smartphones. Vamos, que no es una solución a largo plazo.

SOLUCIÓN DEFINITIVA.
Por tres euros más iva al mes (en el caso de Movistar que es donde estoy yo, pero en la competencia hay precios incluso mejores) puedes solicitar una multiSIM. Es decir, te duplican la SIM y es operativa en dos teléfonos simultáneamente.

PROBLEMAS
En algún tipo de programa como whatsupp no puedes tener el programa en los dos móviles simultáneamente, pero vamos, son problemas menores. El móvil pequeño es para estar localizable y poder llamar para una urgencia (te has torcido un tobillo y no llegar a recoger a los niños), no para pararte a chatear. Yo lo llevo para eso.

PD:
Y teniendo dos móviles activos, resulta que muchas veces coges el pequeñito no sólo para hacer deporte (correr, bici, para el gimnasio). También para ir a algún recado en vez de llevarte el trasto, te llevas el pequeñito que cabe en el bolsillo pequeño. Y para la playa (la arena que todo lo fastidia). O para ir a jugar con los críos al parque..

Un saludo.