Atletismo
Página 1 de 3 1 ... ÚltimaÚltima
Mostrando resultados del 1 al 20 de 47

Maratón de Madrid 2014: historia de una lección

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126

    Maratón de Madrid 2014: historia de una lección

    Me considero un experto en maratones. He pasado pacientemente por todas las fases y, en honor a la verdad, en poco tiempo, y por tanto con un sufrimiento relativamente corto, aunque a veces bastante intenso.
    He pensado lo suficiente como para conocerme a fondo, para percibir todo lo que ocurre a mi alrededor, para dominar la carrera, para saber cómo dosificar, y al mismo tiempo no tener miedo y jugármela alegremente hacia el abismo, apretando, resolviendo kilómetros, como una gacela.

    La mayoría de la gente jamás corre un maratón; otro grupo muy nutrido corre un solo maratón. Es habitual también que se corran dos y se dé carpetazo, por eso de que no es maratoniano quien no repite. Pero muy pocos acaban convirtiéndose en expertos en maratones como yo. En hijos del viento. En reyes del asfalto. En devoradores de metros.
    Y menos aún si sólo están ante su tercer maratón, como es mi caso. En verdad para esto hay que tener un talento especial, haber nacido, haberlo descubierto y haberlo trabajado.

    Como yo.

    Como los elegidos.

    Eso mismo estoy pensando entre la muchedumbre, en el paseo de Recoletos, esperando a que den la salida. Miro por encima del hombro a los otros, seguro como estoy de que no serán rivales. Me han dado el segundo cajón, y me he puesto lo más adelante que he podido porque voy a salir fuerte y adelantaré a muchos. Estoy tan curtido en estas batallas que innovo estrategias aún por descubrir. Cosas que los demás no han imaginado, porque no tienen tantas agallas como yo. Voy a salir fuerte; el primer 10.000 lo voy a hacer con potencia, para calmar la ansiedad que no quiero dominar, sino utilizar. Bajaré sobrado de los 49 minutos y después me lanzaré a tumba abierta por Bravo Murillo.
    La ciudad va a ser mi aliada, porque nos conocemos bien, porque aquí he hecho de todo, porque pasamos por algunas calles que he recorrido palmo a palmo en infinidad de ocasiones. Es mi ciudad. Y por mucho que digan, no hay tanta cuesta. Cobardes.

    Eso es lo que sois. Cobardes.

    Yo os voy a enseñar lo que es bueno.

    Por fin nos sueltan. Vamos ya! Venga! Venga! Os dormís??

    Vaaamos.

    Mi plan está en marcha, y lo cumplo a rajatabla: salgamos fuerte. Todos esos que dicen que hay que dosificar siempre estuvieron equivocados. Trepando por la Castellana.

    Agobiado por adelantar al que se me pone a tiro; picándome con los que me adelantan.

    Ahogando la ansiedad en pulsaciones. Listo para romper el 3:30. Quién sabe si el 3:20; todo es posible si yo me concentro.
    Si hubiese empezado con esto antes probablemente me llamarían el Atleta, así, con mayúscula. Y punto.

    La mañana entra suave a través de los edificios, y elimino de mi mente cualquier concesión poética; aquí estamos para correr, para ver pasar los carteles.

    Algo me turba: me pillan los globos de 3:30; no puede ser? Le pregunto a uno de ellos que me contesta amable:

    - Es que vamos con retraso; tenemos que hacer la marca en tiempo oficial, no neto.
    - Y a cuánto vais a pasar la media?
    - A 1:43.

    Muy bien. Pues yo la pasaré antes. Soy astuto, les dejo que se vayan, ahora llegará mi momento.
    También me adelanta un tío con un pañuelo en la cabeza, con un globo naranja con más pegatinas que los de moto GP, rodeado de camisetas también naranjas. Pero esto no es lo impactante, lo que acojona es lo que lleva el tío escrito en la camiseta: 25 Mapomas. 50 maratones. Te lo voy a poner otra vez, no sea que pienses que lo has leído mal: 25 Mapomas. Y debajo: 50 maratones.
    Un tío enjuto que corre como deslizándose. Claro que es enjuto, si no de qué?

    Aunque yo soy muy bueno, un viejo lobo, este también debe serlo. Me da, no sé.

    El caso es que me adelanta, mientras yo sigo esperando mi oportunidad, como un sabueso, que llega en la bajada desde Plaza Castilla a Raimundo Fernández Villaverde, y luego sigue hasta República Argentina.
    Y me lanzo.
    A fuego.
    A degüello.
    A cuchillo.

    Claro que sí.

    Lo estáis viendo??? Ooooh. Pichones!!! Bye Bye!! (bai bai)

    Ahora calculo que durante ese tramo de unos 4 kms adelanté a más de 1.000 ingenuos. Me tuve que poner pegado a la acera para no ir arrollando al personal!!!

    Los globos de la carrera? Atrás.



    Bueno, poco a poco nos hemos ido acoplando y ya estamos en Serrano, con sus uves. Pronto llegará el desvío que nos separa de los del medio maratón, y cuando lo cojo me digo a mí mismo que los que están ahora son mis rivales de verdad, y aprieto.

    En los avituallamientos me obligo a beber aunque me cuesta porque voy un poco alto de pulsaciones; cada 40 minutos me como una pastilla de sal y potasio, y reservo las bolsas de glucosa para las 2 horas. Domino muy bien las técnicas de nutrición e hidratación en carrera como os podéis imaginar. Los globos del 3:30 ya ni se ven. Joder, esto no es tan difícil.
    Quizá debería haber sido más ambicioso.

    Qué talento tengo, coño!

    La Gran Vía, y Sol. OOOOOOOhhh! Madrid en la calle. Una ciudad es madura y moderna cuando sale a la calle a volcarse con su maratón. Cuando disfruta de su maratón. Y Madrid ya lo hace.
    Estos momentos son mágicos; la calzada se estrecha como en las etapas de montaña del Tour. El público te mira a los ojos; los niños sacan la mano para que la choques.
    Siento muy dentro de mí que hoy este es mi sitio, que no podría estar en un sitio mejor.
    Os aseguro que se te pone la carne de gallina.
    Calle Preciados, Calle Mayor. Especial, inolvidable.
    La vida es preciosa por otorgarnos momentos como este.

    Además en bajada; acelero. Que vean que yo soy de los buenos.

    De refilón veo la Almudena y el Palacio Real; como me lo ponen delante intento fijarme un poco para darme algo de cuenta de los monumentos, que en Sevilla no vi ni uno.
    Ya estamos llegando al kilómetro 21; a la mitad. Bueno, vamos bien de tiempo.
    Lo paso en 1:42. Sólo 3 minutos más que mi mejor marca personal (que se escribe así si eres runner: MMP).
    La calculadora funciona a tope: 3:24 si mantengo. Aunque hay una cuestecita luego. Perderé algo de tiempo en la segunda parte, pero me he hecho tanto colchón que voy sobrado.

    Se me empiezan a cargar un poco los cuádriceps. Esto debe ser normal cuando se corre tan deprisa. No pasa nada; vamos Rafa. No aflojes.

    La bajada del parque del Oeste me da un poco de pena. Es muy pronunciada, y lo que se baja luego se tiene que subir. Me da pena porque luego tocará subir eso. Nunca había percibido esa bajada tan intensa. Me crujen las piernas.

    Bueno, ahora entramos en la Casa de Campo (que se escribe LCDC si eres runner como yo, o incluso CDC), es terreno conocido. He hecho por aquí cientos de kilómetros; quizá miles, y no nos llevan a la parte perra. Una vueltecita al lago, y ya por fin para arriba. Tengo ganas de enfrentarme a la subida de una vez y medirme de verdad.

    En realidad tenía ganas antes, ahora ya voy teniendo menos.

    Mi cabeza está empezando a defender a mi cuerpo y me convence de que el segundo gel es mejor tomárselo andando, para asimilarlo bien. Tú fíjate, qué tendrá que ver. Sin embargo el mensaje es claro: “Rafa, camina mientras te tomas el gel que te va a sentar mejor…”. Hace una hora no hubiese caminado 10 metros ni aunque me hubiesen dado 50 euros; ahora obtengo un placer rotundo.

    Arranco rápido. El sol se filtra intenso entre los árboles. Todo muy bonito y también muy lejano, algo así como tener fiebre en un día radiante…

    De pronto me pasan los globos. Cómo puede ser??? Se han equivocado. Van demasiado rápido. Yo sé cómo se hace esto. Van mal. Increíble que contraten a estas liebres.
    Deberían contratar a gente con más talento. Como yo??? Mmm. Ya no estoy tan convencido.
    Entonces también me adelanta el de los 50 maratones. Es un buen momento para saludar pero es que me falta el resuello.
    Durante un esfuerzo físico se tarda más en razonar, así que poco a poco voy asimilando, mientras se aleja de mí lenta pero inexorablemente, que quizá, sólo quizá, el equivocado soy yo…

    La salida de La Casa de Campo es una pared. El público grita que no queda nada de cuesta, sólo 200 metros. Que se te plantan en las narices. Que los tienes que escalar.
    Joder.
    Se me están cargando las piernas más de la cuenta.
    Esto ya no me mola tanto.
    Estamos cerca del 30, un buen referente.
    Lo paso en 2 horas y 28 minutos. Suficiente para bajar del 3:30.
    Suficiente si te quedan fuerzas.
    Me estoy embotando por momentos.
    Hace un rato largo que no adelanto a nadie.
    Tengo que pensar en cada paso que doy para darlo.
    Quizá en el 32 la cosa mejore; ahí quedan 10. Los últimos 10 antes del maratón se piensan con claridad: un par de huevos, apretamos dientes, y a por ellos.
    Cuando llevas 32 en las piernas el tema no se ve tan nítido.
    Ahí los espectadores ya te empiezan a hablar del final de la carrera:

    - Sólo quedan 10!! Vamos!! Sólo quedan 10.

    Amigo mío, no sé en qué parte del cuerpo me voy a meter estos 10 kilómetros.

    El siguiente avituallamiento lo hago andando. La cabeza me convence otra vez de que es mejor hacerlo así, que luego rendiré más. Y cuando camino obtengo un placer cercano al orgasmo. Al orgasmo mental, porque sabéis bien que físicamente los órganos que participan en estas historias no están para alegrías.
    Están como una bellota en concreto.

    En el 34 ya no sé en qué coño pensar; ya no sé en qué entretener la mente, ni como engañar al cuerpo para que siga. Y queda un rato de subida largo, pero largo, que eso sí me lo aprendí bien en la información de la carrera. Como soy tan estratega, estas cosas me las estudié bien.
    Cuando pienso en la palabra estratega enseguida se me cruza otra que es “gilipollas”
    Así como un fogonazo.
    Pumba. Gilipollas. Un estratega gilipollas???

    No, no.

    Un gilipollas a secas.

    Cuánto tiempo llevo pensando en esto??

    Mucho, muchísimo. Llevas horas intentando calificarte.

    Me llamarían el Atleta?

    Jo jo jo jo. No. Te llamarían el Estratega, no te jode. El Astuto.

    Madre mía. Llevo mucho tiempo pensando. Eso significa que han debido pasar varios kilómetros.

    Quizá han pasado un par de carteles y no los he visto.

    Ni de coña capullo; si sólo te vas fijando en los carteles. Si no ves otra cosa.

    Sí, pero llevo mucho tiempo dándole vueltas a estos calificativos… Por fuerza he tenido que avanzar mucho.

    Enfermizamente tengo ese diálogo conmigo mismo varias veces. Y aparece el cartel del Km 35. No han pasado ni 500 metros. Hundido.
    Estoy hundido.
    Y el gemelo derecho me da el primer amago de calambre.
    Cuando tiembla así rápido, que quiere subir.
    Mierda.
    Paro y estiro.
    Placer….OOOOOOOOOooohhhhhhhhhh. Que sea acaba pronto.

    Hay un avituallamiento de plátanos; me como dos trozos, sin hambre, para poder caminar más. Venga tío. Ahora el plátano te va a dar fuerzas.

    Muy pocas.

    Siento tristeza.

    Paseo de las Acacias. Esta calle es larguísima. Corro como un zombi.

    Me pregunto cómo se retira alguien de un maratón. Se sienta y espera a que venga el coche escoba?? Eso tiene que ir lleno. Si no cabes qué haces?? Si alguien va lento, y al mismo tiempo luchando, puede tardar horas en llegar.

    Ay!! Otro amago de calambre. Para, para, camina. Como se te suba la lías.

    Creo que las medias compresoras ahora me perjudican. Esas medias que estilizan tanto, que llevamos los buenos. Los preparados. Los runners guays. Que no sé ni para qué sirven…

    Me siento en un bordillo, me quito las zapatillas y tiro de las medias. Tengo calambres en los dedos de los pies. Debe ser por las bajadas. Me amagan los gemelos una vez más, así que lo hago todo muy despacio.
    Un chico de patines se sienta a mi lado y me echa espray por las dos piernas. Me pongo las manos cubriendo los testículos para que no me irrite. Podría ser que si me echase en las pelotas me doliesen tanto que me olvidase un rato de lo que me duelen las piernas.

    Me pongo las zapatillas otra vez y salgo corriendo.

    Estoy muy agradecido al de los patines; cada vez que veo ahora a alguno le pido que me eche de lo que lleve; que me dé vaselina, lo que sea. Necesito interactuar con alguien para saber que estoy vivo.

    Aprendí en mi primera aventura de éstas que si te lesionas lo tienes que dejar. Pero yo no estoy lesionado, estoy cansado, como nunca antes en mi vida.

    Ya me aplauden mucho. Mucho más que a los demás. Eso es malo, porque esto pasa cuando te ven jodido; cuando te ven bien jodido aunque intentes disimular.

    - Ya sólo quedan 5 ¡! Que ya se ve el Retiro!!

    Todavía quedan 5????!!!! Como no siga corriendo tardo una hora en llegar!! Tan cerca, tan lejos.

    No puedo. Tengo que caminar algunos trechos. Paseando por el infierno.

    Cada paso cuenta, y sobre todo cuesta. Hasta cuando camino lo hago lento. Intento marcarme objetivos cortoplacistas: hasta aquella señal y camino 10 pasos. Hasta el semáforo, hasta la rotonda, y 10 pasos andando.

    Vamos.

    Cuando corro parezco un pelele, sacudido por el viento. Me arrastro.

    Atocha ya queda atrás.

    Aquí iba a hacer el último esfuerzo. A darlo todo. A acabar como los gladiadores.

    Lo que puede pasar más bien es que explote.

    Hay mucha gente. Me hablan a mí. Me dicen que haga el último esfuerzo. Paso tan lento que si tuviese fuerzas podría charlar con ellos.

    Me digo a mí mismo que no se me olvide nunca lo que estoy pasando, que no vuelva a meterme en un lío de estos nunca más. Que jamás corra otro maratón.

    Camino. Camino.
    Corro.

    Camino.

    Cibeles. Qué sensaciones tan distintas aquí hace unas horas…

    Colón.

    La subida por Goya.

    La miro. Me restriego los ojos. Esto era así??? Tan empinado?? O la han levantado un poco para el maratón.

    Esto es una mierda. Todo es una mierda.

    Los labios me saben a sal.

    He dejado de sudar, y noto el cuerpo como después de un día de playa.

    Lo único que me queda es pelear por bajar de 4 horas, por hacer algo vamos, por tener un objetivo, por entretenerme. Cuando enfilo Príncipe de Vergara un señor de más de 60 años me pasa por la derecha, gritando:

    - Ya está hecho, vamos, vamos. La carrera que hay que correr es la segunda parte, no la primera. La primera la sabemos correr todos!

    Ahora estoy seguro de que me lo dijo a mí. Y también de que lo recordaré siempre.

    Me dejé llevar como en sueños con mis piernas de madera los últimos metros. La gente gritaba y aplaudía a mi alrededor pero yo no la oía. Eran ecos lejanos.

    Quería que esta tortura se acabase ya. Sufrí hasta el último centímetro; entré en 3:58, casi media hora más tarde de mi tiempo objetivo, que estaba fuera de lugar, y menos aún en una carrera como ésta. Tardé 36 minutos más en recorrer los segundos 21 kilómetros que los primeros. Casi dos minutos más por kilómetro.

    Madrid, la ciudad de mis alegrías y mis penas.

    Madrid me puso en mi sitio, como a los malos toreros.

    Madrid es especial, y su maratón es especial. Y si algún día vuelvo a correrlo lo haré respetándolo mucho más.

    Madrid me dio una lección que no olvidaré jamás.
    Úlima edición por rtorres fecha: 07-05-2014 a las 18:36

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Dec 2013
    Localización
    Simancas
    Edad
    39
    Mensajes
    258
    bonito relato, muy didáctico. Yo he sufrido como describes en Sevilla y disfrutado en Madrid tras ir un poco más prudente.

    Mucho ánimo y a por la siguiente que de todo se aprende, y de leerte, también¡¡

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Nov 2009
    Localización
    Madrid
    Edad
    42
    Mensajes
    5.205
    Estupenda crónica y muy "realista". Me gusta.

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Localización
    Salamanca
    Edad
    47
    Mensajes
    1.747
    En primer lugar darte la enhorabuena por acabar la carrera, los que no lo hemos intentado lo vemos todo con otros ojos y en mi caso os admiro profundamente.

    Magnifico relato, me lo he pasado muy bien leyendo, no tanto como tu seguramente.

    Gracias...

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    730
    Gran crónica!!! cualquiera que quiera debutar en un maratón la debería leer!!!

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    May 2013
    Mensajes
    7
    Excelente crónica.
    He revivido de nuevo el domingo leyéndote, con la salvedad de que yo si conseguí mi objetivo, también sin fuerzas y acalambrado, pero entregándolo todo hasta el final.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    Apr 2014
    Mensajes
    27
    Enhorabuena por terminar la carrera. Eso es pundonor , siéntete ganador. Pero sobre todo, enhorabuena por el análisis y la manera de compartirlo. Gracias. Ha sido muy didáctico y entretenido.
    Ahora espero que vayas a por el cuarto. Ya sólo te quedan 47 para superar al del globo!!!

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    May 2013
    Localización
    El Tarter, Andorra
    Mensajes
    1.697
    Yo empecé a leerte y me estabas cayendo fatal, hasta que me di cuenta del porqué del relato. Perdona!

    Enhorabuena por acabar, pero sobre todo por aprender

    ———
    Grabado con un martillo y un cincel :-)
    Paleo Runner

    Mi Diario

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    Mar 2014
    Localización
    Japón
    Mensajes
    47
    ¡Excelente crónica!

    Poco más que añadir a lo que el resto ha dicho. Mi más sincera enhorabuena.

    ¡Menuda batalla que pasaste!

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    Apr 2013
    Localización
    Candas
    Edad
    36
    Mensajes
    12
    Buenas rtorres

    Grandísima crónica de la carrera. Debería pasar a ser una lectura oligatoría antes de correr un Maratón

    Un saludo
    R&R Madrid Maratón 2013: Finisher

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    Mar 2014
    Mensajes
    86

    Maratón de Madrid 2014: historia de una lección

    La verdad es que llevo días leyendo crónicas de carreras y, hasta ahora no me había topado con una que me hiciera reir tanto como la tuya (vale, el gin tonic que tengo entre manos puede tener algo que ver). Yo también la corrí, esta de Madrid era mi primera maratón, a los 45 años y con 90 kg de peso. la recuerdo una semana despues como un sueño; como si aquello tan cruel por lo que pasé no lo hubiera vivido yo. Es curioso comprobar lo rápido que el cuerpo olvida las penurias y te recuerda simplemente que lo unico que quieres es mejorar la marca que hiciste. La mía fue de 4:14 netas, y eso significa que quedé tan cerca de bajar a 3 horas y pico que el regusto que me queda de la experiencia que viví es amargo. Aunque bien pensado, el problema que yo tuve en esa maratón es que no se me ocurrió previamente a la carrera plantearme ningún objetivo o reto. Quiero decir que no sé, una semana después, si estoy contento o no con lo que hice. Es como si hubiera empleado 4 horas de mi vida en construirme un objetivo que ahora debo obligadamente que superar rebajándolo en la próxima maratón. Es decir, al correr la de Madrid me estaba obligando a correr otra en el futuro. La de Valencia quizás.
    Un lío, vamos.

    Volviendo a tu crónica, creo que es la mejor de las que he leído en mucho tiempo, está tan bien escrita que estoy seguro que estás llamado para cosas mejores (me refiero a escribir crónicas deportivas, guiones interesantes, relatos cortos, yo qué sé), o que en tu actividad diaria ya las estás aplicando, felicidades y ánimos para la próxima empresa imposible que te plantees.
    La mía será en Valencia si nada lo impide (posiblemente yo mismo sea el impedimento, yo que soy incapaz de comer bien, entrenarme metódicamente, etc.)


    Enviado desde mi iPad con Tapatalk
    Úlima edición por Efecom fecha: 03-05-2014 a las 02:12

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Mensajes
    1.334
    Excelente cronica, como siempre, en tu linea , aunque no se si darte la enhorabuena por la carrera, pero creo que si, la acabaste y no te rendiste, eso es lo importante, ya vendran otras para mejorar marca, Madrid es complicado para eso (dicen).
    Gracias por compartir tus experiencias.

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    Mar 2013
    Mensajes
    84
    Buenísima crónica. Muy original y bien escrita. Y gracias por compartir tu experiencia. A los "nuevos" nos sirve, y servirá, de mucho.

    Un saludo.

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    Aug 2010
    Localización
    San Martin de la vega ,Madrid
    Edad
    43
    Mensajes
    859
    Mapoma es asi si lo das todo en la primera media en la segunda sufriras, lo se por experiencia , carrera dura pero por el ambiente merece la pena

    ahora ya sabes como correr el proximo, ya que el que lo prueba repite, es lo que tiene esta carrera, Muy buena tu cronica y ahora a recuperar

    un saludo
    Prendido a la Magia de los caminos .
    Objetivos

    San sebastian 2016 ?
    Barcelona 2017 ?
    Mapoma 2017 - 23 de Abril
    Volver al Trail

    MMP
    Maraton de Sevilla 2016 2:55:58
    Media de Getafe 2016 1:21:10
    San silvestre Inter 2015 00:36:06

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    Jul 2011
    Edad
    44
    Mensajes
    16
    Como suelen decir, el maratón de Madrid comienza en la casa de campo.

    Un saludo de otro que también las pasó canutas el domingo.
    19-06-2011 Maratón Toral de los Vados 4:15:38
    23-06-2011 Marcha de la Fruta Carracedelo 10,51 Km 48:50
    22-4-2012 Maratón de Madrid 4:01:35
    17-6-2012 Maratón Toral de los Vados 3:43:39

  16. #16
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126
    Cita Originalmente escrito por joseopf Ver Mensaje
    bonito relato, muy didáctico. Yo he sufrido como describes en Sevilla y disfrutado en Madrid tras ir un poco más prudente.

    Mucho ánimo y a por la siguiente que de todo se aprende, y de leerte, también¡¡
    Gracias. Sevilla se me hizo más fácil, pero mucho...Tb salí más lento. El primer 10.000 allí lo pasé en 52 y en madrid en 48...

  17. #17
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126
    Cita Originalmente escrito por Gurb Ver Mensaje
    Estupenda crónica y muy "realista". Me gusta.
    Realista, eh?? como la vida misma... Gracias por leerla

  18. #18
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126
    Cita Originalmente escrito por hamaka Ver Mensaje
    En primer lugar darte la enhorabuena por acabar la carrera, los que no lo hemos intentado lo vemos todo con otros ojos y en mi caso os admiro profundamente.

    Magnifico relato, me lo he pasado muy bien leyendo, no tanto como tu seguramente.

    Gracias...
    Bueno, una cosa está clara, para intentarlo el esfuerzo se tiene que hacer antes. Y luego correr de acuerdo a las expectativas reales, no como yo...

  19. #19
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126
    Cita Originalmente escrito por dividiu Ver Mensaje
    Gran crónica!!! cualquiera que quiera debutar en un maratón la debería leer!!!
    Gracias!! esto son las instrucciones de lo que NO hay que hacer...

  20. #20
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    126
    Cita Originalmente escrito por Eladiro Ver Mensaje
    Excelente crónica.
    He revivido de nuevo el domingo leyéndote, con la salvedad de que yo si conseguí mi objetivo, también sin fuerzas y acalambrado, pero entregándolo todo hasta el final.
    Eso sí que es para darte la enhorabuena. Acabar con buenas sensaciones en Madrid debe ser muy grande... quizá yo lo vuelva a intentar

Página 1 de 3 1 ... ÚltimaÚltima

Temas Similares

  1. Dorsal maratón Madrid 2014
    Por mikx en el foro Compra-venta Dorsales
    Respuestas: 5
    Último Mensaje: 25-04-2014, 01:26
  2. Dorsal Maratón Madrid 2014
    Por acme en el foro Compra-venta Dorsales
    Respuestas: 6
    Último Mensaje: 21-04-2014, 21:46
  3. Dorsal maratón de Madrid, 2014
    Por guirom en el foro Bienvenida a Foroatletismo
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 12-04-2014, 16:24
  4. El porqué no correré la Maratón de Madrid de 2014
    Por israperrillo en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 24
    Último Mensaje: 12-12-2013, 15:46