Atletismo
Página 1 de 2 1 ... ÚltimaÚltima
Mostrando resultados del 1 al 20 de 22

Maratón de Dusseldorf - Información y Crónica

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Aug 2011
    Localización
    Hospitalet
    Edad
    48
    Mensajes
    2.311

    Maratón de Dusseldorf - Información y Crónica

    Hola,

    Abro este nuevo hilo en lugar de poner esto en el diario del Maratón de Barcelona por que he pensado que si alguna vez alguien busca información del maratón de Dusseldorf, de esta forma lo tendrá más accesible.

    Pondré un post de información y otro con la crónica de la carrera que ha salido bastante largo.
    She will suffer the needle chill
    She's running to stand still

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Aug 2011
    Localización
    Hospitalet
    Edad
    48
    Mensajes
    2.311
    El maratón de Dusseldorf
    Hemos terminado 2653 corredores, de los cuales 522 han sido mujeres.

    No es un maratón cien por cien plano pero se parece bastante. Hay que salvar algunos puentes que rompen la monotonía del perfil, especialmente uno en el kilómetro treinta y mucho que cuando lo vi me hizo una gracia que no veáis ¡Todavía me río cuando me acuerdo! También tiene algún tramo en alguna calle que si te fijas muy detenidamente y colocas un nivel de alta precisión, quizá se aprecie alguna décima de grado.

    Tiene una trampa de al menos un kilómetro de adoquinado muy al principio, antes de pasar por el kilómetro cinco.

    El recorrido es muy agradable pero no atraviesa grandes lugares turísticos, básicamente porque Dusseldorf no los tiene. Tampoco atraviesa la cuidad antigua y creo que es mejor, porque significaría más cemento y adoquines.

    Los avituallamientos son suficientes. Hay agua, isotónica, plátanos y geles. Las bebidas son en vasos de papel y van llegando con la periodicidad adecuada. No están colocados en los puntos kilométricos exactos, te van sorprendiendo.

    La feria del corredor es modesta pero funcional, la gente es muy simpática. La camiseta se compra aparte por 20 euros. Puedes elegir el número de dorsal pagando cinco euros más en la inscripción. En la feria te dan una bolsa para meter el dorsal y poco o nada más, hay una esponja que no llevé en la carrera, pero tampoco recuerdo haber visto sitios dónde mojarla, y por descontado, no vi a ningún corredor con la esponja ¡Creo que hubiera sido más fácil ver a Bob Esponja!... Más que nada porque anunciaban lluvia.

    La zona de meta está genial, hay carpas por si llueve y sirven vasos grandes de cerveza ¡Lástima que sea sin alcohol! Hay mesas largas de madera tipo cervecería alemana tanto al aire libre como a cubierto. También hay otras bebidas como coca cola, pero no me fijé mucho. Tienes fruta, pastas y dulces, no probé nada pero tenía todo buena pinta. Hay una zona de masajes y te dan una bolsa con algunas cosas, entre ellas un bote de gel.

    También hay duchas en contenedores. Todo cuadraba: La esponja de bolsa de la feria y el gel de la bolsa de la meta ¡Solo faltaban las chanclas!

    Decir también que entre la salida y la meta hay más o menos un kilómetro, y que el guardarropa está en la zona de meta.

    ¡Casi se me olvida!... Además se celebra una competición de maratón por relevos para equipos de cuatro corredores. Han finalizado 2605 equipos (10.420 corredores).

    El maratón por relevos comparte circuito con el maratón, a excepción de pequeños desvíos en las zonas de transición, pero salen media hora más tarde. El maratón sale a las 09:00 y los relevos a las 09:30.

    Este año los ganadores del relevo han hecho 2:34, lo que significa que los corredores del maratón que han tardado más de 3:05 han sido adelantados por corredores que solo estaban haciendo un cuarto de la carrera. Que cada cual juzgue lo que crea conveniente, pero no parece muy bueno para la moral que cuando estás en la fase agónica de la carrera te pase gente que juega a otra cosa.

    Estuve un rato de espectador en el kilómetro 40,5 viendo corredores entre 4 horas y 4:30 y era como ver un 10K y un maratón llegando a la vez, unos con la cara desencajada y otros felices adelantando alegremente. Además de por la cara, los corredores se distinguían por el color del dorsal, pero desde mi punto de vista era un poco injusto que ambos compartieran protagonismo.

    Las zonas de meta del maratón individual y el de relevos no se mezclan ¡Menos mal!
    She will suffer the needle chill
    She's running to stand still

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Aug 2011
    Localización
    Hospitalet
    Edad
    48
    Mensajes
    2.311
    Antecedentes

    El de Dusseldorf era mi décimo maratón, o el séptimo, depende como se mire: Llevaba seis maratones normales terminados, uno sin exigirme haciendo de liebre, un abandono y un maratón de montaña.

    Llegaba a la carrera en perfectas condiciones, con buena salud y con mi record de kilómetros en las catorce semanas que duran mis específicos de maratón. Por primera vez superaba los 60 kilómetros semanales, llegando a 62.

    La anécdota más destacada del específico es que completé el maratón de Barcelona haciendo de liebre para un amigo en tres horas y cincuenta minutos.

    Nunca había corrido un maratón preparando un maratón.

    Por lo demás, muy pocas series y concentradas al final, algunos rodajes a ritmo de carrera: dos de 10 kilómetros, uno de 12 y dos de 14. Un loco medio maratón de Barcelona en el que llegué por los pelos corriendo a la salida en 1:24:52… Y tiradas largas con desnivel, de esas que subes al Tibidabo, bajas por el otro lado y luego vuelves a regresar pasando otra vez por el Tibidabo.

    Ya tenía un 2:57 y un 2:59, así que me hacía ilusión el 2:58 y los test apuntaban a eso, así que en la feria del corredor me hice una de esas pulseras personalizadas que te recuerdan tiempo de paso cada cinco kilómetros para 2:59:00.

    Objetivo

    Para conseguir un objetivo en maratón hace falta querer hacerlo. Parece obvio pero os aseguro que para nada lo es.

    Te vale para cualquier marca, pero si quieres bajar de 2:59 y estás para hacer 2:50 bajarás lo quieras o no, pero si estás para 2:58 o 2:57 no bajarás al menos que de verdad lo quieras. Si no te lo metes entre ceja y ceja antes de la carrera y lo peleas desde que se da la salida hasta que ya no te queda un gramo de fuerza que dar, no lo harás.

    Eso iba a hacer, pelear por ese 2:58.


    La crónica

    A las siete abría el desayuno del hotel y me presento puntual, ya duchado. El maratón es a las nueve. Dicen que hay que desayunar dos horas antes, e incluso tres. Me parece un poco exagerado, la gente del ultra trail se para a comer y sale corriendo con el último bocado sin masticar ¡Y no les pasa nada!... Yo mismo lo he hecho en un maratón de montaña y tampoco me pasó nada. Creo que lo importante es comer cosas que te sienten bien, meterte en el cuerpo calorías para correr diez kilómetros y poco más.

    Me asalta el típico “¿Qué hago yo aquí peleando esto? ¡Con lo bien que estaría haciendo los 42K tranquilos!"…. Esos pensamientos vienen porque sé que voy a buscar el límite y porque buscar el límite va a doler. Me aferro a la idea de que el maratón son 130 minutos de disfrutar y 50 minutos de sufrir y voy desechando los pensamientos negativos.

    Hay frases hechas de esas que todo el mundo repite que son grandes mentiras, como por ejemplo “Nunca es tarde”… ¿Cómo que nunca es tarde?... ¡Por supuesto que es tarde!... No hace falta pensar mucho para encontrar cosas para las que ya es tarde…

    Pero hay otras frases que están cargadas de razón, me vienen a la cabeza dos, una la diré ahora y la otra la dejo para el final: “Todos los que terminan un maratón son vencedores”… Pues sí ¡Esta es verdad!... ¿Y a quién hemos vencido?... Pues precisamente a esa parte de nosotros que nos dice “¿Qué hago yo aquí peleando esto?” cuando te despiertas el día del maratón. Hemos vencido mil veces a esa parte de nosotros que quería quedarse en casa cada vez que salimos a entrenar ¿No me crees?... Simplemente escucha las escusas que pone la gente para no correr o hacer cualquier otro deporte y verás cómo esas escusas a ti no te valen ¿Has vencido o no has vencido?

    El jueves hice mi última carrera suave antes del maratón y me sentía torpe al correr, ayer sábado caminé varios kilómetros por la ciudad y parecía que me cansaba con facilidad, y hoy salgo del hotel para ir caminando a la salida del maratón y todo eso ha desparecido. No se quién se ha metido en mi cuerpo, pero no tiene nada que ver con la persona que se acostó ayer. Ni siquiera tiene nada que ver con la que se ha despertado esta mañana.

    No camino a la salida, voy flotando, no noto los pasos, no noto el esfuerzo.

    Decido no utilizar guardarropa, solo llevo dos cosas: El impermeable de plástico que me dieron al terminar el maratón de Barcelona para protegerme de un frío y una lluvia que no existen y el iPod nano.

    Atravieso lugares por los que luego vamos a pasar corriendo, ya están cortando calles y ultimando preparativos, los voluntarios se van colocando en su sitio. Pienso que todo esto lo están haciendo para mí y no puedo evitar la emoción. Huele a algo grande. Huele a maratón.

    Ya cerca de la salida, en mi iPod empieza a sonar “My Inmortal” de Evanescence y comienzo a trotar. De repente se desata un vendaval de viento y lo que parece lluvia. Me detengo y el vendaval cesa. Vuelvo a arrancar y otra vez aparece. Me quito los auriculares y comprendo ¡Que escandaloso es correr con el plástico puesto!... Me vuelvo a poner los auriculares y seguimos trotando. Yo y mi vendaval.

    Ya en la zona de salida me concentro unos minutos. Al final suena “O” de Coldplay, no por nada especial, pero me pareció una canción perfecta para la ocasión porque es capaz de inyectarme una gran dosis de energía sin llegar a despertarme:

    “So fly on, right through, maybe one day I fly next to you”… ¿Y Por qué no va a ser hoy?

    Es importante no despertarse. Se necesita más energía para correr un maratón que para vivir un día entero normal y es muy fácil malgastar energía cuando se tiene tanta. He escuchado muchas veces en la salida de una carrera canciones como “Highway to Hell” y está muy bien, solo que hoy no necesito que me animen, necesito que me calmen. El “Highway to Hell” lo llevo dentro y está loco por salir.

    Termina “O”, guardo el iPod en el bolsillo del pantalón y me voy al cajón. En la carrera no llevo música.

    Hay pocos corredores en el cajón sub 3, mucho espacio. Me pongo en la primera línea y miro el horizonte. Vienen los corredores de élite: Solo una mujer y algunos hombres, unos cuantos africanos con el dorsal de liebre que parece que no juegan. La cosa se empieza a poner seria y me retraso, quitan las cintas que separan los cajones y me mezclo con los corredores que llegan de atrás. Este es mi sitio.

    Dan la salida, tardo seis segundos en pasar por el arco y arranco el cronómetro.
    Soy incapaz de emocionarme en la meta del maratón, así que lo hago en la salida. Se pone la piel de gallina y se hace un nudo en la garganta. Las piernas van solas, no cuesta ningún esfuerzo moverlas. Hay mucho público despidiéndonos. No llueve y no hace frío.

    La salida es fluida, estamos en Alemania y cada uno ha elegido el cajón que ha querido según sus posibilidades. No aparecen los dos corredores típicos saliendo en paralelo a cinco minutos por kilómetro en la zona sub tres. Todo el mundo corre al ritmo que tiene que correr. Seguro que los dos que corren en paralelo a cinco minutos por kilómetro están también, pero están dónde les toca estar y no molestan a nadie.

    El primer kilómetro todo está muy revuelto, se pone a mi lado la liebre sub 3. Me sorprende que solo hay un corredor y además es muy joven, no creo que llegue a veinticinco años. Tiene un correr muy elegante, pasamos hombro con hombro el kilómetro uno en 4:05 y se descuelga. Supongo que ha mirado el reloj y ha pensado que va un poco rápido. Yo también voy un poco rápido, pero es el primer kilómetro ¿Qué le vamos a hacer?

    Muy pronto la carrera toma forma, detrás de todos los que ya se han ido por delante se forma un grupo en el que va la segunda mujer, y un poco por detrás un grupo en el que estoy yo con la tercera mujer.

    En algún momento entre el kilómetro dos y el tres mi grupo se queda un poco atrás y me quedo solo. El grupo de la segunda mujer está cerca y dudo en unirme. Hubiera sido muy fácil, van a 4:05, las fuerzas están intactas y podría llegar a ellos en cuatro zancadas, pero el maratón no se corre así. El instinto me dice que aquel no es mi sitio y me mantengo en solitario. El grupo de atrás recupera el ritmo, me vuelve a coger y me alegro un montón. Tengo el presentimiento de que ese es mi sitio.

    Corro por sensaciones, no me importa el ritmo ni tampoco el pulso, simplemente sé que la cantidad de esfuerzo que voy entregando es buena para cubrir 42 kilómetros. Llevamos un ritmo de 4:10 minutos por kilómetro.

    Muy pronto llegamos a una zona de adoquinado que se me hace eterna. No me gusta y veo que no soy el único, algunos corredores se desvían buscando el terreno más cómodo posible.

    Correr por sensaciones tiene un problema, y es que en todos mis maratones nunca he tenido la sensación de tener las riendas de la carrera. Al contrario, siempre parece que es el maratón el que hace de mí lo que quiere. Esta vez quería que fuera distinto, intentar tener algún control sobre la carrera, decidir algo… Y así lo hice. Decidí que aquel era mi grupo y que no sería yo el que lo rompiera.

    El grupo lo forman dos corredores belgas, uno de ellos es el líder, parece el más fuerte y da la sensación de que hace de liebre del otro. Están la chica y su liebre, ambos alemanes. Y cuatro o cinco corredores más que van solos. Somos unos diez.

    Los kilómetros fluyen, atravesamos el Rhein (Así le llaman al Rin en Alemania). El público nos anima efusivamente porque con nosotros viene la tercera mujer. Nos roba el protagonismo a todos y no le falta mérito. Se llama Sophia y debe rondar los veinticinco años. Su zancada es suave y eficiente.

    A veces le hago un gesto de OK con el dedo al público. Es posible que algunos sean deportistas, o que no sean deportistas pero les guste el deporte, o simplemente son curiosos que se han parado a ver cuál es el motivo por el cual han cortado las calles. Pero muchos de ellos son las parejas y los hijos de las 522 mujeres o de los 2131 hombres que están corriendo, les agradezco su apoyo porque complementan y dan sentido a todo esto ¡Gracias por comprender lo que hacemos!

    En el grupo no se habla, los corredores se están tomando muy en serio lo que están haciendo. Solo la liebre de la chica y el belga más fuerte dicen algo a veces a sus acompañantes, con las palabras justas. Los acompañantes a veces responden con brevedad y a veces no.

    El kilómetro diez no significa nada para mí en un maratón, el catorce sí. Se ha cumplido un tercio de la carrera y llevamos 58 minutos y algo, lo mismo que tardé en los dos rodajes de catorce kilómetros a ritmo de carrera que hice entrenando. Las fuerzas están casi intactas y un espectador tiene un aparato de música en el que suena “Song 2” de Blur, que para mi supongo que es algo así como tomar un gel.

    Nunca he tomado ningún gel, voy alternando agua e isotónica en los avituallamientos. Tampoco como nada, algunos del grupo cogen plátano en cuanto empieza a aparecer en los avituallamientos. En una de las ocasiones en las que me voy a la cola observo que hemos perdido alguna unidad.

    Pienso varias veces que nunca he disfrutado tanto en un maratón. No es un mantra de auto-ayuda, es lo que siento de verdad. Siento que llevo las riendas de la carrera ¡Por fin!

    Volvemos a atravesar el río y nos acercamos a la mitad. Pasamos por la avenida principal de la ciudad y suena una canción de los 70 de Village People que hace juego con mi número de dorsal. Creo que no lo he dicho antes, pero elegí el 5588 porque era el número de la matrícula del coche que teníamos en la familia durante mi infancia ¡Cualquier energía positiva es buena!

    Todos los sueños se terminan y éste no podía ser menos. No se lo que pasa en un avituallamiento algo antes del medio maratón, pero cuando tiro el vaso y levanto la cabeza los belgas se han despegado unos metros y otros dos corredores del grupo todavía se han adelantado algo más. Me quedo con la chica y su liebre y pasamos el medio maratón en 1:27:58 unos metros por detrás.

    El ritmo de la chica me parece demasiado lento y dudo si salir a por los belgas, ya que su ritmo me parece demasiado rápido. Decisión salomónica: Me quedo solo en el medio… ¿No querías decidir algo? ¡Pues aquí tienes tu decisión! Otra decisión que tomo es la de no volverme muy loco e intentar guardar algo para el tramo final.

    En una curva la chica y su liebre recortan por la acera y se vuelven a poner a mi lado. Lo de recortar fue un hecho puntual, no se lo reprocho, la verdad es que era un sitio un tanto especial en el que parecía que el camino pasaba por la acera. Más bien había que ser muy tonto para no recortar. Enseguida se vuelven a quedar atrás.

    Llego al kilómetro 28 con bastante margen sobre las dos horas y con fuerzas. Empiezo a consolidar ese 2:58, y sobre todo empiezo a pensar que en el kilómetro 34 y pico está la familia ¡Ya queda poco!

    No presto mucha atención al kilómetro 30, salvo para mirar la referencia de la pulsera y ver que sigo bien. Paso en 2:05:41, el ritmo medio es de 4:11. No hay ningún muro en el kilómetro 30, ni para mí ni para nadie. Dicen que el kilómetro 30 es dónde empieza el maratón. Yo creo que el maratón empieza cuando empiezas a entrenarlo, en el kilómetro 30 es solo el comienzo del final. Un maratón es algo muy grande como para que el final sea solo una línea de meta.

    Me empiezo a impacientar por ver a la familia y se me están haciendo largos estos kilómetros, en algún lugar entre el 30 y el 34 una banda toca “Yellow” de Coldplay. Me permito el lujo de disfrutar el momento y abro los brazos haciendo el avión. Una voluntaria se ríe y el público se anima ¡Gran momento!

    Dicen que cuando nos ocurre algo impactante el cerebro fotografía el instante y es capaz de retenerlo mucho tiempo. Todos nos acordamos dónde estábamos cuando ocurrió lo del 11-S en Nueva York… Salvando las distancias, el maratón también es un escenario propicio para que se den este tipo de momentos que se quedan retenidos por mucho tiempo.

    Hace algunos años escribí esto sobre la música inspirado por las notas de “Allways Somewere” de Scorpions:

    “En carreras de hasta diez kilómetros, en las que existe sufrimiento cardiovascular, el efecto de la música es más bien nulo. Pero en carreras como el maratón, en las que el sufrimiento es más muscular y psicológico, en esos momentos en los que la fatiga es extrema, escuchar una canción que forma parte de ti, de esas que llevas en cada célula de tu sangre, tiene un efecto mágico. Se te pone la piel de gallina y te entran ganas de reír y llorar a la vez. Pero lo más asombroso es que tu mente, que es esos momentos transita por algún lugar oscuro y amargo, vuelve a casa. Y como un niño que perdido entre la multitud vislumbra el rostro de su madre, de repente sabes que estás a salvo.”


    Kilómetro 34, faltan unos metros para ver a la familia y las cosas empiezan a torcerse. De repente aparece un dolor en la parte trasera de la pierna izquierda, justo debajo del gemelo. No entiendo mucho de anatomía y nunca ha tenido lesiones, así que no se qué es exactamente lo que me duele. Por lo que me han dicho después puede ser el soleo. Esto mismo me había dolido diez días antes en un rodaje suave, pero al día siguiente me probé y ya no tenía nada.

    Veo a la familia, el peque saca la mano y me acerco a chocársela. Les hago gesto de OK y les digo que se vayan a la meta. Casi les va a costar a ellos lo mismo que a mí llegar.

    Paso el 35, el dolor no se estabiliza, va creciendo poco a poco, la cosa se empieza a poner fea y me empiezo a preocupar.

    No se muy bien en qué punto, coincidiendo con el lugar más feo de la carrera y con el momento en el que más solo estaba el dolor se hace muy fuerte y casi llego a perder toda la velocidad, creo que doy unas zancadas cojeando y pienso que la carrera se ha terminado. No porque me vaya a parar, si no porque me voy a caer al suelo… Pero no me caigo al suelo y parece que el dolor se contiene, sigo corriendo.

    Es como en un partido de futbol cuando expulsan a un jugador y se quedan con diez, pero con una pequeña diferencia. Yo no tengo once piernas ¡He perdido la mitad del equipo!... ¿Y qué haces en un partido de futbol si vas ganando y expulsan a un jugador?... ¡Defender!

    Y eso mismo me puse a hacer, defender. Había perdido el control del maratón, volvía a estar a su merced. Lo primero que intenté averiguar es qué ritmo tenía que llevar para bajar de tres horas, y llegué a la conclusión de 4:30 minutos por kilómetro.

    Milagrosamente el ritmo estaba por ahí. No es que lo controlara ni pudiera regularlo, simplemente era más o menos ese. Tocaba pelear hasta la meta o hasta caer al suelo.

    La lesión lo cambia todo, la zancada se modificó y perdió eficiencia. La pierna izquierda aterrizaba suave y empujaba poco y la pierna derecha tenía que hacer el resto. El nivel de esfuerzo subió, las pulsaciones subieron, y todo esto para conseguir un ritmo de 4:30 raspado. No es que regulara para conseguir el sub 3, iba a tope y no daba para más.

    Intoxicarse con la cena la noche anterior al maratón es mala suerte, pisar una botella y torcerte un tobillo en la carrera es mala suerte… Lo que me estaba pasando a mi no es mala suerte. Es, como dicen el Fórmula 1, un lance de carrera. Es un factor limitante más, consecuencia de algún error por mi parte. No me vale como escusa para justificar un mal resultado. No me vale cuando me lo cuentan a mí, así que no voy a contarlo yo. Cuando hice el maratón de Barcelona en 3 horas y 50 minutos no me dolió nada.

    Para mi sorpresa, apenas me adelantaban corredores. Incluso llegué a bromear conmigo mismo pensando que me había equivocado de camino y estaba corriendo yo solo por ahí. La tercera mujer no llegaba y no llegó. El que sí llegó fue la liebre de tres horas acompañado por dos o tres corredores. No me alteré porque sabía que yo iba a tres horas y él iba más rápido. Debió llegar en 2:59:00.

    A diferencia de la mía, su zancada seguía siendo tan elegante como al principio ¡Un crack!.

    Más o menos en el 39 creo que llegó el que faltaba en la fiesta: ¡El Muro!

    Tuve una sensación de bajón de energía que incluso me afectó a los brazos. Si me hubiera quedado algo de sentido del humor me habría reído. La reacción fue algo así como ¿Qué quiere el pesado este ahora? ¡Lo siento pero tengo problemas más graves y no puedo atenderte!...¡Si quieres protagonismo en el próximo maratón te presentas en el 30 como todo buen muro!¡Hay que joderse!

    Volvimos a pasar por la avenida principal, había un avituallamiento pasado el 40 pero no tenía fuerza para desviarme a coger nada, así que me lo salté.

    También había una ducha en el 39. La única de la carrera. Por su puesto la esquivé ¡Quién se va a meter tan cerca de la meta! No te vas a secar y te vas a quedar helado luego ¡Las duchas se ponen antes!... Pero los alemanes son fuertes para eso y más.

    La organización tuvo la deferencia de poner una pegatina en el suelo que indicaba el último kilómetro, ya sin los puñeteros 195 metros, y tenía pensado dedicarle el último kilómetro a Himly. Tenía 4 minutos y 40 segundos para bajar de las tres horas.

    No quería tener que contarle a Himly que su kilómetro me salió a 4:41 y que se fueron las tres horas en él, así que aprovechando que ya quedaba poco puse a trabajar un poco más a la pierna mala y lo pude hacer en 4 minutos y 13 segundos. A pocos metros de la meta volví a chocar la mano del peque.

    Llegué en 2:59:34, aunque me dan un tiempo de 2:59:40, que coincide con el oficial. Esto supone salir de la primera línea y yo no pinto nada en la primera línea.

    Sophia llegó tercera en 3:00:52. No la pillaron por 13 segundos.

    Los belgas llegaron en 2:58:37 ¡No anduvieron tan lejos!

    Terminé en la posición 94, octavo de mi categoría (M45) pero solo a un minuto y veintitrés segundos del podio ¡Lástima!... No, no éramos nueve. Mi categoría era la más numerosa, con 428 corredores.

    La otra frase que os comentaba que es una gran verdad es la de “El sufrimiento es temporal, la gloria es para siempre”… Nada más cruzar la meta dejé de correr y ocurrió lo mismo que ya había ocurrido en todos los maratones anteriores: El sufrimiento desaparece. No le cuesta media hora, ni siquiera un minuto. Desaparece al instante. Desaparece tan rápido que casi ni lo recuerdas, casi te avergüenzas de haberlo tenido: “¿Sufrir?... ¿Yoooo?... ¡Que va! ¡Si acaso un poco al final! ¡Podía haber apretado más!”

    No es mi caso, os aseguro que no podía haber apretado más. Reviso el maratón y no encuentro ningún lugar en el que ganar dos segundos, salvo en la curva en la que podía haber recortado. Di todo lo que tenía y la prueba es que no conseguí mi objetivo de 2:58. Y cuando das todo lo que tienes en un maratón solo se puede estar feliz.

    Y en cuanto a sufrir, respeto a los que se marcan terminar un maratón como un reto para demostrarse algo a sí mismos o a los demás, pero no lo veo. Si esa fuera mi fuente de energía os aseguro que me hubiera parado en el 35 ¡Hay que querer a esta carrera y a este deporte para hacer lo que hacemos! ¡No hay otro motivo!

    La lesión está bien, de todas formas toca descansar unos días. El viernes volveré a ponerme las zapatillas para hacer el primero de los miles de kilómetros que todavía me quedan por hacer.

    ¡Gracias por leer!
    She will suffer the needle chill
    She's running to stand still

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    43
    Mensajes
    6.207
    Guardo la pole para escribir...ahora no puedo, luego solo tendre que editar este post
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Dec 2011
    Mensajes
    849
    yo creo que aprovechando que hay Puente igual la puedo leer entera este finde!
    Correr me hace feliz

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    Oct 2014
    Localización
    Olot
    Edad
    34
    Mensajes
    750
    Poco que decir flecha, como corredor eres buenisimo, me encanta que todo te salga tan instintivo y natural, pero como escritor eres aún mejor! Muchas felicidades por la crónica y por el maratón.

    Sólo añadir que si la zona del dolor es justo entre el aquiles y el gemelo, también podria ser el tibial posterior. Pero seguro que no tiene importancia, recuperate y nos conocemos pronto!
    MMP

    10K 38:50 Ciutat d'Olot 2015
    MM 1:23:39 Mediterrani 2015
    M 2:56:45 Castellón 2015

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    Jun 2012
    Mensajes
    4.268
    Cita Originalmente escrito por flechaman Ver Mensaje
    El maratón de Dusseldorf
    Hemos terminado 2653 corredores, de los cuales 522 han sido mujeres.
    ........
    Decir también que entre la salida y la meta hay más o menos un kilómetro, y que el guardarropa está en la ...
    Pues para correr un km, tampoco me parece un tiempo tan bueno...


    Grande flecha! Gran carrera y gran cronica...eres capaz de trasmitir muchos de los sentimientos que tenemos cuando estamos metidos en el fregao...gracias!!!


    Un saludo!!!


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    Oct 2011
    Edad
    47
    Mensajes
    349
    Genial !!!

    Me he sentido reflejado en varias frases de la crónica. Gracias por hacerme leer muchas de las sensaciones que he tenido en mis maratones y que a veces no sabía como explicarlas ;-)

    Por cierto, genial lo del "Muro" XD

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    Apr 2014
    Mensajes
    1.097
    Sencillamente genial...

    Gracias por compartir tu experiencia con nosotros! Y en la próxima a ver si no se tuercen las cosas y consigues tu objetivo!

    Saludos!
    Marcas Personales:
    5K: 20'26" (XXXVIII CP El Palo Málaga 2016)
    10K: 42'44" (Sevilla 10K Paseo María Luisa 2015)
    MM: 1h35'23" (MM Málaga 2016)
    M: 3h43'21" (M Málaga 2015)

    Objetivos 2016:
    <40' en 10K
    <1h35' en MM

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    730
    Espectacular Flecha!!! es un placer, una suerte, una bendición jajaja para los corredores poder tener a alguien como tu con un diario abierto y con una crónica como esta...
    Gran Crónica!!! gran carrera y grande tu!!!

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    May 2014
    Localización
    Bilbao
    Edad
    45
    Mensajes
    4.331
    ¡¡¡Gran crónica, Flecha!!!
    Pero tiene un problema, a mi entender: la lectura es tan fluida, lo explicas tan bien y lo vives tanto, que la gente puede pensar que hacerte 42 kms es fácil... incluso hacerlos en 3 horas!
    Con lo del niño perdido que distingue entre la multitud la cara de su madre, casi lloro...

    ¡¡¡Quiero la segunda parteeeeeeee!!!
    Marcas:
    • Maratón: 2h 48' 19'' (39 Maratón Donostia 2016)
    • MM: 1h 18' 23'' (XVII Media Maratón Donostia 2017)
    • 10.000: 36' 20'' (XV 10k Villa de Laredo 2017)


    Mi diario: Diario de JuanLu

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    Dec 2013
    Localización
    Izarra
    Edad
    42
    Mensajes
    3.148
    Gracias Flecha por escribirlo y compartirlo con nosotros.
    Enhorabuena de verdad!!!bonita,muy bonita crónica!!!!
    yo tengo otra buena frase, o a mi me lo parece, para los malos momentos...:
    "el dolor es inevitable, el sufrimiento sí!!!", y así la uso para no encerrarme en el bucle que me puede generar el dolor y el cansancio, yo decido....no sufrir!!.
    una vez mas....GRACIAS Y FELICIDADES!!
    MARATON BILBAO 2014... 3h 37'49".
    MM LOGROÑO 2014..........1h31'11".
    Maraton Martin Fiz 2015...3h18'33"

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    Aug 2010
    Localización
    San Martin de la vega ,Madrid
    Edad
    43
    Mensajes
    859
    Genial Cronica, no conseguistes tu objetivo pero bajar de 3 horas es para estar contento
    Prendido a la Magia de los caminos .
    Objetivos

    San sebastian 2016 ?
    Barcelona 2017 ?
    Mapoma 2017 - 23 de Abril
    Volver al Trail

    MMP
    Maraton de Sevilla 2016 2:55:58
    Media de Getafe 2016 1:21:10
    San silvestre Inter 2015 00:36:06

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    Jul 2014
    Mensajes
    94
    Grande Flecha! Eres una fuente de inspiración, gran cronista y luchador.
    Un placer leerte.

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    Dec 2014
    Localización
    Gijón
    Edad
    29
    Mensajes
    9.396
    Simplemente ENORME!!! Yo de mayor quiero ser como tu me ha encantado la crónica
    Diario del menda

    Strava

    Objetivos cuarto trimestre 2017

    10k nocturna Gijón (23/09/2017) -> sub38'30'' -> 37'38''

    MM Langreo (01/10/2017) -> Baja por lesión

    MM Áviles (05/11/2017) -> 1h32'19''

    Maratón Donosti (26/11/2017) -> MMP 2h57'03''

    Mejores Marcas Personales

    5k(Carrera Nochebuena 24/12/2016) -> 17'28''

    10k (10k Grupo Covadonga 26/03/2017) -> 37'25''

    MM (Gijón 29/04/2017) -> 1h22'53''

    Maratón (Donosti 26/11/2017) -> 2h57'03''

    INSISTIR, PERSISTIR, RESISTIR Y NUNCA DESISTIR

  16. #16
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Localización
    Castro Urdiales (Cantabria)
    Edad
    40
    Mensajes
    3.303
    Que gran cronica Flecha...Cada vez tengo mas ganas de correr mi maraton y dalo todo.
    Lo que te dicen, al leerte parece que es facil correr un maraton.
    10 km : 42´39" (Laredo 2017)
    Behobia-SS: 1h37´50" (2014)
    Media Maraton: 1h35´42" (Bilbao 2017)
    Maraton: 3h 35´05" (Valencia 2017)


    Mi Diario:
    https://www.foroatletismo.com/foro/d...tml#post693050

    Km 2014 --- 1.664 km
    Km 2015 --- 2.189,04 km
    Km 2016 --- 2223,27 km
    Km 2017 --- 1.043,83 km (Hasta Ahora)

  17. #17
    Fecha de Ingreso
    Oct 2014
    Localización
    Terrassa
    Edad
    35
    Mensajes
    361
    Buenas Flecha,
    Como si de el peliculón de la semana he esperado varios días para poder leerme la crónica. Y sí, he esperado a que los críos duerman, a que mi mujer cerrara los ojos, para en ese momento, parar la tele abrir el portátil y ponerme a gozar.

    Sinceramente, es un placer y lujo leerte. No eres el más técnico, ni tampoco el más melodramático, pero esa característica forma de explicar las cosas tan sencillas y con un fondo castizo, hace que las palabras entren suave y libremente en el coco.

    Se nota que disfrutas corriendo, y aunque no he percibido si durante muchos kms, tuviste buena parte de la carrera en la que todo fluía a tu alrededor, cómo te gusta destacar.

    Simplemente decir, que la última frase que comentas me encanta, significa mucho para mí, ya que me acompañó en mi primer maratón, junto a una dedicatoria a mi mujer entonces embarazada y mi hija. Te emplazo a leer un post donde lo expliqué para demostrártelo ;p

    Frase: https://www.foroatletismo.com/foro/d...tml#post850745

    Explicación frase: https://www.foroatletismo.com/foro/d...tml#post850754

    Seguimos leyéndonos espero que por mucho tiempo!!!

  18. #18
    Fecha de Ingreso
    Oct 2013
    Localización
    Valencia
    Mensajes
    24
    Enhorabuena por tu experiencia y gracias por compartirla.

  19. #19
    Fecha de Ingreso
    Aug 2011
    Localización
    Hospitalet
    Edad
    48
    Mensajes
    2.311
    ¡Gracias a todos por los comentarios!

    En realidad, la marca, más que un objetivo era una predicción basada en el conocimiento de mi estado de forma, en saber que llegaba a la salida en perfecto estado de salud, y en la convicción de que quería luchar por lo máximo que tuviera a mi alcance conseguir.

    Al final, conseguir o no conseguir la marca para mí no es lo importante, lo importante es la batalla, haber podido mantener el pulso hasta el final. Pasada una semana y con las ideas más reposadas, puedo decir que he aprendido mucho de esta carrera y que está llena de cosas positivas y lecciones aprendidas.

    Sobre la lesión que me perjudicó al final, la achaco a un error por mi parte. Después de un específico sin apenas series, concentré al final algunas sesiones agresivas en cuanto a ritmo, con el fin de evaluar mi estado de forma, que no me sentaron muy bien. La guinda fue un 10x800 a 12 días de la carrera. Casualmente dos días más tarde en un rodaje suave apareció la molestia, a la que por cierto, hice caso omiso. Lo corregiré para la próxima vez.

    Sobre lo positivo, me quedo con esas pulsaciones extra que pude sacar los últimos kilómetros para mantener un ritmo aceptable, señal de una buena preparación.

    Pero sobre todo me quedo con la fuerza interior que no me permitió rendirme cuando las cosas se pusieron mal. Ya no digo abandonar, pero hubiera sido muy fácil dejarme llevar y terminar en 3:03 o 3:04 excusándome en el dolor.

    Como escribí en la crónica, el maratón son 130 minutos de disfrutar y 50 de sufrir. El año pasado abandoné en la mitad del maratón de Barcelona por un dolor en la espalda que ya hubiera querido el domingo, pero la realidad es que en Barcelona llevaba 88 minutos de carrera y todavía no había disfrutado. Estoy convencido de que me retiré por eso.

    Sin embargo el domingo había disfrutado mis 130 minutos como nunca antes, y eso genera una fuerza de reacción a abandonar la lucha muy poderosa, porque si abandonas la carrera o haces alguna concesión, la magia de esos 130 minutos se pierde para siempre.

    Después de un año 2014 sin pena ni gloria, lo mejor fue, como en la canción “The Boxer” de Simon & Garfunkel, comprobar que “the fighter still remains”.
    She will suffer the needle chill
    She's running to stand still

  20. #20
    Fecha de Ingreso
    Aug 2011
    Localización
    Hospitalet
    Edad
    48
    Mensajes
    2.311
    Cita Originalmente escrito por juanma1982 Ver Mensaje
    Simplemente decir, que la última frase que comentas me encanta, significa mucho para mí, ya que me acompañó en mi primer maratón, junto a una dedicatoria a mi mujer entonces embarazada y mi hija. Te emplazo a leer un post donde lo expliqué para demostrártelo ;p
    Es una gran frase, pero lo bueno es que además es verdad. Cosa que no se puede decir de todas las frases que suenan bien, como por ejemplo esta:

    ¡Impossible is nothing!... ¿Cómo que impossible is nothing?
    She will suffer the needle chill
    She's running to stand still

Página 1 de 2 1 ... ÚltimaÚltima

Temas Similares

  1. Crónica Maratón Martín Fiz 2014
    Por Tántata Chan en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 22-05-2014, 19:17
  2. Crónica de mi primera maratón, BCN 2014
    Por artxy en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 23
    Último Mensaje: 23-03-2014, 23:56
  3. Crónica del Maratón de Sevilla 2014
    Por Tressilian en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 10
    Último Mensaje: 25-02-2014, 20:06
  4. Crónica de mi 1ª Maratón
    Por quiquejp en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 16
    Último Mensaje: 18-12-2013, 09:19
  5. Crónica de la Maratón de Valencia 2007
    Por Salva en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 5
    Último Mensaje: 17-01-2008, 20:55