Ayer participé por primera vez en la carrera y me gustaría felicitar a la organización por todo lo que montó siendo una carrera gratuíta. El año que viene repetiré salvo que lo impida una causa de fuerza mayor. Eso sí, lo que no se debería repetir por parte del Ayuntamiento, ya que era una de las entidades que participaban en la organización, es la lamentable gestión del tráfico de vehículos en las calles y carreteras por las que transcurría la carrera. Más de una vez nos tuvimos que subir a la acera porque no se había cortado el tráfico por el casco urbano, y en el tramo de la bajada, en la Carretera de Bañeres, era bastante peligroso correr ya que sólo había unos conos bastante separados entre sí que nos mandaban a correr al arcén mientras los coches nos pasaban al lado. Nefasta la actuación de la Policía Local que como en todas las ciudades imagino que dependerá del Ayuntamiento.
Por lo demás, ya digo, el año que viene repito.