Atletismo
Página 1 de 2 1 ... ÚltimaÚltima
Mostrando resultados del 1 al 20 de 36

Crónica de la 120th Boston Marathon

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298

    Crónica de la 120th Boston Marathon

    120th BOSTON MARATHON





    Crónica, una crónica es una narración histórica en que se sigue un orden consecutivo de los acontecimientos y en este foro en concreto las crónicas suelen estar basadas en la experiencia personal de cada corredor durante los 42,195km, todas, absolutamente todas son interesantes porque cada corredor vive, siente y padece la aventura del maratón de una forma distinta, en este caso he querido ir un poco mas allá y profundizar más en el porqué y el cómo. Sé que puede resultar algo tediosa su lectura y es por ello que pongo el enlace directo al maratón para ahorrar al lector un muestrario caótico, desordenado e incoherente de sensaciones, pensamientos y porque no decirlo también, de sentimientos. Sin embargo apreciado lector si sientes la curiosidad sobre el cómo o el porqué del hecho que un tipo acabó corriendo en Boston desde la primera vez que cruzó una línea de meta, te invito a que tomes asiento.


    Cap 1. El porque


    Cap 2. El como


    Cap 3. En Boston


    Cap 4. El maratón






    CAPITULO 1-El porque

    Mi historia como maratoniano no es extensa, ni longeva y ni mucho menos dilatada pero ya goza de cierta madurez, sin embargo como en todo, siempre hubo una primera vez, siempre hubo una primera vez en que piensas en cosas más allá de lo que crees poder hacer, siempre hubo una primera vez en que sueñas con cosas grandes, siempre hubo una primera vez en que deseas hacer cosas grandes, en aquellas cosas que a priori las ves lejanas, alejadas o distantes, en aquellas que las ves casi imposibles, en las que piensas o crees que tu nunca podrás llevar a cabo, en que la tendencia al pesimismo te hace buscar excusas, te hace darte motivos que no hay para dejar de soñar, para dejar de creer, para dejar de vivir, en que en una vida sin muchos alardes te hace pensar que está por encima de tus posibilidades pero que ningún día dejas de soñar con ellas, que ningún día dejas de creer en esa esperanza que, sin embargo, nunca deja de existir. Cuando acabé mi primer maratón en marzo del 2013, algo me atrapó, algo se adueñó de mi alma, algo se adueñó de la parte más humana del ser humano, ese día descubres algo de ti que había pasado desapercibido durante toda tu vida, ese día descubres que hay una fuerza que te atrapa con tanta intensidad que sin apenas darte cuenta enfocas tu vida en una nueva dirección, ese día nace algo distinto en ti, pero eso no le pasa a todo el mundo, sin embargo, les pasa a muchos.

    A mediados de marzo del 2013 en un nublado día de primavera, en el momento en que abatido físicamente crucé la línea de meta del maratón de Barcelona, en el momento en que cruzas la frontera de la cordura a la locura mas alocada, a la mayor bendita locura que puedas sentir, en el momento en que me colgaron la medalla, es ese el momento que todo maratoniano sabrá lo que quiero explicarle, en ese momento en que todo se detiene, es ese momento en que vives la experiencia más bipolar de todas, estás vacío de energía físicamente pero a la vez te sientes con la mayor energía vital que cualquier ser humano sea capaz de experimentar, es ese momento en que solté esa ambiciosa frase de "quiero más" no sabes ni dónde, ni cuándo, ni cómo pero quieres más, quieres más maratones, quieres volver a sentir lo que acabas de sentir, quieres volver a disfrutar lo que acabas de padecer, quieres volver a padecer lo que estas disfrutando, en ese momento poco importaba el lugar, la fecha o el resultado del próximo, pero sabes que habrá otro, sabes que antes o después habrá otro.

    Una vez en casa y con algo más de calma empiezas a bucear por internet ávido de información, ávido de conocimiento y sin saber cómo, di con él, di con el maratón de Boston, el maratón por antología, el concepto superlativo del maratón, Atenas tiene la estrella de ser donde se inició, Nueva York goza de ser el más exportado, pero el más antiguo, el más longevo, el que tiene algo especial, el que sin dar muchas voces tiene un glamour diferente es Boston, allí no cuentan ni los records, ni hay grandes estrellas y ni mucho menos copa grandes portadas pero se han vivido historias sorprendentes, como ser el primer maratón donde una mujer (no sin problemas) lo corrió. Correr en Boston no deja indiferente a nadie. Entonces supe que antes o después yo estaría allí, es lo mismo que si un enamorado del cine sueña con rodar una película en la meca del cine, Hollywood. La empresa era lejana, complicada, pero cuanto más complicada se antojaba, ardía en deseos de realizarla (como muchas cosas en mi vida) porque sabía que la disfrutaría más y entonces..... y entonces sucedió, sucedió eso que nunca debe suceder, eso que nos deja perplejos, que nos hiela la sangre, que nos petrifica, eso a lo que uno nunca acaba de acostumbrarse, eso que hace al humano menos humano o que nos convierte en el ser vivo más incongruente de la tierra, a los pocos días sucedieron los atentados de Boston. No hace falta que aquí y ahora entre en detalles, pero en vez de amilanarme, en vez de caer en la congoja, aflicción o el desanimo, mis deseos, mis ganas, mi ansias por correr allí se acentuaron, una de las cosas de las que más me cuesta asimilar es la paciencia pero sabía que en esta ocasión debía armarme de ella, el camino era largo, larguísimo, perpetuo o casi infinito, las vías de acceso son algo complejas y sin llegar a caer en un despropósito la más accesible era la de lograr marca mínima con cierto margen para asegurarte el tiro, eso alejaba todo atisbo de lograrlo a corto plazo, porque en ese 2013 apenas había hecho que calzarme de nuevo en una afición que había abandonado pero que nunca había dejado de amar.


    El que conozca mi caso, el que me haya seguido con cierta regularidad sabrá que una de mis principales virtudes es el tesón, la tenacidad, la constancia, la entrega, la disciplina y el no dar nunca nada por vencido hasta que no está vencido y puede que ni aun así, así que desde ese mes de marzo del 2013, el proyecto Boston quedó en un cajón, no en el cajón del olvido sino en el cajón de las cosas que uno tiene pendientes, ese cajón que a medida que van pasando los años se va vaciando y que tienes que volver a rellenar con proyectos, sueños o deseos porque de lo contrario acabas muriendo en vida, entras en una dinámica que sin darte cuenta pasan diez años y te acabas preguntando qué has estado haciendo esos diez años . Los maratones posteriores que corrí; Berlín, París y Valencia tenían un doble significado, disfrutarlos o intentarlo por igual pero sin dejar de mirar de reojo el cajón de las cuentas pendientes. En París o Valencia la carga emocional a la que fui sometido y en la que en ninguno se pudo plasmar lo que de verdad podía realizar alejaron la posibilidad de correr Boston a corto plazo. Hasta que pasado el maratón de Valencia y donde en una conversación superflua con un forero (Chains) despertó en mí esa chispa que haría que todo prendiera, metáforas de la vida es como si estas impregnado en queroseno y se te acerca alguien con una antorcha entonces supe que llegó el día, el día de intentar en Barcelona 2015 (aquí la crónica https://www.foroatletismo.com/foro/a...aton+Barcelona) hallar la llave de la puerta de esa magna empresa. Creo que a día de hoy puedo catalogar como Barcelona 2015 el mejor maratón que he corrido nunca, el que lo he corrido con mas inteligencia, el que mejor sabor de boca me ha dejado por proximidad, por venir de dos maratones como Paris y Valencia, por la carga emocional que tenia, por el saber estar a la altura de su responsabilidad y por poder dedicárselo a una persona muy especial, de esas personas que si no existieran habrían que inventarlas.

    - - - Updated - - -


    CAPITULO 2. El como

    Con la llave en mi poder, no sin algo de misterio por dos malditos segundos, con la certificación oficial de que había un dorsal con mi nombre, había un número dedicado a mi solo tocaba esperar, concretamente más de un año, más de un año dejando volar la imaginación de cada centímetro, de cada metro o de cada kilometro de su recorrido, de cómo sería la llegada, de cómo sería la ciudad, de cómo sería el país (nunca antes había visitado EEUU), de cómo sería la gente, sin embargo, para calmar las ansias de correr, para calmar la ansiedad de correr maratones y viendo que se iba a organizar semejante algarada en Donosti, no pude dejar la oportunidad de visitar el norte del muro y conocer en persona a un grupo humano que a día de hoy pocas palabras tengo o podría encontrar para describir lo que son y lo muy ligado que me siento a ellos. Sin presión ni pretensión, fui, gocé y disfruté de una de las experiencias más gratificantes que recordaré en tiempo, pero.......... siempre hay un pero, "pero" es una conjunción adversativa que matiza, que contrapone y que contradice y en esta ocasión no sería menos, PERO justo tres semanas antes del maratón de Donosti, concretamente cerca del km25 o 26 de la última tirada de 30km, de la última de cinco tiradas de 30 o más km, sobre la media mañana del 8 de noviembre del 2015 y a mitad camino del ciclo vital de unas zapatillas nuevas para mi, noté una leve molestia en la fascia derecha, después de concatenar varias semanas de más de cien kilómetros, con semanas de hasta 8 entrenos con buenas sensaciones, salían buenos ritmos aunque solo la fatiga lógica de semanas intensas habían marcado del devenir de un buen especifico, sin embargo, esa fatídica mañana del 8 de noviembre algo estaba sucediendo. Cuando eres corredor de maratones sabes que antes o después tienes que lidiar con molestias, sobre todo al final de los específicos donde más has castigado al cuerpo, pero sabes que esas molestias no dejan de ser posiblemente pasajeras, con esa idea acabé los últimos 30km antes de Donosti, las semanas posteriores, las molestias perduraban, no iban a más, era simplemente una molestia como otras que han habido y como otras que habrán, sin embargo, le pedí a JuanLu un par de antiinflamatorios la noche previa al maratón por si las moscas, el maratón lo pude disputar sin que las molestias afectaran al rendimiento, estaban allí, pero me dejaron disfrutar del maratón, del viaje a Donosti y de un fin de semana en el que cada vez que mire al calendario quedará marcado para siempre.

    Tras Donosti, me tomé una semana para recuperar, muscularmente había acabado bastante fatigado y donde suponía que esa semana las molestias de la fascia se irían para siempre, sin embargo nada más lejos de la realidad, el 6 de diciembre del 2015 volvía a poner a 0 el cuentakilómetros de un especifico donde esta vez no tenía un objetivo claro, después del 3:03:03 de Donosti me valía cualquier resultado, mejor, igual o algo inferior. Pero (volvemos con la conjunción adversativa) desde el primer día, las molestias me acompañaron día si y día también, a partir de los 3 o 4km de cada entreno era como si de repente notaras como una aguja para sedar búfalos se te clavaba en el talón y entonces aparece un dolor tan intenso como agudo, donde acabas notando como sube por la pierna hasta la zona lumbar y si prosigues se te duerme toda la zona inferior, vas bien hasta que aparece, no fallaba, era siempre así, salías a rodar, a hacer series y no notabas molestias, pero.... (maldita conjunción adversativa) pasados unos minutos siempre aparecía, cada vez más intenso, cada vez más doloroso, pisabas, dolor, pisabas mal dolor más agudo, aguantas, tragas saliva, frunces el ceño y agachas la cabeza y tu moral va cayendo en la misma proporción en que los dolores se van acentuando, es como si el suelo desapareciera y caes, caes sin que nada ni nadie pueda levantarte, pueda animarte, es una caída en el que no llegas al final, es angustia, pura angustia, la sensación más absoluta de impotencia que se adueña de cada pensamiento, la mayoría de los días lo llevas en silencio, otros gritas de rabia, otros te sumerges en tus pensamientos, en una espiral de pesadumbre que nada bueno te aporta, pasas por todos los estados posibles del lesionado; negación, resignación, impotencia, rabia, tristeza, seguramente otros hubieran abandonado, no es mi caso, abandonar no es fruto de mi idiosincrasia, nada ni nadie me ha puesto las cosas fáciles en la vida, Boston no era más que un reflejo de ello, pero dudas, dudas de todo, dudas hasta incluso de tu propia identidad. Día tras día, entreno tras entreno el dolor estaba allí, incluso me acompañaba en el día a día, andando, subiendo escaleras o bajándolas, recién levantado o cuando pegabas un pequeño sprint para cruzar la calle, da igual el calzado que llevaras, solo catalogaba los días en función del dolor, dolor moderado, dolor intenso, y hasta dolor agudo que hacía que entre lagrimas de impotencia volviera de muchos entrenos cojeando y antes de entrar en casa tenía que esperar a dejar de cojear o a sacarme la rabia de los ojos, puesto que nadie en su sano juicio podría tolerar tal nivel de sufrimiento gratuito y menos mi pareja, que seguramente me habría puesto más impedimentos de los que ya tenía cuando me viera salir por la puerta con las zapatillas puestas y rezando en arameo para que ese día el dolor solo fuera moderado.

    La impotencia de ver como se te va escurriendo de las manos algo en lo que habías puesto tanto solo lo pueden entender aquellos que han pasado por algo parecido, el vía crucis que pasé los meses de diciembre, enero, febrero, marzo...donde el planning en vez de ser sesiones de entrenamiento era una lista interminable e inagotable de entrenos acortados, entrenos anulados, tiradas largas reducidas a la mínima expresión, semanas modificadas en función del dolor, visitas a fisios, visitas al masajista, donde los auto masajes y los ejercicios para aliviar los síntomas conformaban un día a día más negro que el futuro de un recién licenciado en este país, un día a día donde todo era difícil de sobrellevar, donde la tónica habitual era siempre igual, te levantas te duele, te masajeas deja de doler, pasas el día vuelve el dolor, te masajeas deja de doler, te calzas las zapatillas y no dolía pero a los pocos minutos volvía el dolor, día tras día, semana tras semana y donde era plenamente consciente de que así solo podría correr como máximo 8 o 10km porque si iba lento era capaz de aguantar hasta 15, si subía un poco el ritmo el dolor pasaba de moderado a intenso y si pasaba de 20, el dolor ya era agudo o muy agudo.


    En toda planificación hay varias fechas señaladas, suelen ser días importantes en que valoras tu progresión; carreras de 10km, medias maratones, tiradas largas a ritmo de carrera, etc. En este caso, el maratón de Barcelona estaba marcado en rojo en el calendario como test vital a un mes vista del maratón de Boston, no simplemente a nivel deportivo sino también nivel emocional, por un lado tenía la oportunidad de disfrutar de la compañía de Flechaman y Yasunaga durante 9 y 21km respectivamente, algo que no sucede ni todos los días ni todos los años y por el otro una amiga muy especial saldaría cuentas con la Opera Magna, iría a decirle al maratón algo que no pudo decirle un año antes y que tenía severas dudas debido a la kriptonita del corredor, las lesiones, tendría su oportunidad de demostrarse aquello que siempre intenté transmitirle, que esto del maratón es la antítesis de cualquier demostración de racionalidad, es una locura, una autentica locura, pero bendita locura esta que nos baja a los albores de la mismísima felicidad. Mi planteamiento para ese día era simple pero eso no significa que fuera sencillo, correr 21km a 4'10_4'15/km con dos liebres que porque no decirlo, tan diferentes entre sí pero con la misma analogía como pasión. El día era bueno, no hacia viento y amanecía fresco, yo les esperaría en el paso por la media maratón y Flecha nos dejaría en el 30. A la hora prevista llega la élite, detrás muy lejos, infinitamente detrás empiezan a llegar corredores, los humanos. Veo la liebre de 2h45 y al cabo de poco tiempo veo a Juanlu y un par de minutos después llegan Yasunaga y Flecha, a Yasunaga se le ve cómodo. Me uno a ellos, rodamos bien a un ritmo estable, mi atención solo está en una cosa, en el maldito pie y a partir de que km empezarían a aparecer las agujas de sedar búfalos por la fascia. Contando que yo empecé en el km21, cuando veo el cartel del km24 la primera punzada, esa me la esperaba y las siguientes tal vez, pero lo que no me esperaba era la intensidad de las que vinieron al cabo de poco, vale, el ritmo era vivo no un rodaje suave, pero tampoco me esperaba esa intensidad de dolor en menos de 8km, del dolor leve pasó directamente al agudo saltándose el nivel moderado, pisada tras pisada era punzada tras punzada, psicológicamente me hundí, me hundí como no me había hundido antes, maldije tanto mi mala suerte que las culebras que por mi boca estaban a punto de salir habría asustado hasta la mismísima diosa Manasá, mi fortaleza mental que era lo único que me había llevado hasta ahí se resquebrajó como pocas veces había visto, a nivel personal estaban cambiando muchas cosas en mi vida sobre esas fechas, vivía una etapa en la que estaba aturdido, confundido y sorprendido y mi capacidad de sufrimiento era nula hasta que vi el cartel del km26, se gira por una plaza, se sube por una calle para volver a bajar por la misma y allí decidí que ese día no pensaba sufrir más, empecé a cambiar la pisada en un km que ni correspondía ni era normal, cuando bajé al km30 (mi noveno km) Flecha nos abandonó, hizo un fantástico papel y en el 31 (mi décimo km) me despido de Yasunaga, me detengo y de repente todo es silencio, el silencio más tenebroso que conozco, el silencio más desolador que existe, una angustiosa sensación de vacío, ese silencio que hiela la sangre, no hay voces, no hay ruido, solo el silencio ...pocas veces había rodado tal que después no pudiera apoyar ni el pie, pocas veces el nauseabundo aliento de la miseria no me dejaba ni respirar, pocas veces me acerqué a un puesto de la Cruz Roja a pedir hielo para intentar aliviar los síntomas de las agujas de sedar búfalos, como si el hielo me arreglara el pie, estuve 10' sentado en el suelo con el hielo, cabizbajo, pensativo, meditabundo intentando asimilar lo que estaba pasando, enseguida caí en la cuenta que ese día los focos no eran para mi, yo no era el protagonista de esa película, yo era un actor secundario que no debería ni aparecer en los títulos de crédito, el protagonismo, las cámaras y los aplausos eran para aquellos que debutaban, para aquella y para aquellos que cumplían con creces en su cita con la historia, así que me levante y cojeando como pude me acerqué para convertirme en un espectador de lujo, para animar, para saborear y para observar el éxito de otros y donde disfruté tanto de esos éxitos como si hubieran sido míos, aquel día acepté que mi situación era que no era capaz de correr más de 10km.
    Úlima edición por Himly fecha: 03-08-2016 a las 12:29
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    CAPITULO 3. En Boston

    El fin de semana del maratón de Barcelona (12 y 13 de marzo) marcaria un antes y un después en lo referente a Boston, por un lado anímicamente estaba totalmente fuera de preparación, resignado a mi suerte, lesionado, convulso y sin capacidad de sufrimiento y por el otro a punto de hacer uso del seguro de cancelación por lesión (31 de marzo a las 23:59), sin embargo, una persona me convenció insistentemente para acudir a un osteópata y otra persona gestionó la visita pidiendo cita para el 31 marzo. El 31 de marzo acudí al osteópata, especialista al que me faltaba acudir de la casi infinita lista de profesionales sanitarios a los que había acudido, un osteópata es aquel profesional al que acudimos como último recurso e incluso ni eso, nunca he tenido fe, ni credo ni confianza en la osteopatía, siempre me ha parecido una rama muy cercana a la homeopatía, pero solo me quedaba acudir al osteópata y como final a un curandero, que curarme, no me curaría solo me sablearía la cartera pero al menos intentaría que me diera una ración doble de efecto placebo. Vaya por delante que para mí los milagros solo son exclusividad de las películas de media tarde dominguera, pero no sé por qué extraña razón me metió los dedos en la boca, me hizo un daño tremendo y como si de un mago se tratara, el dolor en la planta del pie, paso de moderado, agudo, muy agudo o intenso a leve molestia, una leve molestia que a esas fechas era como darle un vaso de agua caliente a un sediento, no estoy en condiciones de dar una explicación coherente a este hecho pero a la vez tampoco me importa, a los hechos me remito, era capaz de correr, sin muchos alardes sobre ritmo/distancia, pero era capaz de correr sin acordarme de los antepasados de Nosferatu.


    Entre la semana del 31 de marzo y el 10 de abril, acudí dos veces al citado osteópata y cumplí 42 años, cifra mágica que cualquier maratoniano le gustaría vivir anclado en ella pero los hechos personales darían la puntilla a un especifico escaso, ineficaz e ineficiente, darían la estocada definitiva, la última semana antes de viajar sucedieron aspectos personales que me privaron del sueño necesario y me negaron el enorme placer de sufrir las típicas paranoias taperianas de cualquier maratoniano. En los últimos 5 días antes de partir no sumé mas de 9h de sueño en total, pero nada me impedía que yo volara el sábado 16 de abril desde Barcelona vía Madrid hasta Boston, el maratón era el lunes 18, pero como me dijeron una vez la gracia de vivir es que las cosas en esta vida no suceden cuando uno decide sino que suceden cuando el caprichoso destino elige y siempre, siempre le pilla a uno por sorpresa.




    SABADO 16 DE ABRIL
    A las 10 de la mañana del sábado 16 de abril, me perdía en la inmensidad del aeropuerto, listo para volar, el equipaje era el justo y necesario, yo tenía el dorsal mediante la marca de Barcelona 3h05'02, margen suficiente de la mínima que pedían para mi edad (3h15'00) pero el pack completo (vuelo+hotel) lo gestione a través de la agencia Marathinez la cual incluía una visita guiada la ciudad. Este tipo de agencias para el que no lo sepa, también disponen de dorsales para correr, incluido BOSTON, pero son escasos y caros, bastante más caros de los que suelen costar por la vía tradicional, ya se sabe, del pastel del maratón todos quieren su pedazo, hasta Boston que tenia la aureola de imposible sin marca acreditada ha sucumbido al poder del dios dinero. Este año en Boston se celebraba la 120th edición, la primera edición data de 1896 (casi la misma que los JJOO de la era moderna), 120 años consecutivamente es un hito importante, casi el triple de longevo que su hermano de Nueva York que data de 1970.

    Mi contacto de la agencia me dijo que nos veríamos en la zona de embarque o en el mismo avión. El vuelo de Barcelona a Madrid discurriría por los cauces normales, facturo con tiempo y me relajo en la zona duty free, en Madrid a pesar de tener casi 1h de margen entre vuelos tocaba correr, el vuelo de Barcelona llegaba con 20min de retraso y el embarque estaba literalmente en la otra punta del aeropuerto de Barajas (por decirlo suavemente), hasta tenía que coger un tren, las zonas de embarque estaban guiadas con una línea azul así que el que se perdiera o es lelo o estaba pensando en cosas que no tocaban, la sensación de tener que seguir la línea azul me recordaba aquel mítico programa de Emilio Aragón “Ni en vivo ni en directo” en el que un hombre seguía una línea blanca que nunca acababa (ese programa fue emitido a mediados de los 80, sí lo sé, nos hacemos mayores). Llego a la zona de embarque y el 90% de la gente que allí había eran corredores de maratón, muchos ataviados con algo que les delataba, guiados por cada una de las agencias importantes que se dedican a eso en este país, embarco con poco margen.




    Una vez en el avión me encuentro con el de la agencia y me regala un forro de calidad con el logo de Boston y obviamente con el logo de su empresa que guardo con mucho cariño. Nunca antes había hecho un vuelo transoceánico así que todo es nuevo para mí, intento relajarme y dormir algo pero los pensamientos van y vienen y apenas puedo dormir. La salida del avión es a las 12h y llegamos a Boston a las 14h hora local, en este tipo de viajes se desarrolla un curioso juego del tiempo donde las franjas horarias bailan un ritual entre la comedia y la ciencia ficción. No es noticia que el hombre siempre ha querido controlar el tiempo, ese insólito espacio temporal incontrolable donde la aspiración de dominarlo ha resultado un fracaso continuado que lo ha relegado a quimera o a tabú. Seguramente en ese momento me encuentre lo más cerca que se puede estar de formar parte de ese juego, de formar parte del indómito sueño de la humanidad, de controlar lo incontrolable, en 8h de vuelo se avanzan 2h solares o lo que es lo mismo se vuela en sentido inverso a la rotación terrestre, lo que viene a ser lo mismo que reducir el tiempo, en este caso reducir el tiempo al 25%.


    En la zona aduanera del aeropuerto de Boston me toca pasar el control con un agente alto, con cara malhumorada, de los que se nota que aman su trabajo, que ha tenido un buen día y que está radiante de felicidad, le presento el ESTA, le presento mi pasaporte pero no debe ser suficiente, me habla un inglés que no entiende ni Hemingway y nos enzarzamos en una conversación absurda, me pregunta cosas que ni entiendo y empiezo a ponerme nervioso, a que puede ser debido que a 48h del maratón se le presenten en su puesto aduanero personas de medio mundo ataviados con ropa deportiva, a un congreso de flamencos?. Me pregunta y me pregunta y no sé que responder, la escena es más de Benni Hill o Mister Bean que la de un control aduanero de uno de los países mas importantes del mundo, en esto que pienso en voz alta "he venido a correr el maratón no ha cocinar paellas" y de repente oye la palabra maratón y capta el mensaje, entre refunfuños me pega un sello en el pasaporte y me deja pasar, respiro aliviado.


    Quedamos todos los del grupo (Marathinez) en la recogida de equipajes, el responsable que viaja con su hija nos reúne a tres, a uno que ha viajado más veces con él le da dinero para el taxi y a mí me dice que mi compañero de habitación ya está alojado porque llegó ayer. En el hotel (Westin Hotel a 500m de la meta) la recepcionista es más amable, me sonríe y mientras le presento la reserva no deja de sonreírme, me hace preguntas triviales y con mi inglés de tres al cuarto le digo yes a todo porque no entiendo ni papa, durante los 10' de conversación no deja de sonreírme, estoy convencido de que si la conversación dura media hora más seguiría sonriéndome igual, por un momento pienso que le he gustado, pero detrás de mi había un tipo que casi triplicaba mi peso y de los que les gustan demasiado los ganchitos y la recepcionista le sonríe igual, es una buena profesional... mi autoestima masculina se desinfla como un globo pinchado.

    Conozco a mi compañero de habitación, un andaluz muy salado que forma parte de un grupo, el grupo es impar así que a él le ha tocado compartir habitación y le ha tocado al más feo, a Himly, nos enzarzamos en la misma conversación que el 99% de maratonianos que se acaban de conocer, el 1% restante suelen hablar de cosas sin sentido, le pregunto qué espera hacer en Boston y me dice que pasárselo de muerte EN TODOS LOS SENTIDOS, somos hombres así que entiendo a lo que se refiere le pregunto concretamente por el maratón y su respuesta fue "ah el maratón, no sé, no hacer el ridículo". Me invita a que le acompañe con su grupo a recoger el dorsal, el hotel esta a 10' andando de la feria, acepto su invitación y me uno a su grupo, son 11 personas, todos andaluces, la mayoría separados y con hijos, de clase social media alta de entre los 45 y los 55 años y con un concepto de la vida que me encanta, disfrutar mientras se pueda y de lo que se pueda. En la feria casi me olvido de los problemas de España y disfruto, la verdad es que me lo paso como un niño, por un momento ni me acuerdo de mi amiga la fascitis ni de los problemas que se quedaron allí. A media tarde, vuelvo solo al hotel, el grupo de andaluces se van a cenar, yo estoy muy cansado. Una vez en el hall del hotel me conecto al wifi y concretamente a las 19:12h (hora local Boston) del Sábado 16 de abril (1:12 de la mañana del 17 de abril en España +6h), recibo EL mensaje de whastup, ese tipo de mensajes que sabes que te va a cambiar la vida por completo, me quedo sin palabras y no salgo de mi asombro, en el hall del hotel la conexión no es muy buena, así que me dispongo a buscar un Starbucks cerca para seguir con la conversación. A las 21:30 me "invitan" a salir del local porque van a cerrar, es noche cerrada y me vuelvo dando un paseo por la calle central de la llegada del maratón. A las 23h me acuesto.












    DOMINGO 17 DE ABRIL
    Siempre me dijeron, cuando vuelas a un país con un cambio horario muy pronunciado, intenta alargar el primer día para acostarte cansado y así poder dormir, decirle a todos ellos, que el domingo a la 1 de la mañana me acordé de sus familias, de sus antepasados, de sus ancestros y de sus fístulas, a la 1 de la mañana me despierto pensando que deberían ser las 6 de la mañana... cuando veo la 1 me echo las manos a la cabeza, intento dormirme pero no hay éxito, otro día más de insomnio, sin embargo había logrado un record desde el martes anterior (6 días antes) dormir más de 1,5h...concretamente casi 2h, mi compañero de habitación aun no ha llegado, me acuerdo de su frase "pasármelo de muerte" me pregunto donde andará. Bajo al hall, escucho música y leo unas revistas. A las 5 de la mañana abren el Starbucks y a las 7 habíamos quedado todos del grupo para salir a entrenar. Tras unos cuantos km rodando que me sientan fenomenales volvemos al hotel. Ducha y listos para la visita guiada. La típica visita turística de cualquier paquete de viajes. Nos metemos en un autobús y entre cabezadas voy viendo el paisaje con el sol de cara me cuesta no caer dormido, el guía, un mejicano muy educado cuenta cosas muy interesantes, he de reconocer que nunca había pasado por esa experiencia de visitar una ciudad con un paquete con guía incluido, hasta la fecha he acostumbrado a ir a mi aire, siempre he creído que la mejor guía es patearse uno mismo la ciudad, pero me resulta grata la experiencia hasta que el guía suelta una gracia, "Como se lo están pasando? supongo que a algunos les parecerá aburrido lo que les cuento, porque solo les falta roncar" todos ríen....Himly, el sembrao, vuelve a hacer de las suyas. Me entero como buenamente puedo de lo que cuenta, Harvard, MIT, Bar Cheers, etc... Todo lo turístico que tiene Boston se visita. A las 12:30 acaba la visita en un punto alejado del hotel y todo el grupo se junta para comer, yo me aparto y decido comer a mi aire y volver paseando solo al hotel, calculo que el hotel está unos 5km, así que en 1h he llegado, el paseo se convierte en 4h, me pierdo dos veces mirándolo todo, fotografiándolo todo, empapándome de todo, en una de esas que miraba a donde no tocaba me tropecé con un hombre de color que pedía limosna yo soy un fornido español de estatura media que se atreve con todo, pero con un americano de casi 2m, que me dobla en volumen y que apesta a alcohol prefiero no liar un conflicto internacional, así que le entrego 20$ como limosna. Llego cansado al hotel pero aun y así me conecto con España vía whatsup para recibir noticias, a las 21h salgo a buscar un sitio para cenar, acordándome de Valencia intento buscar algo que esté con gente y tenga pasta, localizo un restaurante con mucha clientela, pido sitio y me dicen que 1h, decido esperar, a los 10' me invitan a pasar a una mesa improvisada en medio de un pasillo estrecho donde me llevo más de un codazo de los camareros, ceno solo. De todos los platos de la carta estoy convencido que pido el más malo de todos, no hice fotos de la comida por dignidad, pero solo soy capaz de comerme la mitad, la cuenta asciende a unos 28$ le entrego dos billetes de 20....la camarera debe entender que le dejo 12 de propina porque no me trae el cambio y me da unas gracias con mucho entusiasmo, debo haberme vuelto a liar con el inglés, cosas de Himly, el sembrao. Llego al hotel y me vuelvo a acostar a las 23h.
















    - - - Updated - - -

    CAPITULO 4. El maratón

    LUNES 18 DE ABRIL.
    El maratón de Boston no es circular, discurre desde Hopkinton hasta Boston, la organización está a la altura de las circunstancias y dispone de autobuses en función de la wave (oleada) y del corral (cajón) yo salgo en la primera oleada (dicho así parece como si fuéramos a desembarcar en Normandía) en el tercer cajón, es decir a las 10:00 de la mañana pero el autobús sale a las 6:00 puntualmente, estos americanos se conoce que no les gusta andar con precipitaciones. El punto de partida es un parque que está a 10' andando desde el hotel, yo me despierto puntualmente entre la 1 y las 2 de la mañana como de costumbre, esta vez sí que tengo al compañero de piso durmiendo, me bajo al hall para no despertarle, a esa hora casi podría zamparme lo que me diera la gana puesto que hasta la hora del inicio me da tiempo hasta de hacer 3 digestiones, a las 5 me subo a la habitación para enfundarme en mis atuendos de batalla, pillo al compañero despierto y me cuenta sus batallitas maratonianas.

    A las 6 en el parque hago cola para subir a los autobuses, a esa hora hace algo de fresco pero no excesivo, unos 16º, se calcula que durante el maratón subirá hasta más de 20, en Boston el diferencial de temperatura entre verano e invierno es abismal de mínimas de -28º hasta más de 30 en pleno verano, en primavera es una lotería, esta vez y como siempre que me relaciono con algo de lotería la suerte me es esquiva, el domingo 17 abril máx. de 16º, el lunes día del maratón máx. de 22º y el martes postmaraton 18º, ya es mala suerte. Los autobuses son los típicos escolares americanos, amarillos. Los autobuses listos, la cola lista, pero nadie dice nada para que entremos en los autobuses y a mí se me están empezando a helar los mocos, de repente oigo como a lo lejos alguien hablar por su walkie a todos los que organizan el cotarro, lo del walkie es un eufemismo porque el grito que pega es tan alto que se le oye sin necesidad del walkie, nos disponemos a subir, menos mal, estoy helado.






    Un buen rato después llegamos a Hopkinton a lo que parece un recinto escolar, está todo muy bien organizado y nos acomodan en una inmensa explanada, empieza el sol a calentar, ahora lo agradezco pero en mas de 3h lo acabaré maldiciendo, hay puestos de la organización para desayunar; bebida caliente, fruta, bebidas isotónicas, etc., para mi sorpresa son gratuitos. Hay fotógrafos por todas partes y me sacan fotos, no para que luego firme autógrafos, sino de la empresa Marathon-Photo que al módico precio de un hígado te hacen un reportaje, casi un book. Hay un speaker con menos gracia que Mourinho contando chistes, a las 9:00 el sol ya pega con justicia no me quiero ni imaginar a las 10, de repente oigo como ponen una canción española…”aserejé” manda narices. Nadie te dice nada, pero a las 9:30 ya empiezo a impacientarme y veo gente que va andando en una dirección así que les sigo, empezamos a andar en una larga procesión, por las calles de Hopkinton, no es que sea un núcleo urbano al uso, es como una urbanización con casas, pocas casas, pero todas casi iguales y enarbolando la bandera americana, para eso son muy americanos los americanos valga la redundancia. Se a lo que voy y llevo el móvil en la guantera (spibelt) así que aprovecho para sacar fotos, muchas fotos.










    A las 9:55 oigo el himno americano y todos absolutamente todos mantienen un escrupuloso silencio mirando a no sé donde, yo miro pero no logro saber donde miran, para no desentonar miro en la misma dirección sin tener ni idea de a que miro y pasa una escuadrilla de cazas por nuestras cabezas, hay que reconocer que estas cosas a mi me emocionan, me emociona cualquier cosa que una a las personas, ya sea una bandera, un maratón, un equipo de futbol o hasta una partida de mus, cosas de uno que se emociona con facilidad. A las 10 se oye el pistoletazo de salida y en breve empezamos a correr, EMPIEZA EL MARATON DE BOSTON.




    El maratón empieza en una colina, es la típica carretera de cualquier urbanización que todos podáis conocer, escasa densidad de población con casas unifamiliares de madera de planta baja o planta baja +1, los primeros km son cuesta abajo, hay multitud de personas a ambos lados de la salida, a mano derecha han montado una especie de gradería llena de gente, el día es soleado y la temperatura se mantiene tolerable yo voy pegado totalmente a la derecha listo para chocar cuantas manos pueda casualmente hay otro corredor que también hace lo mismo a todo aquel que levanta la mano se la chocamos. El ritmo inicial cercano a 4' es irreal porque la primera bajada es bastante pronunciada y de pronto una subida, la primera subida, no es muy pronunciada pero es bastante larga de unos 500m y me viene a la cabeza el mantra que he escuchado durante los mil años que ha durado este especifico "Boston es todo cuesta abajo" no deja de haber gente a ambos lados y voy chocando manos, las mismas manos que el corredor de delante va chocando, incluso él se atreve con varios policías que le corresponden, yo me abstengo con mi suerte seguro que le voy a chocar la mano a uno y me acaba esposando.

    Intento mantener el pulso estable pero es imposible, a la subida le llega otra bajada y luego otra subida para luego volver a bajar, sí, se baja más que se sube pero yo quiero un jodido km llano, no hay, no existe, el que inventó el maratón de Boston no le gustaba llanear, el pulso cada vez tiende a subir más de lo que baja, a las bajadas pronunciadas les llega un pequeño repecho rompe piernas para luego otra bajada suave y así sucesivamente, a los amantes del ritmo controlado les invitaría a que ese día se tomaran un valium, el perfil inicial es baja-baja-sube-baja-sube-sube-baja-baja, intento bajar la velocidad pero da igual el pulso ese día ha decidido que hará lo que le de la real gana, la gráfica se parece más a una lectura sismográfica que al pulso que se ha de mantener en un maratón y mientras, mientras se repite la procesión de gente a ambos lados chochando manos. Entretanto intento empaparme de cada metro, de cada pequeño detalle, es el maratón de Boston, es el día en que los sueños se hacen realidad. La carretera discurre por el mismo paraje, escasa densidad de población, casas cada pocos centenares de metros, no están a pie de carretera, hay un desvío de cien o dos cientos metros hasta cada casa a modo de ramal de la carretera y todos absolutamente todos los miembros de cada familia han sacado sus sillas para disfrutar de este maratón. Del maratón de Boston tengo tantos recuerdos, tantos momentos que solo un coscorrazo en la cabeza hará que me olvide de ellos, uno de esos recuerdos son la cantidad ingente de público que sacó sus mesas a modo de avituallamientos improvisados, agua, naranjas, hasta recuerdo una buena señora que había sacado algo parecido a limonada hecha en su casa, algunos niños hasta te daban chucherías, cada vez que oigo la palabra chuche no puedo evocar a Rajoy con su famoso "le va a subir el IVA a las chuches" a Rajoy que dios le tenga en su gloria porque lo que soy yo...

    Antes del km5 hay una bajada bastante tendida, aquí recuerdo que fue la última vez que intenté controlar el pulso, en la bajada el pulso se mantenía entre 5 y 7 pulsaciones por encima del normal no por debajo, por encima, por encima en UNA BAJADA, en las subidas....bueno en las subidas corramos un tupido velo, cambio de pantalla del reloj y que sea lo que dios quiera. 5km había durado el intentar controlar algo, el intentar mantener estable el pulso en una lucha por retrasar el máximo posible el desfallecimiento, sin rodajes largos en condiciones, sin una calidad decente o incluso con todo eso pero sin haber podido descansar mínimamente durante la semana y media anterior al maratón uno no puede pretender exigirle al cuerpo correr 42km como si aquí no hubiera pasado nada, perdón! 42,2km que esos 195m son excesivamente largos cuando llevas 42km (maldita la gracia de la Reina Isabel por hacer alargarlos). Recuerdo que hasta ese momento no había sacado aun el móvil para hacer videos o fotos. Entre el km5 y el km10 pasaron pocas cosas, mucha gente todos animando con carteles, la mayoría con el eslogan del maratón BOSTON STRONG, con mesas para que cojas agua y la escena se repetía una y otra vez, yo en el margen derecho de la carretera detrás del mismo corredor que al principio saludando a todos, disfrutando de la carrera, las piernas aun aguantaban el tipo, el cuerpo aun aguantaba el tipo en un ritmo totalmente irregular, a las bajadas le seguía una pequeña subida, en el maratón de Boston o subes o bajas olvídate de los llanos, analizando a posteriori el perfil del mismo en Strava puedo observar que hasta que no pisamos Boston no hay ni medio km llano.




    A partir del km10 y hasta el km25 aprox es cuando más disfruté de la carrera, hasta el 10 recuerdo un intento de imponer algo de cordura en correr el maratón y porque no decirlo tenia ciertos reparos sobre la milagrosa curación de la fascitis, mencionar que no apareció ni el km10, ni el 20, ni el 30...ni en el 40, como un oasis en medio del desierto, como una ardua travesía bajo un sol de justicia y encontrar una bendita nube, como ser un naufrago y encontrarse una isla en medio de la nada, como un perdido en el monte y encontrar el camino de vuelta, porque? ni idea, poco me importa, llamadlo placebo, llamadlo milagro, llamadlo lo que queráis pero no recuerdo ni una leve molestia. En esos 15km fue cuando saque la cámara y me dispuse a dejar constancia de lo que vivía, sobretodo del público, empecé yo a animar al publico más de lo que el publico animaba a los corredores, ver a un zumbado gritando GO GO GO...mientras corre anima al público, ellos se volvían locos, yo me volvía loco. Un consejo, eso sí, cuando corráis no gritéis, tengo registrado un pico de pulsaciones que coincide con mi máxima, ni en un entreno de series de 200m, ni en una carrera de 10, ni en una subida corriendo como si me persiguiera Carmena de Mairena he logrado alcanzar lo que alcancé en un tramo de Boston Y NO ERA SUBIDA y ni mucho menos iba rápido, el ritmo... el ritmo caía a velocidades de vértigo, para no volverme loco tenía puesto el ritmo medio por sesión, empezó a 4'15...15km más tarde el ritmo medio ya era superior a 5', a medida que el ritmo medio descendía las pulsaciones medias ascendían a la misma velocidad, me imagino a Nosferatu partiéndose el pecho de la risa al saber que todo esa incoherencia, que toda esa enajenación mental en la estrategia, que toda esa algarabía temporal, daría con mis huesos en su plato de la cena, me devoraría como el que devora un hambriento un buen cocido caliente y entonces tendría que lidiar con la irracionalidad de correr un maratón como el que pierde la cabeza y se deja llevar, haciendo la croqueta.



    Sí sí, el tio loco que grita soy yo



    Llegado cierto punto, la satisfacción de poder correr en Boston, de poder correr sin dolor, de poder disfrutar del viaje, de poder comprobar que a veces los sueños SI se hacen realidad, de poder disfrutar de algo que andaba deseando durante demasiado tiempo predominaba sobre todo, sobre cualquier tipo de control, sobre cualquier tipo de estrategia, recuerdo que el Spibelt con el móvil me molestaba durante los 10 primeros km, porque aunque no es grande si es un buen trasto y en ningún maratón había llevado ese peso extra ni ese objeto con cierto volumen, lo llevaba para hacer un video de los últimos 500m con dedicación personalizada y si por el camino viera algo interesante poder guardarlo, cuando lo saqué cerca del km10, ya apenas lo guarde hasta el km25. Desgraciadamente tengo tanto arte haciendo fotos o haciendo videos mientras corro que haciendo ganchillo de punto de cruz y muchas de las fotos y videos salieron mal, pero las que se salvaron tienen un valor incalculable. Grabé al público, fotografié los avituallamientos, mientras corría tenía el móvil en la mano hasta que de repente, en mitad de un pequeño tramo sin público a lo lejos oigo jaleo, mucho jaleo... y me digo ahí se está armando una buena voy a sacar el móvil... y entonces me encuentro con 1km de chicas que solo querían que las besaras, con carteles pidiendo besos, creo que en mis 42 años de existencia no he besado a tantas mujeres diferentes en tan corto espacio temporal , si en ese km me hacen un registro del tiempo, algunos pensarían que me había parado a atarme la zapatilla, vamos a ver, si las pobres chicas quieren llevarse un beso de un apuesto maratoniano quien soy yo para negarles ese capricho como español que soy no podía permitir que se llevaran un ingrato recuerdo, así que ese km se debatió entre grabar o besar, así que un rato grababa y otro rato me paraba a besar y cuando lo hacia oía como el griterío aumentaba, lo único que lamento es que alguna se debió quedar empapada con mi sudor, solo espero que yo no fuera el único que les dedicara ciertas atenciones, sería una lástima. Al poco tiempo vi una cosa que me llamo la atención, un grupo de mormones vestidos con sus uniformes completamente locos animando, como si estuviera a punto de ganar la medalla de oro en la final de los 100m a Usain Bolt, algo que no creo que haya logrado nunca Justin Gatlin y de pronto.... de pronto todo se hizo de noche.


    Aun no recuerdo exactamente en qué km se encendieron las luces de la fiesta, aun no recuerdo el momento en que quitaron la música y todos a casa a dormir, pero en un punto indeterminado entre el paso por la media maratón y el km25, se acabó, el cuerpo dijo que ya había tenido demasiada fiesta y que ahora tocaba fregar lo manchado, esa ingrata sensación de saber que aun te quedan muuuuchos km y que tienes menos energías que las que utiliza un oso perezoso para moverse, de saber que a partir de ahora las risas de Nosferatu retumbarían en mi cabeza como el típico amigo que despierta a un resacoso olla en mano. Sabía que este momento llegaría, lo sabía desde el mes de enero, lo sabía desde el martes anterior en que empecé a no dormir, lo sabía cuando me despertaba en el hotel a la 1 de la mañana, lo sabía desde el momento en que vi que haría >20º aprox, lo sabía desde el preciso instante en que vi que las pulsaciones se habían amotinado y habían tirado el patrón a los tiburones, lo sabia en el momento en que cuando empecé a animar al publico los picos de pulso alcanzaron mí máxima, así que ahora tocaba agachar la cabeza soltar un leve GO o un sentido THANKS y proseguir haciendo la croqueta hasta el final del recorrido, de tanto en tanto miraba el ritmo medio y esbozaba una profunda carcajada, a diferencia de Valencia aquí no habían mareos ni nauseas ni nada parecido, solo fatiga, solo cansancio, solo las fauces de la indescriptible sensación de estar totalmente fundido, como cuando quieres correr y te cogen de las piernas, como cuando quieres correr y le metes media tonelada a cada zapatilla, te pesan las piernas, te pesan los pies, te pesa hasta el braceo, todo movimiento parece una sinfonía con un final tortuoso, buscas los carteles de los km y cada vez parece como si los espaciaran más y más en pos de hacerte el recorrido más inclemente.


    Fueron aproximadamente unos 17 o 18km, 17 o 18km en una procesión en el que levantar los pies era un ejercicio de absoluta fortaleza mental, de buena gana me habría quedado en cualquiera de aquellas mesas improvisadas de la gente para tomar un tentempié siempre y cuando luego me devolvieran al hotel en sus típicas camionetas americanas. Aun y así me seguía empapando de todo, los corredores lentamente me iban adelantando, yo andaría cerca de 6' o 6'30 y aquellos irían un poco mas rápido, pero me daban mucha sana envidia, me parecía como si estuvieran corriendo a casi 20km/h, pero a pesar de todo me seguía empapando de todo y de pronto me llevé casi la mejor sorpresa que podía llevarme, el mejor regalo que me traería de Boston...a lo lejos vi al equipo Hoyt, cuantas veces habría visto ese video por internet LA HISTORIA DE AMOR MAS GRANDE DEL MUNDO [DR CORAZON] - YouTube cuantas veces me habría emocionado al verlo, cuantas veces habría tragado saliva al comprobar el coraje y la fuerza del deseo de cumplir con lo que se sueña y ahora los tenia ahí delante, el que tiraba de la silla no era Dick quizás fuera un primo o un hermano o un amigo, da igual, pero Rick sí que era él, algo mas envejecido pero era él al fin y al cabo, le choque la mano y estuve unos metros corriendo a su lado... momentos inolvidables.




    Poco a poco el paisaje se volvía mas urbano, nos estábamos acercando a Boston y en ese momento ya alternaba 500m corriendo con 500m andando, era un trotianding como oigo decir a cierta personita, vas pasando calles y la gente continuaba agolpada en las aceras y de pronto un cartel gigante anunciaba la ultima milla, la ultima milla de la 120th maratón de Boston, por un lado me daba cierta pena que se acabara, por otro lo deseaba con todas mis fuerzas, con unas fuerzas que no tenia valga la ironía, esas calles ya me eran algo familiares a pesar de que no llevaba en la ciudad ni 48h, hasta que encaras la recta final, una recta final larga con vallas, desde una perspectiva bastante distinta a la que vi decenas de veces en abril del 2013 donde esa recta ocupó portadas desgraciadamente. Entonces me acordé de que porque llevaba el móvil y me dediqué a grabar el video que tiempo atrás llevaba planeando grabar a modo del mejor regalo que podía llevarle de Boston, sin embargo también realicé otro video para todos los públicos















    Entonces sí, sí que me dedique un tiempo que no recuerdo a interiorizar lo que justo había concluido, el tiempo? curiosamente registre el peor tiempo de todos mis maratones 3h55 y recuerdo que a medida que iban pasando los km, iba intentando fijar un tiempo para no acabar andando antes, empecé por 3h15, luego 3h30, luego 3h45, luego 3h48 (peor marca personal) y por ultimo intentar sub4h, a modo de evitar dejarte ir por completo. Tras la meta quedaba un mundo hasta poder salir y volver al hotel, stands y mas stands con todo lo que necesitabas, apenas podía caminar pero era la persona más feliz de la tierra aunque cierta de nostalgia sí que sentía. Lo último que recuerdo antes de llegar al hotel es que no fueron los pocos que me iba cruzando por la calle y me daban el congratulations, me sentía héroe por un día, me sentí el héroe de una historia, de mi historia.










    Video de meta...QUE EL FORO SOLO ME DEJA COLGAR UN VIDEO POR POST

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml#post990831

    Mas Videos

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml#post990856

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml#post990859




    No quiero finalizar esta crónica sin dedicárselas a 3 personas en concreto,

    a Martin Richard

    a Krystle M.Campbell

    y a Lü Lingzi
    Puede que sus nombres no os suenen de nada y a mí, hasta hace bien poco, tampoco. Me hubiera gustado conocerlas algún día, pero eso no va a ser posible porque fueron las 3 víctimas mortales del atentado de Boston


    Otras crónicas

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml?highlight=

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml?highlight=

    https://www.foroatletismo.com/foro/a...tml?highlight=

    https://www.foroatletismo.com/foro/d...tml#post724289
    Úlima edición por Himly fecha: 03-08-2016 a las 14:35
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Jun 2013
    Localización
    Olot (Girona)
    Mensajes
    2.424
    A leer se ha dicho!!
    A ver qué nos cuentas....
    es quan corro que hi veig clar!!

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Video de meta..... que solo me dejaba colgar un video por post

    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Jul 2015
    Localización
    Encamp
    Mensajes
    4.968
    Muy grande la crónica, Himly. Me hizo reír en algunos momentos y en otros me encantó ver que lo disfrutaste tanto.


  6. #6
    Fecha de Ingreso
    Sep 2011
    Localización
    La Línea
    Edad
    51
    Mensajes
    10.879
    Equipo
    Atlas
    "Alex y tu porque corres?
    Porque me sale de los cojones!!"

    Pues ole tus cojones.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Cita Originalmente escrito por Elisa Tortuga Ver Mensaje
    "Alex y tu porque corres?
    Porque me sale de los cojones!!"

    Pues ole tus cojones.


    gracias a ambos...aunque solo lea por leerla...

    Ahi va otro video...del maraton, que solo me deja poner un post por video

    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    Dec 2013
    Localización
    Simancas
    Edad
    40
    Mensajes
    263
    jojo, que bueno, cojo palomitas que me vas a hacer revivir buenos momentos...

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Cita Originalmente escrito por joseopf Ver Mensaje
    jojo, que bueno, cojo palomitas que me vas a hacer revivir buenos momentos...
    Es cierto, ahora caigo....que tu tambien estabas, con todo el jaleo se me paso por alto...espero que la disfrutaras tanto como yo


    aprovecho para meteros otro video jo jo jo



    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Vitoria
    Edad
    52
    Mensajes
    3.938
    Menuda maratón más especial Alex!. Quien te iba a decir cuando soñabas en correrla que ese día iba a ser tan tan especial. Por todo.
    Gracias por compartir tu experiencia.
    Eres un grande.

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Cita Originalmente escrito por Beltz Ver Mensaje
    Menuda maratón más especial Alex!. Quien te iba a decir cuando soñabas en correrla que ese día iba a ser tan tan especial. Por todo.
    Gracias por compartir tu experiencia.
    Eres un grande.
    Muchas gracias Beltz, muchiiismas gracias


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    Apr 2014
    Mensajes
    1.118
    Enhorabuena Himly por cumplir tu sueño, das bastante envidia que lo sepas, jeje.

    Solo espero que este sueño sea un punto y seguido y sigas marcándote nuevos retos por cumplir.

    Saludos!
    Marcas Personales:
    5K: 20'26" (XXXVIII CP El Palo Málaga 2016)
    10K: 42'44" (Sevilla 10K Paseo María Luisa 2015)
    MM: 1h35'23" (MM Málaga 2016)
    M: 3h43'21" (M Málaga 2015)

    Objetivos 2016:
    <40' en 10K
    <1h35' en MM

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    Jan 2014
    Localización
    Castro Urdiales (Cantabria)
    Edad
    41
    Mensajes
    3.320
    Que grande Alex....
    solo puedo
    10 km : 41´55" (Laredo 2018)
    Behobia-SS: 1h37´50" (2014)
    Media Maraton: 1h35´42" (Bilbao 2017)
    Maraton: 3h 35´05" (Valencia 2017)


    Mi Diario:
    https://www.foroatletismo.com/foro/d...tml#post693050

    Km 2014 --- 1.664 km
    Km 2015 --- 2.189,04 km
    Km 2016 --- 2223,27 km
    Km 2017 --- 3.026,50 km
    Km 2018 --- 526,75 km

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    Jan 2013
    Mensajes
    739
    Que gran crónica himly! da gusto leerte y da gusto ver lo mucho que disfrutaste, porque de eso se trata.
    No te imaginas cuanto me alegro aunque no nos conozcamos, llevo mucho tiempo siguiendo tus maratones y tus crónicas en el "Gran hilo del maraton" que por cierto se os hecha mucho de menos tanto a ti como a flecha!
    Un abrazo

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    Dec 2011
    Localización
    Vitoria
    Edad
    43
    Mensajes
    8.217
    Mereció la pena la espera

    Bonita crónica, por cierto, en la foto de meta no pone 3h33 ?
    Objetivos 2017

    Hacer MMP en MM
    MM Vitoria 2016 1h33'42"
    MM Vitoria 2017 1h40'15"

    Hacer MMP en M
    M Donosti 2016 3h29'09"
    M Donosti 2017 3h36'06"

    Hacer más km, a mejor ritmo y con más desnivel que en
    2016 --> 2502km a 5'26"6 con +/-29715m de desnivel
    2017 --> 2586km a 5'26"0 con +/- 19178m de desnivel

  16. #16
    Fecha de Ingreso
    Oct 2012
    Mensajes
    26
    Emocionante y genial lo que has contado, qué bien todas esas sensaciones y lo que transmites. A correr más pars contarnoslo!!!

  17. #17
    Fecha de Ingreso
    Jun 2012
    Mensajes
    4.435
    Buffff...ni me la he leido, ni me la pienso leer. Pero pinta bien, me espero a la peli.

    Un saludo!!


    P.d. Te podias haber ahorrado las fotos.
    P.d.1. Pobres mujeres bostonianas.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

  18. #18
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Cita Originalmente escrito por Arriluze Ver Mensaje
    Buffff...ni me la he leido, ni me la pienso leer. Pero pinta bien, me espero a la peli.

    Un saludo!!


    P.d. Te podias haber ahorrado las fotos.
    P.d.1. Pobres mujeres bostonianas.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk


    - - - Updated - - -

    Cita Originalmente escrito por Tortuguita Ver Mensaje
    por cierto, en la foto de meta no pone 3h33 ?
    Si y lo comentamos con Flecha al ver la foto, creo que dijo que era porque ese reloj correspondia a las mujeres que salian mas tarde o eso creo recordar, pero mi tiempo oficial son 3h55
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

  19. #19
    Fecha de Ingreso
    Jul 2015
    Edad
    44
    Mensajes
    4.074
    Muy buena crónica, y un placer coger experiencias de un experimentado en maratón. Yo este año debutaré en Valencia y se aprende mucho de vosotros. Ayer me acosté como q casi media hora más tarde leyéndola....

  20. #20
    Fecha de Ingreso
    Aug 2013
    Localización
    Viella, Val d'Aran
    Edad
    44
    Mensajes
    6.298
    Cita Originalmente escrito por Fon Ver Mensaje
    Muy buena crónica, y un placer coger experiencias de un experimentado en maratón. Yo este año debutaré en Valencia y se aprende mucho de vosotros. Ayer me acosté como q casi media hora más tarde leyéndola....
    Siento haber sido culpable de privarte el sueño

    Has elegido bien, debutar en Valencia es debutar en muy buen escenario, disfrútala porque de primer maratón solo hay uno
    Maratones Disputados
    -Barcelona-mar'13
    -Berlín-sep'13
    -París-abr'14
    -Valencia-nov'14
    -Barcelona-mar'15
    -Donosti-nov'15
    -Boston-abr'16
    -Donosti-nov'16



    Alex y tu porque sales a correr?
    porque me sale de los cojones!!!!


    Perfil Strava http://www.strava.com/athletes/73970...source=top-nav

Página 1 de 2 1 ... ÚltimaÚltima

Temas Similares

  1. 120th Boston Marathon
    Por Himly en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 33
    Último Mensaje: 18-11-2015, 14:27
  2. 42nd Berlin marathon. Crónica de mi segundo maratónmmanue.
    Por Sparky_wow en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 10
    Último Mensaje: 05-10-2015, 18:27
  3. Crónica de la 40th Berlin Marathon
    Por Himly en el foro Atletismo Popular
    Respuestas: 57
    Último Mensaje: 16-06-2014, 13:10
  4. Boston Marathon en directo
    Por krilinmvp en el foro Atletismo Profesional
    Respuestas: 15
    Último Mensaje: 24-04-2014, 18:37
  5. Respuestas: 0
    Último Mensaje: 17-07-2012, 16:00